Política

Casado y Arrimadas enfrían la coalición entre PP y Ciudadanos en Cataluña

El PP catalán esgrime que la negociación presupuestaria del partido naranja con Sánchez dificulta el acuerdo. En Ciudadanos dicen que la oferta "va en serio", pero se ven por delante de los populares

El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, y la presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, se saludan al inicio del acto central de campaña de la coalición PP+Cs.
El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, y la presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, se saludan al inicio del acto central de campaña de la coalición PP+Cs. EFE/Javier Zorrilla

La coalición entre PP y Ciudadanos para las próximas elecciones catalanas cotiza a la baja. Las bases tanto de uno como de otro partido en Cataluña están mayoritariamente en contra de la alianza. A ese rechazo se suma ahora un desinterés creciente de las direcciones nacionales lideradas por Pablo Casado e Inés Arrimadas respectivamente.

Fuentes de PP y Ciudadanos se niegan a dar por enterrada la coalición. Pero no existe contacto alguno para avanzar en el acuerdo. Y el tiempo corre en contra de la negociación, sobre todo porque Casado y Arrimadas ya no comparten la estrategia de oposición contra Pedro Sánchez.

Tampoco está claro si la pandemia del coronavirus permitirá celebrar elecciones en otoño o si, por el contrario, los comicios deben retrasarse a comienzos del 2021. El presidente de la Generalitat, Quim Torra, será inhabilitado el 17 de septiembre si el Tribunal Supremo ratifica su condena por desobediencia.

Pactos Arrimadas-Sánchez

El diálogo de Arrimadas con Sánchez es el principal argumento que esgrime el líder del PP catalán, Alejandro Ferández. En su opinión, un hipotético pacto presupuestario entre Ciudadanos y el Gobierno, y la insistencia de Arrimadas por invitar al PSC hacen muy difícil reeditar la coalición electoral del País Vasco.

Fernández, dicen fuentes consultadas por Vozpópuli, no quiere el pacto. Las próximas elecciones serían sus primeras como candidato. Las expectativas de Fernández son buenas y confía en al menos doblar los cuatro escaños que el PP logró en diciembre del 2017. "No tiene sentido para él", dicen estas fuentes.

Las perspectivas son diferentes para Ciudadanos. El partido naranja ya sabe que no repetirá la victoria de Arrimadas en aquellas elecciones. La única duda es hasta dónde puede caer. Ciudadanos todavía está digiriendo el sorpresivo relevo en la candidatura a la Generalitat anunciado hace unos días. La dirección colocó a Carlos Carrizosa en sustitución de Lorena Roldán, una apuesta personal de la anterior cúpula presidida por Albert Rivera.

"Nuestra disposición a hacer una coalición constitucionalista va totalmente en serio", aseguran desde el entorno de Arrimadas.

Acuerdo en Lérida y Gerona

Sin embargo, el interés que se percibe en Ciudadanos por el acuerdo es menor que hace unos meses. Y los naranjas están convencidos de que todavía son lo suficientemente fuertes cómo para ganar al PP en Cataluña. La formación naranja no ve con malos ojos la propuesta del secretario general del PP, Teodoro García Egea, de limitar el pacto a una entente puntual en las provincias de Lérida y Gerona.

"Puede ser algo práctico. Si constatamos que un acuerdo en estas circunscripciones realmente suma podría ser una opción", aseguran. "Tarragona y Barcelona quedarían al margen y cada uno tendría su candidato".

Lo que tienen claro ambas partes que es que solo Casado y Arrimadas pueden desbloquear esta situación. Y que el acuerdo no llegará desde Cataluña, sino desde Madrid. El temor en Génova es que una coalición con Ciudadanos mientras Arrimadas negocia los Presupuestos con Sánchez provoque una fuga de votos a Vox. Y que la suma acaba penalizando a ambos

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba