Política

Las pateras y el pacto con Bildu convierten el Consejo de Ministros en un polvorín

La crisis canaria y el acuerdo con los 'abertzales' han incendiado el Gobierno. El PSOE se divide entre los partidarios de apostar por "bloque de progreso del Estado" con ERC y Bildu y quienes defienden pactar con Cs 

El Consejo de Ministros extraordinario de este sábado.
El Consejo de Ministros extraordinario de este sábado. Pool Moncloa

El Consejo de Ministros se ha convertido en una especie de Royal Rumble de todos contra todos. A los enfrentamientos públicos entre ministros socialistas y ministros de Podemos se une ahora el choque entre las carteras del PSOE. La coalición paralela de Pablo Iglesias con ERC y EH Bildu, a la que se unió Pedro Sánchez para desvincularse después, ha sembrado el partido y el propio Gobierno de dudas. Nadie sabe muy bien a qué atenerse.

No ha sido una semana fácil para Sánchez. La normalización de Bildu se ha topado con el desgarro del PSOE y la incomprensión de parte de su Gobierno. Y la crisis migratoria en Canarias ha desnudado las costuras de su Consejo de Ministros por los reproches de descoordinación entre Defensa, Interior y Migraciones. La tensión ha trascendido el anonimato. Y el cruce de acusaciones de "deslealtad" de unos contra otros es el pan nuestro de cada día en los medios de comunicación.

Iglesias ha encontrado en el bloque que forma su partido con ERC y Bildu el mejor antídoto para desgastar a Sánchez. Las enmiendas que los tres grupos han presentado a los Presupuestos han indignado a los ministros del área económica, que han optado por no ocultar su malestar. El desconcierto en el área económica con estas enmiendas es total. "No nos lo explicamos", admiten desde una de estas carteras.

El PSOE, dividido

Pero este pacto, que el PSOE defendió primero y negó después, ha afectado mucho más a la dinámica del partido. Las quejas por la falta de información desde la cúpula y el ataque frontal de Sánchez a los barones críticos durante la ejecutiva del pasado lunes ha fracturado el PSOE. Y la mejor prueba, dicen fuentes socialistas, es el bandazo con Bildu y la extraña carta de Sánchez a la militancia catalogando de fake news cualquier sugerencia de un acuerdo con la izquierda abertzale. 

Por un lado, hay federaciones del PSOE como Aragón o Valencia (Ayuntamiento) que han optado por recorrer su propio camino y han pactado con Ciudadanos. Por otro, según explican fuentes socialistas, los "ultras del sanchismo", defienden en las agrupaciones y ejecutivas provinciales lo que llaman "bloque progresista del Estado español". Un bloque, dicen, en el que estarían el PSOE, Podemos, ERC y Bildu. 

En algunos grupos de Whatsapp del PSOE, por ejemplo, se celebraba la victoria de este bloque en la ley Celaá. Esta unidad, decían, "condena a las derechas a la oposición durante varias legislaturas".

Sánchez espera conjugar el malestar en su partido con un giro la centro tras la aprobación de los Presupuestos, de los que Ciudadanos está cada vez más lejos. Pero antes tendrá que pacificar un Consejo de Ministros que evidencia su falta de sintonía ante cada polémica. Con la pandemia del coronavirus en cifras preocupantes, pero en fase de estabilización, la avalancha migratoria en Canarias ha descosido de nuevo al Gobierno.

La coalición encalla en Canarias

El cruce de reproches por la incapacidad del Ejecutivo para contener la ola de personas que llegan a las islas ha enfrentado a los ministros del Interior y Seguridad Social y Migraciones, Fernando Grande-Marlaska y José Luis Escrivá, con la titular de Defensa, Margarita Robles, tal y como ha desvelado este diario.

La crisis en las islas, provocada por un flujo inusual de embarcaciones procedentes de Marruecos, ha coincidido con un conato de conflicto en el Sáhara. De nuevo, Iglesias ha comprometido la posición diplomática del Gobierno al insistir en la celebración de un referéndum en la excolonia española. Robles ha cargado contra el vicepresidente segundo por no respetar las decisiones colegiadas del Ejecutivo.

La respuesta de Podemos no se ha hecho esperar en este pim pam pum mediático en el que se ha convertido la coalición. Ione Belarra, secretaria de Estado para la Agenda 2030, ha compartido en las redes sociales las palabras de Robles afirmado que cuando una es "la ministra favorita de los poderes que quieren que gobierne PP y Vox, quizá se esté haciendo daño" a su propio Gobierno. 

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba