Política

La huida de película de los GEOs en Bolivia al ser "embestidos" por un coche de la Policía

El Gobierno de Sánchez revela que un coche boliviano persiguió a los vehículos españoles "embistiéndoles varias veces" hasta que consiguieron "eludirlo" y regresar a la embajada sanos y salvos

Uno de los GEO se encara con uno de los civiles bolivianos que les hostigaban.
Uno de los GEO se encara con uno de los civiles bolivianos que les hostigaban.

De película. Así fue la huida de los vehículos en los que viajaban los cuatro GEOs que no pudieron recoger a finales de diciembre a la encargada de negocios de la embajada española en Bolivia y al cónsul de la residencia de la embajadora de México en La Paz.

El Ejecutivo de Pedro Sánchez ha revelado en una respuesta parlamentaria que "ante la situación creada y para evitar una escalada" de la tensión en torno al perímetro de seguridad, el equipo de GEOs optó por retirarse del lugar, momento en el que se les bloqueó la retirada.

Cuando consiguieron abrirse paso, abandonaron el lugar pisando el acelerador. La novedad que aporta ahora el Gobierno es que no acabaron ahí los problemas. "Un vehículo de las fuerzas de seguridad de Boliviales persiguió embistiéndoles varias veces hasta que los vehículos de la Embajada consiguieron eludirlo y regresar a la sede de nuestra embajada”, se relata en la respuesta parlamentaria. No se aportan más detalles sobre eventuales daños en los vehículos y si los policías españoles tuvieron que ser atendidos.

El inicio de la controvertida visita

A su llegada a la urbanización en la que se encuentra la residencia de la embajadora mexicana, los miembros del dispositivo policial boliviano permitieron el ingreso de la ‘número dos’ de la embajada española y del cónsul “sin mayores dificultades”.

Los efectivos del GEO, “ante la importante presencia” de policías bolivianos en el exterior de la residencia, decidieron retirarse fuera de la urbanización y pidieron a los diplomáticos que les avisaran cuando concluyese la reunión para regresar a buscarlos.

La reunión duró unos 40-45 minutos. En la misma los representantes españoles se interesaron por el momento que atravesaban las relaciones entre Bolivia y México a raíz de la presencia de asilados dentro de la embajada azteca.

La embajadora mexicana se quejó ante ellos porque, en su opinión, las medidas de seguridad impuestas por el Gobierno interino de Áñez suponían una infracción de las disposiciones de la Convención de Viena de 1961 sobre inmunidad diplomática.

En todo caso, los diplomáticos españoles “no se reunieron con los asilados en la Embajada", puesto que las instrucciones recibidas desde Madrid “se ceñían estrictamente” a reunirse con la embajadora mexicana. “No comprendían en modo alguno ni reunirse con los asilados ni trasladar a los mismos o recibir de ellos mensaje alguno”, precisa el Gobierno de Sánchez.

Concluida la reunión, los diplomáticos llamaron al jefe del dispositivo de seguridad para que les fuera a recoger. Fue en ese momento cuando se produjeron los incidentes que originaron la posterior crisis diplomática.

Al intentar entrar los vehículos en la urbanización, las fuerzas de seguridad bolivianas indicaron a los GEOs que tenían órdenes de no permitirles la entrada. Al mismo tiempo, “personas vestidas de paisano golpearon los vehículos de la embajada e intentaron abrir las puertas de los mismos”.

El uso de pasamontañas

Los GEOs buscaron en un primer momento "evitar que continuasen las agresiones" y pidieron ayuda a la Policía boliviana, “que mostró una actitud pasiva ante dicho ruego” cuando, precisamente, estaba obligada a ello por la Convención de Ginebra. Incluso, sin que mediase una solicitud de ayuda.

“Al observar los integrantes del GEO que su imagen estaba siendo grabada por varias personas con dispositivos móviles, optaron por cubrirse el rostro” con pasamontañas, tal y como se pudo ver en las imágenes, “dada la sensibilidad de las misiones que tiene asignada el cuerpo de los GEOs”.

Además, el Gobierno les defiende en ese punto ya que considera que “la divulgación de su imagen e identidad compromete su seguridad personal y su capacidad para desarrollar adecuadamente su trabajo”. Los dos vehículos abandonaron el lugar, aunque fueron perseguidos por las calles de La Paz.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba