Crisis de gobierno

Los barones del PP quieren un gran cambio de Gobierno antes de "sus" elecciones de 2019

No les basta con la sustitución de Luis de Guindos por Román Escolano porque creen que el gabinete da claros síntomas de "agotamiento" y eso puede afectar a los comicios autonómicos y municipales

¿Quiere tener una pensión digna? Ahorre
¿Quiere tener una pensión digna? Ahorre

A los barones del PP el "relevo" de Luis de Guindos en el Ministerio de Economía por Román Escolano, como lo denominó el propio Mariano Rajoy, les ha sabido a poco, reconocen diversas fuentes populares a Vozpópuli. Convencidos como están de que varios ministros dan claros síntomas de agotamiento -los más apuntan a Íñigo Méndez de Vigo, Fátima Báñez, Juan Antonio ZoidoCristóbal Montoro o Alfonso Dastis-, confían en que el presidente del Gobierno haga una gran remodelación "a finales de este año o principios de 2019" para que en las elecciones autonómicas y municipales de mayo el electorado no les pase factura a ellos.

Hay que tener en cuenta que, en esos comicios, el PP se juega mucho porque Ciudadanos le pisa los talones -si no es que le ha pasado ya en intención de voto en la gran mayoría de sitios- y muchos de los candidatos a presidente autonómico y a alcalde son nuevos.

"Necesitamos", señalan las fuentes consultadas ayer tras conocerse el nombramiento de Escolano, "un Gobierno que nos aporte, no que dé problemas o que presente un encefalograma político plano". Y se quejan de que varios de los nombres agotados señalados arriba de esta información "restan" en un panorama que va a ser de fuerte confrontación.

Los presidentes autonómicos y alcaldes creen que con el 'todos contra el PP' que se va a dar en las elecciones de 2019 hace falta un gobierno que aporte, no que "reste"

Se esperan en Génova un todos contra el PP en general y, particularmente, en sitios clave como Madrid, donde Cristina Cifuentes se juega personalmente la reelección en la presidencia de la comunidad y el partido arrebatar la Alcaldía de la capital a Manuela Carmena; en Castilla y León, donde ya Juan Vicente Herrera en las que fueron sus últimas elecciones (2015) no logró la mayoría absoluta y tuvo que apoyarse en Ciudadanos para la investidura; o en la Comunidad Valenciana, en la que Isabel Bonig, tras una legislatura calamitosa por las acusaciones de corrupción del caso Gürtel

Pero, sin duda, donde más problemas puede tener el PP es en Andalucía. El ejemplo paradigmático es Sevilla, donde el PP tendrá que sustituir en la cabeza de cartel de 2015 al hoy ministro de Interior, Juan Ignacio Zoido, y ni Rajoy pudo confirmar en una reciente visita que el candidato será el actual portavoz municipal en la capital hispalense, Beltrán Pérez,

No lo hizo para no incomodar a su numero dos, la secretaria general, María Dolores de Cospedal; ésta se ha aliado con Zoido contra la candidatura de Pérez en la particular guerra de guerrillas que mantienen ambos contra el dúo de Moreno Bonilla y Javier Arenas -que sigue mandando mucho en el PP andaluz en la sombra-.  

Los nervios se han apoderado en las organizaciones territoriales del PP porque todos los sondeos ahora mismo dan a Ciudadanos por delante y su única ventaja es que la implantación de Rivera es menor

Por todo ello, en el PP la sensación es que el presidente del Gobierno debe dar un golpe de timón de aquí a medio año para cambiar la tendencia demoscópica, claramente favorable a Albert Rivera y los suyos. La única ventaja con la que parten es que la implantación territorial de los populares sigue siendo mucho mayor que la del partido naranja por mucho que desde éste se esté tentando a cuadros populares para cambiarse de bando



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba