El líder del PSOE, Pedro Sánchez, y el de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, solo han tardado 48 horas en ponerse de acuerdo en algo que hace escasos días parecía imposible. Las negativas a un Gobierno de coalición eran constantes y la inclusión del líder morado en un Ejecutivo estaba vetada. Sin embargo, ahora hay un preacuerdo que tendrá que ver si logra los apoyos necesarios para sacar a España del bloqueo político. 

Este martes, Sánchez e Iglesias anunciaron una declaración institucional por sorpresa tras negociar desde que se conocieron los resultados de las elecciones generales -el PSOE ganó pero perdió tres escaños; Unidas Podemos se mantuvo en cuarto lugar, restando siete diputados-.

Ambos aparecieron ante los fotógrafos fundidos en un apretón de manos que después de firmar el acuerdo rodeados de sus respectivos equipos negociadores y quienes suenan para ministros, se convirtió en un abrazo. Este acuerdo de legislatura -para cuatro años- hará realidad, si sale adelante, la investidura del líder socialista. Pero, ¿cuándo podrá ser la investidura a Sánchez?

El martes 3 de diciembre se constituirán las Cortes Generales. Este es el primer paso para que arranque el calendario de la investidura

No hay fecha clara, lo único que parece evidente es que resulta casi imposible que sea antes de la semana del 9 de diciembre. Estos son los plazos de la investidura:

3 de diciembre

A principios del mes de diciembre, en concreto el martes 3 del próximo mes, es el día en el que se constituirán las Cortes Generales (Congreso de los Diputados y Senado). Este es un paso muy importante para que se pueda desarrollar un debate de investidura, no obstante, para ello es necesario que el jefe del Estado, el rey Felipe VI, haya hecho previamente una ronda de consultas con los líderes políticos. 

De esta manera, aunque se hayan constituido tanto la Cámara alta como la Cámara baja, la investidura no puede celebrarse inmediatamente después. 

El Hemiciclo del Congreso de los Diputados durante el discurso de investidura de Pedro Sánchez

Sin embargo, la legislatura sí habrá comenzado. Arrancará cuando, tras constituirse las Cortes, quien haya recabado los apoyos para ser presidente del Congreso tendrá que acudir a la Zarzuela para informar de ello al monarca. 

4 de diciembre

Esta fecha también es clave. Justo un día después, el Rey podrá iniciar la ronda de consultas previa a la investidura. Para ello, debe tener constancia de qué partidos han logrado en los comicios del pasado domingo representación parlamentaria, en este caso, una veintena de partidos. 

Así, el monarca podrá comenzar la ronda de consultas, que tiene carácter obligatorio, antes de proponer a un candidato para ser investido presidente del Gobierno. 

Para el momento en el que Felipe VI inicie la ronda, los grupos parlamentarios tiene que haber enviado una carta a la Mesa del Congreso para formalizarse como tales. El plazo sería de cinco días hábiles desde la constitución de las Cortes, aunque, según informan a Efe, este puede ser acortado y permitir que se realice en menor tiempo.  

6 de diciembre

Al ser una veintena de formaciones políticas, es inevitable que los contactos lleguen, mínimo, hasta el día 6 de diciembre, viernes. Nada regula la ronda, pero es cierto que hasta este momento, estas reuniones siempre se han producido en dos días.

Meritxell Batet y el rey Felipe VI

Aún así, también podrían hacerlas por teléfono o podrían celebrarse todas las reuniones en un solo día.

En caso de llegar hasta el viernes 6 de diciembre, España se sitúa en un festivo nacional por el Día de la Constitución.

7, 8 y 9 de diciembre

El 7 y el 8 de diciembre son sábado y domingo, respectivamente. Tras este fin de semana, el día 9, lunes, también es festivo.

En este momento es probable que la Presidencia del Congreso ya haya anunciado la fecha del comienzo del debate de investidura, por lo que se sabría también cuándo sería la primera votación. Esta requiere la mayoría absoluta para salir adelante, mientras que la segunda -que debe celebrarse 48 horas después-, solo necesita la mayoría simple -más síes que noes-.

12 de diciembre

Esta fecha hay que tenerla en cuenta puesto que comenzará una Cumbre europea a la que deberá acudir el presidente del Ejecutivo en funciones. Así, España se planta en la semana del 16 del próximo mes. 

La probabilidad de que salga adelante la investidura en una primera votación es prácticamente imposible, ya que Sánchez necesita 176 votos a su favor

16 y 17 de diciembre

El lunes 16 podría iniciarse el debate de investidura. Ese mismo día tendría lugar el discurso del candidato a la Presidencia del Ejecutivo y las posteriores intervenciones de los grupos parlamentarios. Al día siguiente, 17 de diciembre, continuarían los diferentes partidos con sus declaraciones en el Congreso y se procedería a la primera votación

Pedro Sánchez durante el último debate de investidura

La probabilidad de que salga adelante la investidura en una primera votación es prácticamente imposible. Sánchez precisaría de un total de 176 diputados a su favor y, en este momento solo cuenta con el apoyo explícito de Iglesias, lo que supone que sumen 155. Es previsible que otras formaciones den su respaldo al socialista, aunque tampoco lograrían sacarla adelante. 

19 de diciembre

Para una segunda votación deben pasar 48 horas, dos días. Así, los parlamentarios acudirían de nuevo al Congreso el día 19 de diciembre, jueves. En este caso, Sánchez volvería a hablar frente a los diputados y los partidos podrían replicarle, aunque los tiempos se acortan. 

Tras los discursos de todos los dirigentes, será el momento de la segunda votación. Todo esto se haría en la misma jornada del 19. En este caso, solo precisaría mayoría simple, es decir, más síes que noes, una posibilidad muy probable si finalmente cuenta con la abstención de los republicanos de ERC, a pesar de que los de Oriol Junqueras rechazaron este martes el preacuerdo PSOE-UP.

El debate de investidura puede convocarse de un día para otro, con una única condición: que los diputados deben ser avisados con tiempo para llegar al Congreso

Afirman que votarán 'no' si no hay diálogo político sobre Cataluña, pero el PSC se encuentra en plenas negociaciones para hacer cambiar de idea a los republicanos. 

Un dato relevante es que el debate de investidura se puede convocar de un día para otro. Hay una única condición: que los diputados deben ser avisados con tiempo para llegar al Hemiciclo.