Congreso del PP

Cospedal pierde apoyos para seguir como secretaria general por la ambigüedad de Rajoy

La continuidad de Dolores Cospedal como 'número dos' del PP es ya un asunto tabú. Rajoy ha exigido silencio sobre un debate que se vive en el partido con intensidad.

La ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal.
La ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal. EFE

"Ya habrá tiempo. Es demasiado pronto para eso". Mariano Rajoy ha querido zanjar drásticamente el debate abierto sobre la continuidad de Dolores Cospedal como ‘número dos’ de la formación conservadora. El melón lo abrió la propia interesada, en su toma de posesión como ministro de Defensa, al asegurar a los periodistas que "no os vais a librar de mí". Se produjeron entonces algunas tomas de posición claras y abiertas, tanto a favor como en contra.  

Ahora impera el silencio o las matizaciones. Incluso, algunas deserciones. Cristina Cifuentes, por ejemplo, que salió rauda en apoyo de su secretaria general, se muestra ahora mucho más cauta. "Será el Congreso quien decida", comentó, tras ser designada presidenta del cónclave de los populares que se celebrará en febrero en Madrid. Xavier García Albiol, cabeza visible del partido en Cataluña, también defensor de Cospedal, optó por sumarse a la línea oficial del comedido silencio. Las fervorosas huestes en defensa de la continuidad de la secretaria general han refrenado su entusiasmo a la hora de hacer declaraciones. Tan sólo Celia Villalobos, siempre por libre, ha tachado de 'machismo' el hecho de que se le permitiera en su día a Álvarez Cascos compaginar cargo en el Gobierno y en el PP y no se haga lo propio con la actual secretaria general.

El frente hostil ha enmudecido

También en las filas contrarias se ha optado por la no beligerancia. Alfonso Alonso, uno de los más conspicuos representantes del grupo de Sáenz de Santamaría, ha enmudecido. No ha hecho lo propio, sin embargo, Juan Manuel Moreno Bonilla, que se ha mantenido en sus trece de recordar que a la mano derecha de Rajoy en el PP se la elige en el Congreso y no hay que dar nada por sentado.

A falta de casi tres meses para celebración de este encuentro, la polémica sobre quién ha de ocupar tan relevante cargo en la formación ha cambiado de escenario. Públicamente, apenas se van a escuchar opiniones sobre el asunto. De puertas adentro, este tema se ha convertido en una de las cuestiones que más ocupan las conversaciones entre los dirigentes de la formación. "El asunto tiene mucho morbo", comenta un veterano dirigente. "Ya sabemos que no se aprobarán las primarias, que era otro objeto de interés", añade. Habrá renovación en los estatutos, algunos gestos para modernizar las estructuras y quizás poco más. 

Una ponencia clave

Rajoy ha encargado a Fernando Maíllo, quien en la práctica maneja el día a día del PP, la ponencia sobre Política y Estatutos, algo que ha llamado poderosamente la atención ya que hasta ahora estas cuestiones se trataban en ámbitos diferenciados. ¿Una señal del apoyo de Rajoy a la promoción interna de Maíllo? ¿Un empeño en controlar cuanto ocurra en el Congreso? Quizás las dos cosas a la vez. Este es factor clave a la hora del movimiento de la 'tropa' en favor o no de la continuidad de la secretaria general. 

La opinión más escuchada en determinados círculos del PP es que Rajoy ya ha compensado a Cospedal por todos sus sacrificios en los momentos más duros de la reciente historia del PP al incluirla en el Gabinete. "Muy del estilo de Mariano. Posiblemente él crea que con eso ya están las deudas saldadas", comenta esa fuente. Cospedal, sin embargo, no va a dar la batalla por perdida. Va a participar activamente en la preparación del Congreso, en el que, al menos en el nivel orgánico, no ha recibido ningún encargo oficial. Serán los cinco vicesecretarios generales quienes elaboren las ponencias, lo que implica que la presencia y participación de Jorge Moragas en estas semanas de trabajos preparatorios va a ser muy intensa. Moragas tampoco accedió al Gobierno, pese a haber recibido dos ofertas de su presidente. Se mantiene al frente del Gabinete de Rajoy y, al tiempo, coordina la labor de los vicesecretarios generales, los 'jóvenes cachorros' del PP que habrán de consolidar su papel en este importante cónclave. 

Hasta el mes de febrero, el asunto Cospedal será el eje de conversaciones y cábalas en el partido, pero poco se escuchará hablar abiertamente sobre esta posibilidad. El 'número dos' del PP, como bien señaló Villalobos, lo elige el presidente. Todo lo demás es jugar a la lotería.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba