Política

"Mucha gente rechaza cargos políticos por el escrutinio al que hoy están sometidos"

¿Existe un límite en las críticas e informaciones sobre los políticos españoles? Expertos en comunicación política explican a 'Vozpópuli' cómo debe defenderse un político en medio de una crisis que afecta a su imagen

Pablo Casado muestra un TFM (izquierda). Pablo Iglesias atiende a los medios (derecha).
Pablo Casado muestra un TFM (izquierda). Pablo Iglesias atiende a los medios (derecha). Tere García.

Poco queda del ánimo con el que el vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado,presentó ante los medios de comunicación los cuatro Trabajos de fin de máster (TFM) del título de Derecho Autonómico y Local que obtuvo en la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) -tres años antes que la expresidenta de la Comunidad de Madrid Cristina Cifuentes- el pasado 10 de abril.

"¿Hasta dónde están dispuestos a llegar?". "¿Qué es lo próximo? ¿Qué rebusquen en la EGB? ¿Ver publicado un análisis de sangre para ver si un médico, de forma falsa, dice que consumo estupefacientes?". "Hay que hacer una reflexión de dónde está el límite del honor y la calumnia".

Visiblemente enfadado, el joven líder del PP lanzaba estas y otras preguntas este miércoles en el programa 'Espejo Público' tras ponerse en duda el procedimiento con el que se habría sacado su licenciatura en Derecho en el Centro de Enseñanza Superior Cardenal Cisneros de Madrid, adscrito a la Universidad Complutense.

Casado fue el paradigma perfecto de la comunicación política cuando salió a dar a conocer a la prensa sus trabajos y documentación"

Un día después de hacerse público que la juez que instruye el caso del máster de Cifuentes también investigará el título obtenido por Casado con miras a descubrir las supuestas irregularidades que habrían podido cometerse en el instituto universitario dirigido por Enrique Álvarez Conde en la URJC, el popular ha terminado estallando. Aunque ha preferido defenderse de las acusaciones dando explicaciones, ha apelado al artículo 197 del Código Penal que prohíbe revelar expedientes académicos. ¿Existe un límite en las críticas e informaciones sobre los políticos españoles? ¿Cómo deben defenderse ante publicaciones de las que se consideran víctimas?

De acuerdo a Javier Álvarez, responsable de la consultora Stratego Comunicación, en España ya no existen los límites. "En este país hace tiempo que hemos pasado todos los límites. Hay mucha gente rechaza cargos políticos precisamente porque te ves sometido a un escrutinio y a una libertad de opinión de todo el mundo que no está dispuesta a hacerlo", considera. Además, añade que algunos sueldos tampoco "merecen la pena" para sufrir "cierto tipo de acoso". "Es difícil defenderse cuando no hay acusaciones concretas, sino sospechas que se lanzan. Se trata de un caso de comunicación de crisis, afecta a su imagen, y lo primero que hay que hacer es salir el primero y contar toda la verdad a la primera, de una sola vez", apunta.

Intimidad y vida privada

Con él coincide la experta en comunicación política Marta Rebolledo. "Lo primero que debe hacer un político cuando estalla un escándalo así es salir a dar la cara. De hecho, Pablo Casado fue el paradigma perfecto de la comunicación política cuando salió a dar a conocer a la prensa sus trabajos y documentación, contrastando con la reacción de su compañera Cifuentes, que optó por esconderse", explica a 'Vozpópuli'.

Aunque los políticos tienen su intimidad y vida privada, sirven a los ciudadanos y es normal que se les investigue, eso sí, desde el respeto"

"Los políticos tienen que adelantarse y salir antes de que se comience a dar rienda suelta a las interpretaciones sobre lo que está pasando", añade la también subdirectora del Máster en Comunicación Política de la Universidad de Navarra. Sin embargo, la evolución en el ánimo de Casado al defenderse de las acusaciones es evidente. "Posiblemente se haya hartado. Pero alguien que se dedica a la política no debe perder los nervios", destaca.

Aunque los políticos tienen su intimidad y vida privada, opina, sirven a los ciudadanos y es "normal" que se les investigue, eso sí, "desde el respeto". "Desde que estallase el caso del máster de Cifuentes, hay una fiebre en torno a los currículums, se le está dando mucho bombo, mientras que otras más importantes se están dejando de lado", opina.

El chalet de Iglesias y Montero

Pero Casado no es el único que ha visto revelados datos que se supone que pertenecen a su esfera privada. Más allá de los expedientes académicos, otros líderes políticos se han visto sorprendidos este miércoles con la publicación sobre asuntos que pertenecen a su intimidad. El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, y la portavoz del partido en el Congreso, Irene Montero, dejarán su vivienda unifamiliar de Rivas-Vaciamadrid para trasladarse a un chalet en la zona residencial La Navata, a unos tres kilómetros de Galapagar. 

Sin embargo, fuentes de Podemos tardaron horas en confirmar la información puesto que en un principio consideraron que se trataba de un tema que afectaba a la vida y la actividad privada de los dirigentes de la formación morada y debían ser ellos quienes confirmaran o no la noticia. "Son casos distintos, pero en ambos estamos ante una comunicación de crisis y ambos son síntoma de la degradación que tienen los ciudadanos de los políticos", dice.

Todo lo que relaciona dinero y política, o enchufes y política, siempre se critica. También sus condiciones de trabajo, aunque se desconozcan"

"Todo lo que relaciona dinero y política, o enchufes y política, siempre se critica. En España los sueldos de los políticos suelen ser más bajos que en otros países, pero se critican. También sus condiciones de trabajo, cuando la mayoría de la gente las desconoce. Hay varios bulos sobre las puertas giratorias o de la indemnización que reciben cuando salen del Congreso, pero pocos saben que al salir tienen un tiempo de incompatibilidad con el trabajo o, por ejemplo, que muchos no cotizan a la Seguridad Social mientras ejercen un cargo público", considera Álvarez.

Ahora bien, el responsable de Stratego habla de "efecto boomerang" en el caso del dirigente de Podemos. "Antes de ser político en activo, Iglesias reprochó a Luis de Guindos en Twitterhaber desembolsado una cuantía similar a la que él habría pagado por una vivienda, él también pasó el límite, se lo lanzó a un ministro hace años y ahora le ha llegado de vuelta", concluye.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba