Política

Borrell, nuevo jefe de la diplomacia europea

La presidencia de la Comisión Europea la ocupará la actual ministra de Defensa alemana, la conservadora Ursula von der Leyen; Christine Lagarde encabezará el BCE, y Charles Michel será presidente del Consejo Europeo

Josep Borrell
Josep Borrell EFE

El reparto de los altos cargos de las instituciones europeas se ha saldado este martes con un acuerdo por el que el ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, ocupará el puesto de alto representante de la UE para la Política Exterior, o lo que es lo mismo, jefe de la diplomacia europea. La actual ministra de Defensa alemana, la conservadora Ursula von der Leyen, será la nueva presidenta de la Comisión Europea.

Los otros dos nombres que completan el pacto son los de presidente del Banco Central Europeo, cargo que ocupará la directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, y la presidencia del Consejo Europeo, que estará en manos del primer ministro belga, el liberal Charles Michel.

Se trata de un acuerdo histórico, ya que nunca antes dos mujeres habían encabezado la Comisión Europea y el Banco Central Europeo, un hecho que ha sido señalado por el presidente del Gobierno español en funciones, Pedro Sánchez, en la rueda de prensa donde ha valorado positivamente el resultado de las negociaciones.

Este miércoles deberá decidirse el último de los altos cargos de las instituciones comunitarias, el de presidente del Parlamento Europeo, y que, según parece, se dividirá entre populares y socialistas con dos años y medio de mandato cada uno. Los nombres que suenan con más fuerza para este cargo son, por parte de los socialistas, el italiano David Maria Sassoli, y por parte de los populares, el alemán Manfred Weber.

Todo apunta a que primero serán los socialistas los que lideren la Eurocámara, para luego pasar el testigo a los populares.

Un reparto que favorece a los populares

El ministro español es el único de los altos cargos comunitarios acordados este martes perteneciente a la familia de los socialistas europeos, al que muy probablemente se unirá después el del futuro presidente de la Eurocámara.

En cambio, los populares europeos, que son el grupo más numeroso en el Parlamento resultante de los comicios europeos del pasado 26 de mayo (179 escaños por los 153 de los socialdemócratas) han logrado situarse al frente de la Comisión Europea y del Banco Central Europeo, si bien Lagarde, que fue ministra del Gobierno francés del conservador Nicolas Sarkozy, tiene un perfil más centrista que el de la representante germana. 

El Partido Popular Europeo selló su victoria en el reparto de cargos este lunes al bloquear la candidatura de Frans Timmermans, la gran apuesta de los socialistas a presidir la Comisión Europea. Timmermans era, junto con el conservador Weber, el principal candidato para ocupar ese cargo, y finalmente será finalmente vicepresidente primero del Ejecutivo comunitario. La liberal danesa Margrethe Vestager será vicepresidenta segunda.

Los liberales, que tienen 106 asientos en el Parlamento, también han obtenido su parte del botín en este acuerdo en forma de presidencia del Consejo Europeo, que estará en manos de Charles Michel.

Las competencias de Borrell

A Josep Borrell le tocará presidir las reuniones de ministros del ramo, buscar consensos, hacer propuestas y asegurar la coherencia de toda la acción exterior de la UE, incluido el comercio y la ayuda humanitaria. Dirigirá el Servicio Europeo de Acción Exterior, una especie de cuerpo diplomático europeo, y la Agencia Europea de Defensa.

También será vicepresidente de la Comisión Europea, cargo que compagina el Alto Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE desde finales de 2009 tras la entrada en vigor del Tratado de Lisboa. El objetivo era reforzar la coherencia y coordinación entre las diferentes carteras en el Ejecutivo comunitario que guardan relación con los Asuntos Exteriores, entre ellos Desarrollo y la Política de Vecindad.

El jefe de la diplomacia española siempre sonó como un candidato natural para el puesto de Alto Representante por su cargo actual y su conocimiento sobre Europa. Borrell fue presidente del Parlamento Europeo entre julio de 2004 y enero de 2007. Se ha impuesto al actual vicepresidente de la Comisión, el eslovaco Maros Sefcovic.

Será el segundo español que ocupe el cargo de jefe de la diplomacia española tras Javier Solana, que fue el primer Alto Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE durante diez años, entre octubre de 1999 y noviembre de 2009.

Lagarde reforzará el perfil político del BCE

Christine Lagarde se convirtió en 2011 en la primera mujer al frente del Fondo Monetario Internacional (FMI) al sustituir a Dominique Strauss-Kahn, otro antiguo ministro francés que tuvo que dimitir enfangado en un escándalo sexual, y será de nuevo pionera reemplazando al italiano Mario Draghi al frente del BCE.

La directora ejecutiva del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde
La directora ejecutiva del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde EFE

La actual directora gerente del FMI formará una dupla política con Luis de Guindos, el actual vicepresidente del organismo supervisor. Ambos, tendrán como principal tarea seguir con el mandato del italiano y conseguir subir los tipos sin dejar caer la economía.

Asimismo, Lagarde pasará a la historia por ser la primera mujer en dirigir dos de los organismos monetarios más importantes del mundo. En 2011 consiguió el título de directora del FMI y el próximo mes de octubre hará lo mismo en Europa, cuando acabe el mandato de Draghi.

Empezó a trabajar como abogada en París, desde 1981 contratada por Baker McKenzie. En esa firma internacional trabajó como especialista en cuestiones laborales, de competencia y de fusiones y adquisiciones.

En junio de 2005 dejó la empresa privada para entrar en el Gobierno del presidente conservador francés, Nicolas Sarkozy, primero en la cartera del Comercio Exterior y dos años después como ministra de Economía y Finanzas. Como responsable francesa de Finanzas -era la primera mujer en ese puesto- presidió el Ecofin en el segundo semestre de 2008 y luego el G20 durante la presidencia de su país en 2011.

Von der Leyen, una constante en el Gobierno de Merkel

Von der Leyen, que se situará al frente de la Comisión Europea, ha sido una constante en el Gobierno de Merkel. En 2005, durante el primer mandato de la canciller -que ya va por el cuarto-, fue ministra de Familia, Tercera Edad, Mujer y Jóvenes y cuatro años después pasó al Ministerio de Trabajo y Asuntos sociales hasta recalar en 2013 en Defensa.

Ursula von der Leyen.
Ursula von der Leyen. EFE

Desde la cartera de Familia generó una pequeña revolución al impulsar decisivamente las posibilidades de que las mujeres compaginen la actividad profesional con la vida familiar.

Durante un tiempo, sonó como posible sucesora de la canciller alemana, pero finalmente será Annegret Kramp-Karrenbauer quien lidere la Unión Demócrata Cristiana (UDC). Siempre rechazó el título de "delfín de Merkel", asegurando que cada generación tenía su canciller y que ella y Merkel pertenecían a la misma generación.

La idea de que podía algún día convertirse en canciller perdió fuerza con el desgaste a que se ha visto sometida como ministra de Defensa en Alemania. En octubre del año pasado admitió "errores" en la contratación de asesores externos por su departamento, cuestión que desató críticas de la oposición e investigaciones preliminares por parte de la Fiscalía. 

Michel, el único alto cargo liberal 

Charles Michel es el actual jefe del Ejecutivo belga en funciones después de que el socio mayoritario de la coalición de Gobierno, el partido nacionalista flamenco de la N-VA, se retirara en diciembre por su rechazo a la firma del Pacto Mundial para la Migración de la ONU.

El político belga ha tenido cabida en un complicado puzzle en el que había que tener en cuenta un equilibrio entre familias políticas, pero también de género y de origen geográfico de los candidatos.

Charles Michel, primer ministro belga
Charles Michel, primer ministro belga EFE

Desde que se creó el cargo de presidente fijo del Consejo Europeo, impuesto por el Tratado de Lisboa aprobado en 2009, han ocupado ese puesto el ex primer ministro belga Herman Van Rompuy y el ex primer ministro polaco Donald Tusk, ambos de la familia conservadora.

La opción de Michel, que los medios belgas sobre todo pusieron encima de la mesa en el reparto de cargos de las principales instituciones comunitarias tras las elecciones al Parlamento Europeo de mayo, cobró fuerza en las últimas horas entre los líderes.

Especialmente tras caer la posibilidad de que la actual comisaria europea de Competencia, la danesa Margrethe Vestager, también liberal, lograse alguno de los principales puestos en la cúpula de la Unión ante la falta de apoyos.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba