Política

Aragonès enmienda a Torra y Cataluña asistirá a la conferencia de presidentes autonómicos

Una de las opciones que está sobre la mesa del presidente en funciones de la Generalitat es evitar posar en la foto conjunta con el resto de presidentes 

El vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès (ERC) y el presidente Torra (JxCat) en el Parlament de Cataluña.
El vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès (ERC) y el presidente Torra (JxCat) en el Parlament de Cataluña. EFE

Pere Aragonès inicia el cambio de rumbo en el Ejecutivo catalán. El Govern de la Generalitat asistirá a la conferencia de presidentes autonómicos el próximo 26 de octubre, donde también participará la presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, para hablar del reparto de los fondos de recuperación europeos.

Todavía está por ver “en qué forma” deciden asistir y si será el propio president en funciones, Pere Aragonès, quien se reúna con sus homónimos del resto de comunidades autónomas, explican fuentes del Ejecutivo catalán a Vozpópuli. Marcará, sin embargo, un punto de inflexión respecto a la estrategia de sus dos antecesores al frente de la Generalitat, Carles Puigdemont y Quim Torra.

El expresidente huido a Bruselas se ausentó de la cumbre celebrada el 17 de enero de 2017. Pocos días antes, Puigdemont acababa de ser investido y en plena contienda con el Estado optó por no asistir. El último en hacerlo de forma presencial fue el expresidente Artur Mashace ocho años: el 2 de octubre de 2012.

En el caso de Torra, el exmandatario catalán rechazó participar en la última conferencia de presidentes autonómicos que se desarrolló el pasado 31 de julio en La Rioja. Sí que estuvo presente en las videoconferencias que se sucedieron durante los meses más duros de pandemia, pero ya en julio, con la vuelta a la presencialidad, rehusó hacer acto de presencia.

La estrategia de Torra así como la de Puigdemont ha sido la de evitar en la medida de lo posible participar en cualquier encuentro multilateral que les relegara a la condición del resto de autonomías y potenciar únicamente los encuentros bilaterales, como fue en su momento la Mesa de Diálogo entre la Generalitat y el Gobierno de Pedro Sánchez.

El cambio provocado por la crisis del coronavirus, no obstante, ha modificado las prioridades del Ejecutivo catalán. “No iremos a hacernos la foto. Solo si es para trabajar y en función del orden del día”, advierten las fuentes consultadas, que dejan la puerta abierta a cambiar de opinión antes de la fecha del 26 de octubre.

Fuentes del Gobierno de Sánchez tampoco creen que el Govern pueda permitirse ausentarse del encuentro. La presencia de la presidenta de la Comisión Europea en esta próxima cita es un argumento de peso para su asistencia, ya que de no hacerlo ofrecerían una imagen de irresponsabilidad difícil de entender en Bruselas.

Además, los últimos datos del CEO -el CIS catalán- muestran que se han invertido el orden de prioridades de los catalanes: El 56,6% de los encuestados cree ahora que el Govern tiene que centrarse en gestionar los servicios que ya son de su competencia y el 39,9% sigue priorizando la resolución del conflicto territorial.

Sin foto

Una de las posibilidades que se barajan es asistir a la reunión, pero sin aparecer en la foto de familia que se hace en cada edición de dichos encuentros.

Esta fue la fórmula elegida en su momento por la consellera de Sanidad, Alba Vergès, de ERC, en el Congreso Interterritorial del Sistema Nacional de Salud del pasado 4 de febrero. La justificación que dio es que el anterior Gobierno de la Generalitat seguía "en prisión y en el exilio".

En los últimos Consejos de Política Fiscal y Económica, ERC ha decidido mandar a la secretaria del Departamento de Economía, Natàlia Mas, para evitar la presencia de Aragonès, consejero del ramo, en los encuentros con el resto de consejeros.

Pugna con JxCat

Pero el encuentro de presidentes abre una nueva vía. Por un lado, Aragonès no quiere ser visto como el “usurpador” de la presidencia tras la inhabilitación de Torra, pero tampoco está dispuesto a que Junts per Catalunya (JxCat) rentabilice la cita.

A diferencia de la estrategia de boicot que mantienen los de Puigdemont, esta vez empujan porque Cataluña esté presente en la conferencia de presidentes autonómicos. El conseller de Empresa y fiel a las órdenes de Waterloo, Ramon Tremosa, se ha postulado para participar en el acto.

Parece poco probable que ERC, que ahora mantiene la presidencia, esté dispuesta a dejar que sea un consejero de JxCat quien asista en su lugar. Y, pese a exhibir una imagen de unidad en esta cuestión, la inminencia de elecciones en la región provoca que todos jueguen sus cartas para no perder oportunidades ante los escenarios y eventos que les puedan catapultar como la fuerza ganadora de cara a los electores.

La conferencia de presidentes autonómicos, con presencia de Von der Leyen, es una de estas oportunidades que ninguno de los socios en el Ejecutivo catalán están dispuestos a dejar pasar.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba