Congreso Nacional PP

El voto a mano alzada agita la sombra del 'pucherazo' en el PP

El voto a mano alzada abre el debate en el seno del PP. Voces aisladas de 'pucherazo' y alguna dimisión menor han tenido eco en la segunda jornada del Congreso del PP.

La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal
La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal EFE

¿Cual fue el resultado exacto de la votación de la denominada enmienda 'anti-Cospedal'? La versión oficial habla de 303 a favor y 25 más en contra. Los congresos del PP votan sus ponencias a mano alzada. Una tradición. Armados de cartulinas con el 'sí' y el' no', la mesa echa un vistazo y anuncia el resultado en consecuencia. En el caso del texto sobre incompatibilidad de cargos, enmienda presentada por un compromisario de Cuenca, así se hizo. Surgieron las dudas y la organización se ratificó en el resultado.

La polémica surgió de la mano de la sorpresa. Resultaba inconcebible que un asunto tan delicado y vidrioso, como es cerrar la puerta a que miembros de la formación puedan compaginar cargos en gobierno y partido. El texto a debate incluía el nombre de Dolores Cospedal. La votación fue muy ajustada y hubo de contarse uno a uno los tarjetas. 

Una parte de la delegación de Cuenca, hostil a su presidenta y secretaria general del PP, Dolores Cospedal, según señalan fuentes de la zona, puso el grito en el cielo y empezó a hablar de 'pucherazo'. El ruido creció de tono al conocerse la dimisión de Rogelio Pardo, exalcalde y miembro de la ejecutiva regional. Se sumó luego un concejal de Cuenca, quien no ha renunciado a su sillón. Ambos, según las fuentes mencionadas, se sentian desplazados en sus ambiciones políticas. 

Mañana de tormenta

La tormenta perfecta. El congreso del PP se centraba en los debates de las ponencias menos ríspidas a la espera de conocerse la decisión de Rajoy sobre su nueva ejecutiva. En los pasillos se hablaba más del cónclave de Podemos en Vistalegre que de ese 'sarpullido conquense'. Fernando Maillo, presidente de la ponencia política, en conversación con este medio, reconoció que hay posturas diversas sobre la acumulación de cargos, pero calificó de disparate la sombra del 'pucherazo'. Negó cualquier margen a la sospecha.

Algunos compromisarios fueron mas allá al reclamar que se mantenga el sistema de la mano alzada en las votaciones, ejemplo de tansparencia, pero se haga un recuento formal de los votos, se eleve el acta pertinente y se comunique luego a los asistentes a la asamblea. Asi, por ejemplo, se conocería a la perfección cual ha sido el resultado final de la votación sobre la maternidad subrogada, en la que se registró un buen número de tarjetas contrarias a la posición del aparato. "Si se hiciera un cómputo oficial y no tan sólo a vista de pájaro, se evitarían estos problemas", declaraba el miembro de la delegación castellano-manchega, donde se ha originado el foco de la contestación y la protesta.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba