El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, presentará este lunes la nueva estrategia para la calidad del aire de la ciudad de Madrid, un plan que contará con 200 medidas y que, ha reiterado en diversas ocasiones, será "más ambicioso" que Madrid Central, proyecto puesto en marcha durante el mandato de Manuela Carmena.

De este modo, el Gobierno municipal de PP y Ciudadanos hará público este nuevo plan contra la contaminación el último día que ellos mismos se fijaron de plazo, el mes de septiembre. Será en el Faro de Moncloa, y junto a Almeida estarán presentes la vicealcaldesa, Begoña Villacís y el delegado de Medio Ambiente y Movilidad, Borja Carabante.

Martínez-Almeida siempre ha mantenido que Madrid Central había nacido "fracasado". Por un lado, criticaba que la medida se limitara únicamente al centro de la capital, cuando "todos los madrileños" tienen derecho a respirar aire de calidad. Además, otra de las mayores críticas del alcalde ha sido la falta de "alternativas" a Madrid Central, asegurando en diversas ocasiones que únicamente se buscaba "prohibir" y no facilitar el transporte de los madrileños.

Por ello, Almeida ya anunció en campaña electoral que pondría en marcha un plan para acabar con la contaminación que tuviera en cuenta tanto los 21 distritos de la capital como a la corona metropolitana y que contara con alternativas, algunas de ellas ya anunciadas como partidas destinadas al cambio de las calderas.

NUEVAS MEDIDAS

Las 200 medidas de esta estrategia han sido guardadas con celo por el equipo de Gobierno municipal. Entre las ya esbozadas, se permitirá llegar en vehículo privado al centro de la capital, y este nuevo plan no conllevará una ampliación del actual perímetro de Madrid Central.

Asimismo, el alcalde hizo público que se barajaba que las plazas de residentes que no se han ocupado y se habían remunicipalizado se conviertan ahora en plazas de rotación. También habló de la posibilidad de abaratar las tarifas de los parking de tal modo que sirva de incentivo para acudir al centro de Madrid.

Por otra parte, confirmó en el desayuno informativo de Europa Press que se reducirá el importe de las multas por el acceso indebido a Madrid Central, ahora en 90 euros, pues "a veces se entra por pura equivocación, o por error".

Todo ello se basa en algunas restricciones al tráfico, como la peatonalización de la Puerta del Sol, alternativas de transporte público y ayudas para la renovación del parque de vehículos.

Sobre Madrid Central, aunque PP prometió revertir la medida, tras pactar con Ciudadanos para conformar gobierno, asumieron que la medida continuaría y sería modificada. La Junta de Gobierno de la ciudad de Madrid, ya con el gobierno de PP y Cs, aprobó a finales de junio la moratoria de multas en Madrid Central para dar "seguridad jurídica". Sin embargo, esta fue suspendida en un auto el 5 de julio al que siguieron otras dos sentencias en el mismo sentido.

El regidor aseguró entonces que el Ayuntamiento no repercutiría en el ciudadano las multas impuestas de forma errónea en el área restringida tras detectarse fallos en el sistema de gestión de datos que registra las matrículas para anular las multas por entrar en Madrid Central. Además, el 30 por ciento de los aparcamientos de la zona restringida detectaron fallos en el sistema que registra las matrículas.