Madrid

El misterioso país que arrebató a Ayuso los dos primeros aviones con material sanitario

La presidenta de Madrid desvela que en marzo se había contratado la mercancía en China pero un gobierno pagó más dinero por la carga y se la quedó. No fue Estados Unidos. Aquel revés retrasó una semana el primer envío, aunque Madrid no perdió "ni un euro" en la operación

Isabel Díaz Ayuso en la Asamblea de Madrid
Isabel Díaz Ayuso en la Asamblea de Madrid EFE

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha desvelado este martes la verdadera causa por la que no llegaron en marzo los primeros aviones con material sanitario desde China para la lucha contra el coronavirus. Con el material ya comprado, un país tercero puso más dinero sobre la mesa y se lo quedó.

"El día 22 de marzo teníamos contratada la mercancía para llenar dos aviones, tal y como me comprometí públicamente. Pero otro país ofreció más dinero por la carga y se adelantó. Textualmente, se la quedó", relató Ayuso en el pleno monográfico sobre la pandemia que se ha celebrado en la Asamblea regional.

La presidenta no ha querido decir qué país le arrebató la carga en aquel momento de enorme tensión en el mercado "persa" de China, "donde cada cual compraba lo que podía". Fuentes del Gobierno madrileño indicaron únicamente a Vozpópuli que había siete países detrás de compras similares y que no fue Estados Unidos el país que se apropió de ese cargamento, tan necesario para la región cuando el coronavirus mostraba su peor cara en cifras de fallecidos y contagiados.

Una televisión israelí explicó recientemente cómo el Mossad y los servicios secretos de otros países se enzarzaron en marzo en una carrera por lograr "a toda costa" el mayor número de maquinas de oxígeno, mascarillas y productos de protección en los principales mercados de oferta. 

Ayuso anunció el 22 de marzo que tres días después llegarían los dos primeros aviones con material sanitario, pero no fue así al quedarse sin ese primer cargamento de la noche a la mañana. "La izquierda se lanzó a una campaña irresponsable en la que me acusaban, a mí, personalmente, de haber sido estafada y de haber perdido 43 millones de euros", recordó antes de subrayar que la Comunidad de Madrid no perdió "ni un euro" porque actuó "siempre de manera prudente".

Cambio de planes

Tras ese fiasco, Ayuso decidió encargar "directamente" el material sanitario a empresas chinas homologadas por Pekín y que, curiosamente, ofrecían mejores precios. "El problema es que tardaríamos unos días más en recibir las compras. Asumí el desgaste personal que suponía la campaña de desprestigio de los partidos del Gobierno central, con todo tipo de bulos y muchos insultos, estando enferma, confinada y rodeada de dificultades", relató la mandataria madrileña.

Ayuso incidió en que lo mejor en aquel momento era "permanecer en silencio" y esperar a traer el primer avión, un hecho que ocurrió el 2 de abril con "todo el material homologado". Ese mismo día hubo un cambio en la legislación china con el que se cerraron las fronteras a todo producto de empresas no autorizadas por Pekín.

"Centenares de toneladas de material sanitario de muchos países, incluyendo el del Gobierno español, quedaron en la aduana de Shanghai porque la carga no era de empresas homologadas por el gobierno chino. En cambio, el segundo avión para Madrid salió sin problemas porque habíamos hecho bien nuestro trabajo", relató la dirigente del PP.

Revisión caja a caja

La llegada de ese aparato se produjo el 5 de abril y en Barajas se dio la paradoja de que el avión del Gobierno central llegó "casi vacío, con sólo cinco toneladas de material", mientras que el avión fletado por Madrid trajo 74 toneladas en su bodega.

Tras ello, el Ejecutivo madrileño diseñó el traslado de más material sanitario en dos aviones que iban a llegar los días 10 y 12 de abril, pero hubo otro cambio en la legislación china para endurecer aún más las exportaciones al tener que revisarse "cada caja de cada aduana". Debido a ello, se produjo un nuevo retraso de dos días, de tal manera que el tercer avión aterrizó el 12 de abril y el cuarto al día siguiente. Fue la carga sanitaria más importante recibida en Barajas desde el inicio del estado de alarma.

"Ha sido dificilísimo contratar, contratar a buenos precios, pasar la aduana y aterrizar en Barajas. Pero lo conseguimos. Y si hubiésemos podido comprar antes, cuando el Gobierno (de Sánchez) asumió laresponsabilidad de las compras, habríamos conseguido ir más rápido y a mejor precio, ya que para el día 22 de marzo la situación del mercado chino era de extrema competencia", resumió.

380 toneladas de material

En total, la Comunidad de Madrid ha contratado hasta ahora cinco aviones con más de 380 toneladas de material -el último llegó este martes con 20 toneladas- y un gasto total que no llega a los 40 millones de euros, incluido el transporte, de ahí que Ayuso celebrase su "éxito de gestión" frente a la falta de transparencia del Ejecutivo central.

Al hilo de ello, acusó al Gobierno de Sánchez de "malgastar grandes partidas de presupuesto en mascarillas defectuosas y en test comprados a empresas de dudosa gestión, con sobrecostes, material que no estaba homologado, tarde, adjudicando las compras a una empresa de comida para perros, a otra sin empleados ni experiencia, y a una condenada por estafa".

Frente a ello, la Comunidad de Madrid "no perdió dinero como otras comunidades autónomas, no compramos material defectuoso y, a pesar de ello, siempre fui justa al denunciar la complicada situación internacional.Nosotros no hemos tenido que devolver decenas de miles de mascarillas defectuosas como el gobierno central. Más bien hemos tenido que retirar el suyo", advirtió refiriéndose a las material defectuoso repartido por el Ministerio de Sanidad.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba