La vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, ha insinuado este jueves ante los medios de comunicación que la reunión que está programada para el próximo 6 de febrero entre Pedro Sánchez y Quim Torra podría no llevarse a cabo. El matiz introducido en la respuesta a la cuestión sobre dicho encuentro ha sido "esa reunión, de producirse", algo que deja en el aire la posibilidad de que el encuentro entre el presidente del Gobierno y el líder del Govern no llegue a realizarse.

Calvo ha explicado que si la reunión reunión se hará para hablar de los problemas de Cataluña en el marco de la "seguridad jurídica" del Estado español y no para afrontar esta conversación desde algunos planteamientos que ha visto reflejados en los medios de comunicación este mismo jueves por parte del independentismo.

En concreto, Torra ha condicionado la mesa con el Gobierno a la negociación de la autodeterminación y la amnistía. Por este motivo, exige "garantías" en este diálogo pactado entre ERC y el PSOE. Una vez tenga la respuesta del Ejecutivo central, decidirá en una reunión con el resto de formaciones independentistas si inicia la conversación.