Política

Los barones del PSOE presionan a Sánchez para que apueste por Ciudadanos y se olvide de ERC

Los presidentes autonómicos socialistas celebran el acuerdo entre los dos partidos, pero creen que el presidente del Gobierno es más proclive a mantener su alianza con los separatistas catalanes

Los presidentes de las comunidades de Aragón Javier Lambán (i), Castilla La Mancha Emiliano García-Page (c) y Valencia Ximo Puig
Los presidentes de las comunidades de Aragón Javier Lambán (i), Castilla La Mancha Emiliano García-Page (c) y Valencia Ximo Puig EFE

Los barones del PSOE han celebrado el acuerdo entre el Gobierno y Ciudadanos para la prórroga del estado de alarma. Pero quieren más. Los presidentes autonómicos socialistas piden a Pedro Sánchez que insista en la vía de pacto que ha abierto Inés Arrimadas y se olvide de ERC como socio.

La mayoría de ellos cree, sin embargo, que el jefe del Ejecutivo es más proclive a mantener su alianza con los independentistas catalanes a pesar de que la crisis del coronavirus ha dado un giro radical a las prioridades de España

La vía de comunicación entre socialistas y naranjas ya está funcionando. Según ha sabido Vozpópuli, el Gobierno se puso en contacto con Ciudadanos poco después de la votación del miércoles en el Congreso, y solicitó a la formación de Arrimadas propuestas para desvincular determinadas ayudas económicas del estado de alarma.

Apoyo de Page y Lambán

"Es una buena vía", admiten fuentes del entorno de Javier Lambán. "A ver cómo se organizan". El presidente del Gobierno de Aragón fue uno de los pocos líderes socialistas que se significó en contra de las cesiones de Sánchez a los separatistas para su investidura. Lambán dijo recientemente en las Cortes de Aragón, en una declaración muy sonada, que salvar las vidas de los aragoneses estaba muy por encima de "salvar políticamente al presidente del Gobierno".

El otro barón que también se mostró abiertamente crítico con el pacto entre el PSOE y ERC fue Emiliano García Page. El presidente de Castilla-La Mancha también ha mostrado su satisfacción en privado con este entendimiento entre Sánchez y Arrimadas. Page firmó un acuerdo global con Ciudadanos después de las elecciones municipales del 26-M del 2019. Los dos partidos gobiernan juntos los ayuntamientos de tres de las cinco capitales de la comunidad: Guadalajara, Ciudad Real y Albacete.

"Siempre ha defendido consensos amplios y evitar el mayor problema del país, el frentismo a dos mitades", aseguran fuentes próximas al presidente castellano manchego. 

El presidente de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, ha sido un poco menos vehemente en la defensa del pacto con Ciudadanos. Fernández Vara ha optado por una línea más prudente que algunos de sus compañeros de partido a la hora de juzgar los movimientos de Sánchez. En una entrevista con el programa radiofónico La Cafetera de Radiocable, el presidente extremeño ha defendido que le hubiera gustado un Gobierno estable de PSOE y Ciudadanos cuando la suma de ambos partidos superaba holgadamente la mayoría absoluta tras las elecciones generales de abril del 2019. 

"En aquel momento creo que hubiera sido lo mejor para el país, entre otras cosas por la aritmética. A España le hubiera venido muy bien una mayoría estable durante un tiempo", ha dicho. "En España hay tres bloques clarísimamente definidos -la derecha, la izquierda y los nacionalistas- sin tránsito entre ellos".

"Se está dibujando un mapa en España que no sé si es el mejor, yo creo que no, pero que sí es verdad que es el que hay. El PP está más pendiente de los votos de Vox que de los votos del centro; la izquierda está más pendiente de los votos entre sí, que de los votos del centro; y los nacionalistas están pendientes de sus votos", ha añadido.

Ábalos, con Cs; Calvo, con ERC

A pesar de la buena acogida del acuerdo, tanto barones y cuadros medios como la dirección de Ferraz todavía dudan de la solidez del acuerdo. Y de si podrá o no superar la pandemia y llegar, por ejemplo, a un acuerdo presupuestario que implique también a Unidas Podemos.

La desconfianza entre Ciudadanos y el PSOE es grande. Y, dicen estas fuentes, hará falta mucho trabajo para reconstruir puentes. Incluso los barones más proclives al pacto con Arrimadas creen que Sánchez prefiere mantenerse al lado de ERC y el PNV, los dos partidos que facilitaron su investidura en enero. Y citan como ejemplo el debate de guante blanco con los republicanos en el debate parlamentario del estado de alarma a pesar de su voto en contra.

El PSOE mantiene la comunicación abierta de momento con unos y otros. Mientras la vicepresidenta Carmen Calvo ha asumido la interlocución con los separatistas catalanes y nacionalistas vascos; el ministro de Transportes y número tres de los socialistas, José Luis Ábalos, pilota el diálogo con la formación naranja.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba