PSOE El candidato alternativo a Page no despega: Ferraz no se moja y su agrupación no le apoya

El alcalde de Azuqueca de Henares lleva un mes recorriendo su federación para hablar con las bases antes de decidir si se presenta al congreso regional frente al presidente de la comunidad. Sin el apoyo explicito de la dirección federal, apela al 'pedrismo', mientras los partidarios de Emiliano García-Page se empeñan en demostrar que no tiene respaldo ni en su provincia ni en su ciudad

El alcalde de Azuqueca de Henares, José Luis Blanco
El alcalde de Azuqueca de Henares, José Luis Blanco

En una semana, los militantes del PSOE de Castilla-La Mancha tendrán ya el calendario de su congreso regional y la fecha de las primarias que celebrarán si finalmente hay más de un candidato. Por ahora, nadie ha confirmado que vaya a dar el paso pero sí hay un aspirante: el alcalde de Azuqueca de Henares, José Luis Blanco, que lleva un mes visitando agrupaciones para ver si tiene respaldo suficiente para enfrentarse al presidente, Emiliano García-Page, de quien todos dan por hecho que se presentará, aunque no lo ha confirmado. Pero, por lo pronto, con lo que no parece contar Blanco es con el respaldo expreso de la dirección federal, ni con el de su agrupación.

En mitad de su periplo por las federaciones, José Luis Blanco se despertó ayer con un duro manifiesto que, según los impulsores, firmaron "dos de cada tres" militantes de su agrupación y en el que le piden que "reconsidere su decisión" de presentarse a las primarias. En el comunicado, al que tuvo acceso este periódico, piden al alcalde que se dedique al Ayuntamiento, critican que se enteraron de su decisión por la prensa y ven erróneo que trate de competir por el liderazgo del partido con el presidente.

"De la misma manera que nos parecería equivocado disputarle la Secretaría General a Pedro Sánchez si fuera presidente del Gobierno de España, y optase a revalidar el liderazgo orgánico", recalcan. Para el 66% de los militantes de su agrupación, es García-Page, quien creen que está gobernando "con gran esfuerzo y acierto" el más indicado para seguir al frente del PSOE de la comunidad.

Pero este manifiesto no es el primero que se decanta en su provincia por el presidente. A principios de mes, más de 100 alcaldes de toda Guadalajara suscribieron otro en el que apostaban también por Emiliano García-Page en este proceso, dejando claro su "rotundo apoyo" a Pedro Sánchez para que gane las próximas elecciones generales.

Dos avisos que detractores del presidente autonómico atribuyen al "nerviosismo" de su entorno y al que los apoyos de la candidatura de José Luis Blanco restan importancia. Ahora, señalan, como ocurrió el pasado 21 de mayo en las primarias federales, serán los militantes los que decidan quién es su líder. 

Por lo pronto, sí parece que está encontrando respaldo entre miembros de las plataformas que surgieron en Castilla-La Mancha, como en el resto de España, en apoyo a Pedro Sánchez después de su dimisión el pasado octubre. Fuentes de este entorno aseguran que la militancia está respondiendo bien a los actos que está organizando el alcalde y creen que el resultado de este periodo de reflexión será que "hay agua en la piscina" para poder lanzarse. El objetivo de Blanco es continuar con la "corriente de ilusión" que recorrió al PSOE con la vuelta de Pedro Sánchez y llevar esos valores de un partido "coherente y creíble" a su federación.

Ni ha habido contactos entre el aspirante y el secretario general, ni constan movimientos dirigidos a impulsarle

Eso sí, las fuentes consultadas admiten que, por ahora, esta candidatura no ha tenido ningún apoyo explícito de Ferraz. Ni ha habido contactos entre el aspirante y el secretario general, ni consta que haya movimientos dirigidos a respaldarle, aunque hay quien cree que llegarán una vez arranquen las primarias.

Mientras tanto, en la dirección federal nada indica que los vaya a haber. Ferraz ha querido ofrecer una imagen de neutralidad absoluta en todos los procesos internos, pero es evidente que hay grados de neutralidad. El mensaje oficial ha sido el mismo hasta ahora en todos los congresos regionales, pero las situaciones fueron muy diferentes, por ejemplo, en la Comunidad Valenciana y en Extremadura. No hubo dudas de que, en el primer caso, la dirección de Pedro Sánchez apoyaba al contrincante del presidente Ximo Puig, mientras que no se puso ninguna piedra en el camino de Guillermo Fernández Vara.

Y en los procesos que están por venir también se dan estos dos escalones. Nadie duda de que José Manuel Franco es el candidato de Sánchez en la Comunidad de Madrid o Adrián Barbón en Asturias, mientras que en Castilla-La Mancha la situación es diferente. 

No es que la relación entre el secretario general y García-Page se haya recompuesto (es más, fue el primer 'barón' con el que tuvo un enfrentamiento directo tras el último Congreso, a cuenta de la consulta a las bases del acuerdo de gobierno con Podemos), sino que Ferraz cree que hay batallas que no son necesarias dar. Después de la derrota ante Ximo Puig, no es momento de abrir otra pelea en la que no ven posibilidades de éxito.

Por eso, algunos 'pedristas' avisan de que no todo el que se coloque esta etiqueta en unas primarias tendrá detrás el respaldo del aparato que llevó a Sánchez a la victoria y que está ahora a los mandos del partido. No harán nada para impedir que se presenten, ni ven mal que se plante cara a los 'barones, pero "hay desgastes que no merecen la pena". 

Por lo pronto, algunos sectores del partido en Castilla-La Mancha que sí apoyan a Blanco, admiten que ese respaldo no existe. Ni siquiera lo tienen, admiten, de uno de los hombres más fuertes de Sánchez en la federación, el diputado y líder del PSOE en Albacete Manuel González Ramos, al que algunos situaban incluso como un posible contrincante de Page. Según estas fuentes, ya ha dejado claro que apuesta por la continuidad del presidente.

Pese a todo, el otro sector del partido, a priori mayoritario, no las tiene todas consigo. Hay muchos que no terminan de fiarse de la neutralidad de Sánchez, aunque no tienen dudas de que Page repetirá en el cargo. El presidente no ha confirmado públicamente que vaya a presentarse a la reelección, pero ha desparecido la sombra de duda que arrojó cuando, el pasado abril, vinculó su futuro al resultado de las primarias federales, en las que apoyó a Susana Díaz. 

Ahora, nadie duda de que se vaya a presentar, más aún después de su acuerdo de gobierno con Podemos, con el que salvó los presupuestos, con un amplísimo respaldo de la militancia. Por eso, sostienen, la única pregunta es si lo anunciará antes o después del Comité Regional del próximo 3 de septiembre. Ahí se fijarán los plazos para que los aspirantes comiencen a buscar los avales que les permitan meterse en la carrera.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba