Política

Exteriores admite que el consulado en Escocia tiene “un indudable componente político”

Borrell cesó al último cónsul en Edimburgo por unas “declaraciones de naturaleza política” sobre la posición de España si una Escocia independiente pidiera el ingreso en la UE. El diplomático ha respondido ahora con un recurso ante la Justicia

El excónsul en Edimburgo, Miguel Ángel Vecino, con la primera ministra escocesa, Nicola Sturgeon.
El excónsul en Edimburgo, Miguel Ángel Vecino, con la primera ministra escocesa, Nicola Sturgeon.

Un mes después del polémico cese a principios de junio del cónsul español en Edimburgo, Miguel Ángel Vecino, hubo una reunión en el Ministerio de Asuntos Exteriores entre la subsecretaria, Ángeles Moreno, y los miembros de la Junta de la Carrera para hablar de varios nombramientos, entre ellos el del sustituto de Vecino.

Moreno señaló que el nuevo cónsul, Ignacio Cartagena, debía incorporarse “inmediatamente” a su nuevo puesto en la capital escocesa y que, por tanto, no se esperaría a que concluyese el verano ya que el diplomático viajaría a Edimburgo en el mes de agosto. “Tiene un indudable componente político por la posición del Gobierno escocés ante el Brexit”, argumentó la ‘mano derecha’ de Josep Borrell en Exteriores, según el acta de la reunión a la que ha tenido acceso Vozpópuli.

Tras la subsecretaria tomó la palabra Aurora Mejía, directora general para Europa dentro de Exteriores, para subrayar la “importancia política” que tenía el consulado general de Edimburgo para el departamento que dirige Borrell.

Todo ello pone en cuestión el argumentario que desplegó Exteriores en junio para justificar la súbita destitución del diplomático. En aquella ocasión, fuentes del Ministerio indicaron a Efe que Vecino, en su calidad de cónsul general, "no ejerce funciones de representación política de España", por lo que con el escrito que había enviado a un periódico escocés se había “extralimitado claramente en sus funciones".

"No le corresponde a un cónsul general hacer este tipo de declaraciones de naturaleza política", aseguraron las citadas fuentes, “y mucho menos sin acordarlo previamente con el embajador de España en Londres o con la Dirección General de Comunicación e Información Diplomática del Ministerio de Exteriores”.

Las palabras de Borrell

Sin embargo, el propio Borrell se había manifestado en los meses previos en similares términos. Por ejemplo, en un coloquio organizado en Bruselas por la web Politico se le inquirió lo siguiente: "¿Respaldaría España que una Escocia independiente ingresara en la UE". Y la respuesta del ministro fue la siguiente: "¿Por qué no? Si abandona Reino Unido de acuerdo con las leyes internas del país y Westminster [el Parlamento británico] está de acuerdo, no vamos a ser más papistas que el Papa. ¿Por qué íbamos a oponernos?".

Aquellas palabras de Borrell le costaron una reprimenda desde Londres. Es una "espantosa hipocresía", respondió el entonces ministro para el Brexit, David Jones, al referirse a las palabras del jefe de la diplomacia española.

Precisamente, la semana pasada el portal especializado The Diplomat in Spain hizo pública una respuesta parlamentaria del Gobierno sobre un caso que afectaba al cónsul en Múnich (Alemania) y que “nada tiene que ver” con el cese de Vecino, según el Ejecutivo en funciones, ya que la destitución de este últimoestribó “en la pérdida de confianza del Gobierno en su labor, condición indispensable para el desempeño de un puesto de libre designación como el que el interesado ocupaba hasta ahora”.

Recurso de Vecino

Precisamente, Vecino indicó a Vozpópuli que ha presentado en septiembre un recurso contencioso-administrativo contra el cese que sufrió por parte del Ministerio de Asuntos Exteriores y que próximamente tiene intención de añadir una serie de documentos en sede judicial con los que pretende avalar el buen desempeño de su trabajo en Edimburgo.

El diplomático entiende que su destitución está injustificada y subraya a este medio que en los últimos meses ha intentado sin éxito que sus argumentos fuesen escuchados en Exteriores. "Siempre he estado y estoy a favor de la mediación", concluye. En junio, Vecino ya discrepó de los motivos de su cese al insistir en que la misiva era privada, que fue una excusa para un cese que considera "exclusivamente político". En último término, culpa al Ejecutivo de Nicola Sturgeon por haber actuado con mala fe en este asunto. 

Además, en una carta enviada a 'The Diplomat in Spain' aseguró que todas las actividades "políticas" que llevó a cabo en Escocia en relación con Cataluña respondieron a instrucciones del gabinete del ministro Josep Borrell, concretamente de su director, Camilo Villarino, y del encargado de asuntos de Cataluña, Jorge Romeu. "No toleraré que quede mi nombre por los suelos por intereses del Sr Borrell con los nada tengo que ver", añadió a Vozpópuli.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba