Los partidos del Gobierno de coalición, PSOE y Unidas Podemos, van a acaparar más de la mitad de las presidencias de las comisiones del Congreso de los Diputados.

Los socialistas se reservan la presidencia de 17 de los 36 órganos que se van a crear en la XIV legislatura, mientras que la formación morada dispondrá de seis. Sus socios de investidura también se llevarán su parte del pastel: ERC tendrá una presidencia y el PNV, otra.

El PSOE presidirá, entre otras, la de Asuntos Sociales y de Sanidad, que precisamente serán las que acojan las comparecencias de los líderes de Podemos que forman parte del Ejecutivo de Pedro Sánchez: el vicepresidente Pablo Iglesias y la ministra Irene Montero.

Los socialistas y sus socios solo han dejado vacantes las presidencias de 11 comisiones de las 36

Pedro Sánchez ha escogido a exministros y altos cargos que acaban de dejar el Gobierno y a miembros de la Ejecutiva Federal del PSOE que no tienen cargo en la Administración para ocupar esos puestos. La ex ministra de Sanidad y Consumo María Luisa Carcedo estará al frente de la comisión de Política Territorial, clave en el diálogo con las comunidades y por tanto con Cataluña.

La ex ministra de Trabajo y Seguridad Social Magdalena Valerio dirigirá el Pacto de Toledo, que debe decidir sobre las pensiones y se presenta como uno de los caballos de batalla de la legislatura.

Los socialistas y sus socios solo han dejado vacantes las presidencias de 11 comisiones de las 36. Estas podrían acabar en manos del PP y de Ciudadanos, ya que el PSOE no parece abierto a que Vox, tercera fuerza parlamentaria con 52 diputados, ocupe ninguna presidencia.

Sánchez rescata el 'cordón sanitario' a Vox

Además, el PSOE se ha asegurado que allí donde no tiene presidencia, colocará a uno de sus diputados como vicepresidente primero de la mesa. El reparto choca con el de la legislatura pasada, cuando la formación naranja, entonces capitaneada por Albert Rivera, era tercera fuerza con 57 diputados y se adjudicó cinco presidencias.

La distribución de las presidencias, vicepresidencias y demás cargos en las comisiones se hace por acuerdo entre los grupos. Fuentes de Ciudadanos y de Vox aseguran a Vozpópuli que los socialistas no se han puesto en contacto con ellos en "ningún momento" para hablar de comisiones.

Cabe destacar que en las comisiones parlamentarias se desarrolla la mayor parte de los trabajos que tienen lugar en el Congreso. Allí se elaboran los textos de las leyes que posteriormente se validan en el Pleno.

Sin embargo, estos órganos también son claves a la hora de controlar al Congreso. La mayoría de las comparecencias de los ministros y de otros altos cargos del Estado se producen en las comisiones.

El portavoz de Vox, Iván Espinosa de los Monteros, ha acusado al PSOE de "ignorar y despreciar" a sus cuatro millones de votantes y de dejar sin presidencias al tercer grupo de la Cámara.

Para Vox, el problema no es tanto ese "rodillo" como la forma en que actúen los demás y en ese sentido ha señalado al PP, con quien espera negociar, aunque cree que "no es fácil". "Su tendencia es ponerse de acuerdo con el PSOE más que con nosotros. Es el tricentrito con Ciudadanos, que es su filial", ha criticado.