Choque entre los barones territoriales del PSOE. El cambio de criterio del Gobierno para decidir el reparto de los 16.000 millones del fondo no reembolsable a las comunidades autónomas, dando prioridad a la población en lugar de al número de afectados por el coronavirus, ha abierto una brecha entre los presidentes autonómicos socialistas, según fuentes presentes en la reunión consultadas por Vozpópuli

Un choque evidenciado durante la videoconferencia que el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, ha mantenido este domingo con los presidentes de las comunidades y ciudades autónomas: Emiliano García-Page se ha manifestado abiertamente en contra de la nueva propuesta del Ministerio de Hacienda para el reparto del fondo, mientras Ximo Puig y Guillermo Fernández Vara han salido en defensa de Sánchez.  

Una disputa abierta en primera instancia por el presidente de Castilla La-Mancha, Emiliano García-Page. En su intervención, Page se ha dirigido a Sánchez para señalarle que "no es justo" el cambio de criterio en el reparto del fondo y ha expresado su apoyo a las críticas manifestadas anteriormente por los presidentes Cantabria, Miguel Ángel Revilla, y de Cataluña, Quim Torra, quien ha acusado al Gobierno de "asfixiar" a su comunidad autónoma

"Este es un fondo extraordinario que tiene que ver con el grado objetivo de la afectación de la enfermedad, no con otros criterios", ha reivindicado Page, según las fuentes consultadas, recordando que el cambio de criterio también perjudica a La Rioja y Castilla y León, donde el gasto para poder hacer frente al virus ha sido mayor que en otras autonomías más pobladas. 

Su comunidad autónoma es, junto a Madrid y Cataluña, una de las más afectadas por el cambio de criterio en el reparto del fondo no reembolsable. Con dos millones de habitantes, Castilla La-Mancha caería al octavo lugar en el reparto de 9.000 millones destinados a Sanidad, habiendo sido la tercera comunidad más afectada por la pandemia.

El presidente castellano-manchego también ha criticado que el Gobierno haya decidido a última hora diluir los 1.000 millones que iban a destinarse a bienestar social en la partida para sanidad y que se haya creado una nueva partida de 2.000 millones para educación, cuando hay otros sectores que se han visto más afectados por la pandemia. Y sobre educación también ha criticado que desde la fase 3 se puedan compartir piscinas, discotecas, terrazas y playas pero no se puedan abrir los colegios.

Reparto del fondo y defensa de Puig y Vara

Sánchez ha comunicado a las autonomías que 9.000 millones del fondo se destinarían a gastos sanitarios; 2.000 millones para un fondo de Educación y otros 5.000 millones serían para compensar la caída de ingresos derivada del parón económico. de estos últimos, 800 millones irían a compensar la disminución de la facturación de los servicios de transporte, como metro, cercanías o autobuses interurbanos.

Frente a las críticas de Page, han salido en defensa de Sánchez y del criterio poblacional para repartir los 16.000 millones del fondo el presidente valenciano, Ximo Puig, y el de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, quien ha calificado como "adecuado" el reparto. 

Puig ha defendido que la nueva propuesta del Ministerio de Hacienda para la distribución del Fondo No Reembolsable va en dirección "hacia una mayor justicia en la distribución de los recursos". "Nunca todos vamos a estar de acuerdo, pero sí hay que avanzar en una mayor realidad del gasto que ha habido y de las repercusiones de la pandemia", según fuentes presentes en la reunión.

El presidente valenciano, al contrario que Page, ha apoyado también la creación de un tramo para atender los gastos educativos., ya que, ha recalcado, todos somos conscientes de las necesidades que vamos a tener y del debate sobre la Educación, que va más allá de la postpandemia y que, como un servicio básico del estado de bienestar, merece un debate común de los presidentes autonómicos.

Al respecto, el presidente Pedro Sánchez le ha contestado que el jueves la vicepresidenta cuarta se reúne con los consejeros de Educación para tratar estas cuestiones, con lo que, ha indicado, el próximo domingo, en la Conferencia de Presidentes se hará un análisis y balance sobre la Educación.