El inicio de la campaña independentista en Cataluña hacia el referéndum del 1 de octubre ha estado marcado por una burla constante al Gobierno, la Fiscalía y las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, especialmente a la Guardia Civil. Reunidos en la antigua plaza de toros de Tarragona, miles de separatistas han cantado al unísono: "¿Dónde están las papeletas? ¿Las papeletas, dónde están?". Una mofa en toda regla al Estado de Derecho y la Constitución.

La plana mayor del Govern, con Carles Puigdemont y Oriol Junqueras al frente; diputados de Junts Pel Sí, la CUP y Catalunya Sí que es Pot, y los líderes de sus estructuras civiles ANC y Òmniun han ocupado las primeras filas. A las chanzas han acompañado las amenazas de estos parlamentarios separatistas, que han sacado los dientes en esta recta final  del 1-O llamando a la "desobediencia".

"Bienvenidos querellados y querellados, al club de los querellados", ha afirmando con regocijo el propio Puigdemont en el inicio de su intervención, refiriéndose a los alcalde pro-referéndum apercibidos por la Fiscalía. El jefe de la Generalitat se ha jactado de que "nos dijeron que no llegaríamos a los 18 meses de Gobierno ni haríamos la Ley del Referéndum, y la hemos hecho". Una ley que ha sido suspendida por el Tribunal Constitucional, máximo garante de la Carta Magna.

"Dijeron también que no votaremos el 1-O. ¿Qué creen que pasará? Claro que votaremos, por las dificultades que hemos superado y que superaremos. ¿Alguien cree sinceramente que no votaremos, pero qué país piensan que somos, qué piensan que somos los catalanes?, se ha preguntado Puigdemont.

"En Cataluña no perseguimos urnas ni papeletas, ni cerramos paginas web, ni amenazamos a alcaldes, no intimidamos a medios de comunicación, ni alimentamos la cloaca del Estado para perseguir a cargos políticos", ha destacado. "Los que cortan la luz en los colegios electorales son los que cortan la luz a los hogares vulnerables", ha añadido.

En su arenga final, Puigdemont ha pedido a la separatistas que "salgan a la calle y lleven una papeleta de las muchísimas que habrá a disposición y díganle a la gente ponga luz a una oscuridad que ya hace demasiados años que dura", ha remachado.