El eurodiputado de Podemos y miembro de la corriente Anticapitalistas, Miguel Urbán, ha criticado que la dirección de su partido haya convocado las primarias para reelegir en diciembre a Pablo Iglesias como candidato a La Moncloa sin esperar a que concluyeran las elecciones andaluzas y "con calzador".

Así se ha expresado Urbán en un encuentro con periodistas, en el que ha insistido en que ahora "no toca" hablar hacia dentro, sino hacia fuera y sobre todo de Andalucía cuando están en juego unas elecciones que van a marcar un nuevo ciclo electoral y pueden dar la "sorpresa" de un cambio progresista.

Urbán, que junto a la candidata a la Junta de Andalucía Teresa Rodríguez, es uno de los dirigentes de Anticapitalistas más significados de Podemos, ha confirmado que la decisión de convocar primarias este mismo mes de diciembre para elegir las candidaturas a las elecciones generales no se había abordado previamente a ser aprobada en la reunión del Consejo Ciudadano del pasado viernes.

Una reunión a la que no asistió Urbán, que se encontraba en México para conocer la situación de la caravana de migrantes, ni tampoco Teresa Rodríguez que estaba inmersa ya en la campaña electoral andaluza.

Ahora lo que toca es hablar de Andalucía, apoyar a Adelante Andalucía, y no meter unas primarias con calzador

"Ahora lo que toca es hablar de Andalucía, apoyar a Adelante Andalucía, y no meter unas primarias con calzador que no son buenas para Andalucía ni para la gente que se quiera presentar y que por los tiempos marcados si no está en ningún grupo o corriente dentro de Podemos son tiempos imposibles", ha dicho.

Anticapitalistas no descarta presentar un candidato para competir con Iglesias, pero en cualquier caso aún ni se lo ha planteado y esperará a que pasen las elecciones andaluzas para tomar una decisión.

De momento, Urbán insiste en que se juegan mucho en Andalucía frente a una derecha que compite "a tres bandas" por ver quién es el más "xenofobo entre ellos", y siendo 'Adelante Andalucía' la única fuerza que crece y plantea una experiencia de unidad popular a semejanza de la que en 2015 les permitió llegar a los gobiernos de los llamados.

Una experiencia que, en su opinión, se prima electoralmente, lo que espera que ocurra el próximo domingo en Andalucía.