Política

El independentismo reta a Sánchez y aprueba limitar los precios del alquiler

El Parlament aprueba con los votos de JxCat, ERC, la CUP y Catalunya en Comú Podem una ley que según el Consejo Estatutario de Garantías viola competencias del Estado

Quim Torra.
Quim Torra. Efe.

El Parlament de Cataluña ha aprobado la ley que regulará los precios del alquiler de vivienda tras los votos positivos de los partidos independentistas JxCatERC y la CUP junto a los de Catalunya en Comú Podem

La aprobación de la medida pone por su forma y fondo en un brete al Gobierno de coalición del PSOE y Unidas Podemos. Tiene a sus espaldas la consideración de "inconstitucional" por parte del Consejo Estatutario de Garantías catalán y llega en plenas negociaciones políticas para los Presupuestos Generales del Estado de 2021.

El espíritu de un control de precios provoca además división en el propio PSOE. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se comprometió en su Pacto de Legislatura con Pablo Iglesias a "habilitar" a las Comunidades a regular los precios, compromiso que todavía no ha materializado.

El Consejo Estatutario de Garantías - una suerte de Tribunal Constitucional catalán pero cuyos veredictos no son vinculantes - había concluido previamente, tras un recurso presentado por el PP y Cs, que el proyecto es esencialmente inconstitucional por considerar que la Generalitat no tiene competencias para implementarlo y vulnera el derecho constitucional a la propiedad privada. El Partido Socialista Catalán también ha votado en contra. 

Inconstitucionalidad

Fuentes jurídicas coinciden en señalar su presunta inconstitucionalidad por "el evidente choque con artículos de la Constitución Española que reconocen el derecho a disponer libremente de la propiedad privada".

Frenarla requiere la interposición de un recurso de inconstitucionalidad -el PP ya ha dicho que lo presentará- sobre el que el TC podría tardar un año en pronunciarse. Mientras tanto, lo único que puede interrumpir su entrada en vigor es un recurso de inconstitucionalidad presentado por el propio Gobierno Central. Los caseros, encabezados por la asociación Asval (que representa fundamentalmente a los principales fondos tenedores de vivienda), han advertido de una fuga de inversiones y de los problemas que ha tenido la medida en las ciudades en las que se ha implementado

Sobre toda Cataluña

La inédita ley catalana regiría sobre los 60 municipios catalanes con más de 20.000 habitantes. El precio del alquiler en Cataluña ha subido un 60% en el último lustro, según datos del portal inmobiliario Fotocasa. En enero, los precios en Barcelona estaban "moderándose" según fuentes del sector; acumulan una caída del 5% desde mayo, según Idealista.

La regulación entraría en vigor para zonas determinadas como tensionadas en dos fases: primero de forma excepcional y, presumiblemente en nueve meses, de forma general.

Llega tras otro intento del independentismo, finalmente frustrado, en 2019. Esta vez se ha aprobado tras un acuerdo in extremis entre los dos partes favorables al control más enfrentadas entre sí hasta ahora: JxCat y el Sindicat de Llogaters

El punto de división pasaba por la definición del concepto de "propietario vulnerable", esto es, la definición del propietario que quedaría exento del control. El Sindicato defendía que quedaran exentos quienes ingresen 1,5 veces el Indicador de Renta de Suficiencia catalán (1.200 euros al mes), mientras que JxCat abogaba porque sean aquellos que ganen 5,5 veces ese IRSC (3.000 euros). El pacto final es que valor sea de 2,5 veces, unos 1.422 euros mensuales.

Límites

La ley establece dos límites al precio de los nuevos contratos de alquiler de vivienda de todos aquellos que propietarios que no sean "vulnerables".

El primero es que el precio del alquiler no podrá subir en los nuevos contratos dentro de las zonas tensionadas. El segundo es que si el precio del alquiler actual excede la media de su zona, el nuevo contrato deberá ajustarse a esa media.

Índice de precios

Es entonces donde entra en juego un índice de precios y zonas "tensionadas" que fijará la propia Generalitat. Dicho índice establecerá el precio medio de cada zona de los municipios catalanes.

Las viviendas que salgan al mercado a partir de ahora deberán ajustarse también a las medias fijadas por ese índice.

Propietarios "vulnerables" y excepciones

La principal excepción a la ley pasa por los llamados "propietarios vulnerables". Se entenderá por tales aquellos que ingresen menos de 2,5 veces el Indicador de Renta de Suficiencia catalán. 

La obra nueva quedará fuera de la ley ya que, reivindican sus promotores, se busca incentivar la construcción de vivienda protegida.

También podrán aumentar el alquiler aquellos que hayan realizado en el último año obras de rehabilitación, esto es, que mejoren la habitabilidad y la eficiencia energética de la vivienda.

Quedarán además exentas las viviendas en las que medie relación de parentesco entre propietario e inquilino como así también los contratos previos a 1995.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba