Política

Rivera rechaza la "mesa a tres" de Sánchez aunque aprueba hablar con Podemos

Los líderes de Ciudadanos y el PSOE dedican una hora a hablar de los asuntos en los que pueden llegar a acuerdos en el Congreso, dejando a un lado posibles mociones de censura, y apuestan por impulsar la reforma de la Constitución en otoño

Sánchez y Rivera se reúnen en el Congreso de los Diputados
Sánchez y Rivera se reúnen en el Congreso de los Diputados EFE

Alrededor de una hora han estado reunidos este miércoles en el Congreso los líderes del PSOE, Pedro Sánchez, y Ciudadanos, Albert Rivera, un encuentro centrado en hablar de los asuntos en los que pueden llegar a acuerdos, algunos de los cuales se pueden ampliar a Podemos. Así lo ha dicho el presidente del partido naranja, que se ha mostrado más cercano a la formación de Pablo Iglesias que al PP en asuntos de regeneración democrática, si bien ha precisado que en ningún caso se plantea sentarse en una mesa a tres.

En declaraciones a los periodistas nada más finalizar la reunión con Sánchez, que ha calificado de "constructiva" y "cordial", Rivera ha destacado los puntos de encuentro y ha sacado pecho de que ha salido con la promesa del voto favorable del PSOE a su ley de autónomos.

Además, ha resumido en tres los asuntos en los que ambos partidos han encontrado puntos de acuerdo: regeneración democrática, respuesta al desafío soberanista en Cataluña y compromiso por reformar la Constitución. En concreto, en este último capítulo, se han emplazado a otoño para empezar a hablar de esa reforma, en la que, eso sí, ha apuntado que hará falta mucho consenso. Por el momento no han abordado a través de qué mecanismos parlamentarios, porque el objetivo es que primero hablen los partidos.

Rivera ha explicado que el objetivo es que en otoño empiecen a hablar juristas designados por ambos partidos sobre los cambios que quieren para la Carta Magna e iniciar así un primer debate que podría conducir a un "borrador" de la reforma. Sin embargo, después el secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, ha rebajado las expectativas y ha asegurado que no ha habido ningún acuerdo "tan concreto" sobre el modo en que se puede emprender esta reforma de la que sí ha defendido que hay que empezar a hablar. 

En el capítulo de la regeneración democrática, Rivera y Sánchez han hablado de la reforma de la ley electoral y la limitación de mandatos. Según el presidente de Ciudadanos, a estos objetivos se puede sumar a Podemos y, de hecho, ha admitido que en estas políticas su partido está más cerca a los de Pablo Iglesias que del PP.

Eso sí, ha rechazado de plano sentarse en una mesa a tres con Podemos. Ciudadanos ha dicho, quiere hablar "con todos los grupos de la Cámara" y no quiere "cordones sanitarios". No tendría sentido, ha dicho, que lo hicieran con el PP mientras tienen un acuerdo de investidura y están consiguiendo "cambios sociales y económicos" para el país. "La mesa a tres es una mesa a la que le falta una pata", ha remachado. 

"El veto no es universal"

Pero para el PSOE esta disposición a hablar ya es un avance. "Si son comisiones bilaterales, pues comisiones bilaterales", ha dicho Ábalos, que se ha vanagloriado de que lo importante es que "la agenda" del cambio que han planteado los socialistas va saliendo adelante. Ahora, ha dicho, se ha demostrado que el veto de Ciudadanos con Podemos "no es universal" y "eso es una buena noticia".

En el caso de Ciudadanos y el PSOE, la interlocución la llevarán Ábalos y el secretario general del partido naranja, José Manuel Villegas, y a nivel parlamentario, la portavoz socialista, Margarita Robles, con el portavoz y el secretario general del partido de Rivera, Miguel Gutiérrez y Juan Carlos Girauta. 

En la reunión de este miércoles, entre "viejos conocidos" en palabras de Rivera, los dos líderes políticos también han mostrado sintonía en la cuestión territorial. Al margen del rechazo que en Ciudadanos genera la plurinacionalidad que aprobó el PSOE en su 39 Congreso, el presidente de este partido ha destacado que ambas formaciones coinciden en la defensa de la unión de todos los españoles y de la soberanía nacional, así como en el respeto al orden constitucional y las leyes.

"En este asunto podemos decir que estamos juntos", ha proclamado Rivera, que ha destacado la importancia de que los "tres partidos constitucionalistas", en referencia también al PP, tengan una posición conjunta. 

En lo que mantienen sus discrepancias es en el capítulo económico, porque, tal y como ha dicho Ábalos, "cada uno tiene sus prioridades". Pero no han entrado en ellas porque han preferido dedicar esta "primera toma de contacto" ha poner encima de la mesa los asuntos sobre los que pueden llegar a acuerdos.

De la misma manera, Rivera ha asegurado que, como Sánchez le garantizó por teléfono, no han hablado de mociones de censura ni gobiernos alternativos. En este sentido, ha apuntado que este compromiso con la vida parlamentaria les hace "pasar de pantalla": de "la del bloqueo" a la de "las reformas". 



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba