Juicio del 'procés' Anatomía de un ataque: así fueron las 16 horas de encierro en la Consejería el 20-S

La letrada del Juzgado que investigaba lel 1-O relata cronológicamente la tensión que vivió la comitiva judicial en el registro en el que fueron rodeados por decenas de miles de personas

Manifestantes durante el 20-S.
Manifestantes durante el 20-S. EFE

Gran Via de les Corts Catalanes, 639. 20 de septiembre de 2017. Una comitiva de la Policía Judicial de Guardia Civil registra la Consejería de Economía y Hacienda. Buscan documentación vinculada a los preparativos del referéndum del 1-O en cuatro despachos del edificio. En las afueras, se concentran civiles a favor del independentismo y varios líderes catalanes; algunos de ellos, se sientan en el banquillo ante el tribunal que juzga la causa del 'procés'. Los acusados insisten en que fue una manifestación "cívica", "pacífica" y "familiar". Desde dentro, el relato es otro. La letrada del Juzgado de Instrucción número 13 de Barcelona a cargo del registro describe 16 horas de encierro.

7.40 - 8.00 horas

Ciudad de la Justicia de Barcelona y Hospitalet de Llobregat. Los funcionarios de la comitiva de la Policía Judicial salen de sus oficinas y se dirigen a la Consejería de Economía. Tres coches, un trayecto de seis kilómetros, una docena de funcionarios no uniformados de la Policía Judicial y "unos ocho" uniformados. Según ha explicado la letrada, el día anterior el magistrado a cargo acordó un operativo de unas 40 entradas y registros todas relacionadas con los hechos denunciados. "Concretamente, el mío eran cuatro entradas en el mismo edificio", ha dicho.

Los agentes llegan a la Consejería y los tres coches antes mencionados fueron aparcando cerca de la puerta del edificio para que, según la letrada, el trayecto fuese "lo más corto posible" para los funcionarios de la comitiva. "Cuando llegamos había dos mossos de seguridad ciudadana a los que comunicamos a qué veníamos y allí nos identificamos nuevamente", ha señalado la letrada quien ha recordado que entraron franquearon la puerta de la Consejería "a las ocho en punto, que es cuando se abre de cara al público".

8.30 - 8.45 horas

A esta hora, la letrada se retira de la entrada y procede a recorrer el edificio. "Dejé que tanto el teniente de la Guardia Civil y que el conserje localizase. Era una diligencia secreta, solo disponía de la parte dispositiva de ese auto y que no podía notificar a un funcionario de la Generalitat ese auto", ha indicado.

"Como era un edificio muy grande, le pedí a la Guardia Civil que identificase los despachos porque nadie nos decía las cosas". Entonces, inicia el registro a los despachos de José María Jové, Natalia Garriga, Mercedes Martínez Matos y la oficina de procesos electorales sin la presencia de los tres involucrados. Se había acordado que a esa misma hora se registraran también varios domicilios.

El secretario general de la conselleria de Economía, Josep Maria Jové (i), y el secretario general de Hacienda, Lluís Salvadó (d)
El secretario general de la conselleria de Economía, Josep Maria Jové (i), y el secretario general de Hacienda, Lluís Salvadó (d) Andreu Dalmau

9.00 - 9.30 horas

Lleva poco tiempo en el edificio y la letrada ya está incómoda. Al otro lado del cristal de la puerta tiene lugar un "incidente muy desagradable". Una persona joven se acerca al guardia civil que custodia la entrada y le pone una bandera en la cara. Le grita. Y, según su declaración, da la sensación de que el joven le escupe. La funcionaria aún no lo sabe, pero año y medio después describiría ese momento como un mal presagio, un hecho que le alerta de que se va "a desbordar la situación" a medida que avanza el día.

Un cuarto de hora después, tras una conversación con la intendente Teresa Laplana, el teniente de la Guardia Civil le comunica a la letrada que, aunque se había pedido que se adoptaran medidas de seguridad para que los efectivos hicieran un cerco, "la señora Laplana dijo que era innecesario".

Sobre las 9.30 horas, los agentes de la Policía Judicial suben a la segunda planta, donde se ubican los despachos electorales. En ese momento, la comitiva tiene un "incidente" con un funcionario que les hace una foto. "Le piden que la borre y lo hace". Entonces, inicia el registro en la oficina de procesos electorales y con la presencia de Vidal Roca. La testigo llama desde el despacho al magistrado para comunicarle la "situación" que habían vivido. "Me dice que inicie sin perjuicio de que si aparecía alguno de los dueños del despacho que constase en el acta".

10.00 - 11.30 horas

Según el relato de la letrada, a las 10.00 horas se empieza a oír "muchísimo ruido fuera". Un ruido que era "continuo" y que desde el interior del edificio se percibía como "un murmullo constante". Se le informa que ya había "miles de personas" a las puertas de la Conselleria. 

Jordi Sànchez, en el banquillo con su lazo amarillo.
Jordi Sànchez, en el banquillo con su lazo amarillo. EFE

Sobre las 11.30 horas, la letrada escucha megafonía a las afueras del edificio. "El murmullo era imposible", ha añadido. Según su declaración, se distinguen lemas en catalán como "votarem", "no saldrán", "no surtirán", "no pasarán".

13.30 horas

El teniente de la Guardia Civil, que había conversado con el líder de la ANC Jordi Sànchez, comunica que no es posible ingresar a los detenidos porque las condiciones que expone Sànchez no son "aceptables". La oferta consta de un "pasillo humano", formado por civiles, para que los investigados accedan al edificio. "Los detenidos nunca llegaron, ni pudieron estar presentes en los registros".

Imagen del "cordón de seguridad" organizado por la ANC en la Conselleria de Economía el 20 de septiembre de 2017.
Imagen del "cordón de seguridad" organizado por la ANC en la Conselleria de Economía el 20 de septiembre de 2017. VP

Poco después, se plantea la posibilidad de pedir comida para la comitiva. Pero el teniente dice que no es posible. No pueden "poner en peligro a nadie".

16.30 horas

Se escucha un "ruido muy grande" que, de acuerdo a la comparecencia de la testigo, evoca a un "tumulto en el exterior". Mientras, registran el despacho de Jové. A los pocos minutos se enteran de que el exvicepresidente Oriol Junqueras acaba de entrar al edificio. Se dirige a su despacho. La letrada pregunta si el número dos de la Generalitat ha preguntado por ella. Le dicen que no y el registro continúa. 

20.40 horas

Finalizado el acto de registro y la letrada hace constar la fecha en la que ya no se buscaba nada más.

21.15 horas

La letrada sube por primera vez a la azotea, aún cuando le habían advertido que no merecía la pena. "La azotea era difícilmente transitable". Tras ver la zona, desestima su petición inicial de enviar un helicóptero a por la comitiva. "No era viable, había muchas antenas".

Imagen tomada por la Guardia Civil.
Imagen tomada por la Guardia Civil.

Una vez en la azotea, la testigo ve un "mar de gente". "Es lo que nos esperaba a la salida por la puerta principal". La letrada toma fotografías de la concentración que llega "hasta la Plaza Cataluña", con la intención de añadirlas al informe. 

Sobre las 21.30, baja al atrio. Allí estaba el teniente de la Guardia Civil entrevistándose con 'los Jordis'. Es la primera vez en ese día que la funcionaria escucha el nombre de Jordi Cuixart. Ella no entra al despacho, pero mantiene la mirada fija en la puerta de entrada al edificio a través de la que "entra y sale gente" con un carnet azul.

21.50 - 22.30 horas

Son casi las 22.00 horas. La letrada está lista para salir. Tiene el acta con todas las firmas y la documentación intervenida por orden judicial. Sin embargo, el teniente de la Guardia Civil le informa de que Sànchez no puede hacer nada ·para retirar a la gente" que se mantiene a las puertas de la Conselleria de Economía. Se escucha "un ruido, como una avalancha de gente que se queda atrapada contra el cristal". 

Agentes de los Mossos d'Esquadra custodian las puertas de la sede de la consellería de Economía de la Generalitat en cuyo interior se encontraba un grupo de agentes de la Guardia Civil.
Agentes de los Mossos d'Esquadra custodian las puertas de la sede de la consellería de Economía de la Generalitat en cuyo interior se encontraba un grupo de agentes de la Guardia Civil. EFE

Dada la situación, le presentan a la letrada tres opciones para salir del edificio. La primera es que salga por la puerta custodiada por dos agentes de los Mossos hasta el final de la multitud y que a partir de ahí se vaya "a la primera boca de Metro". "La rechaza porque es"inadmisible". Quiere salir de la Conselleria con los otros miembros de la comitiva judicial. "No era una opción segura".

La segunda oferta es un pasillo de civiles. Lo rechaza "por las mismas razones". La tercera oferta es que el pasillo los formen los antidisturbios de los Mossos d'Esquadra, pero también lo descarta.

23.00 - 00:30 horas

Agotadas las opciones, la funcionaria llama al juez titular del Juzgado José Antonio Ramírez-Sunyer."Me tienes que sacar de aquí", le dice. Tras esa petición de socorro, le advierten al major de los Mossos d'Esquadra José Luis Trapero que tiene "media hora" para sacar a la letrada. 

Sobre las 23.30 horas se presentan en la Conselleria de Economía dos hombre no uniformados que me dicen ser mandos de los Mossos "por orden de Trapero para buscar una salida alternativa". "Me ofrecen la salida por el teatro contiguo. Me dicen que en el edificio de Conselleria hay un acceso a una azotea que permite el acceso al edificio contiguo, que es un teatro. Que por ahí podríamos salir cruzando el teatro. Aprovechando el final de una función, saldríamos entre el público"-

Josep Lluis Trapero
Josep Lluis Trapero Efe

Finalmente, la letrada accede a salir por la azotea. Los agentes de la policía autonómica le repiten en todo momento que se oculte, para que no la vean desde las ventanas de los edificios aledaños. Van hasta el final de la azotea y se topan con un muro. Casi un metro de alto. La funcionaria no consigue saltar.

Tras ser ayudada por los dos mossos, llega a un pasillo que conduce hasta los camerinos del teatro. Una vez allí, no consigue salir de inmediato. Tiene que esperar porque el responsable del recinto se arrepiente. Los dos agentes interceden y consiguen salir con un grupo de actores. "La función había acabado, el público ya había salido. Salimos y nos fuimos en el primer coche logotipado pasada la medianoche", ha dicho.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba