Elecciones 10-N

Albert Rivera deja en el aire su dimisión tras el batacazo electoral de Ciudadanos

El líder de Ciudadanos ha convocado a su Ejecutiva a una reunión extraordinaria este lunes para convocar un Congreso y dar un nuevo rumbo al partido

Albert Rivera e Inés Arrimadas
Albert Rivera e Inés Arrimadas EFE

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, ha dejado en el aire este domingo su posible dimisión tras el batacazo electoral que ha sufrido su formación en las elecciones del 10-N. Rivera ha anunciado una reunión urgente de la dirección del partido para este lunes a las 10 de la mañana para "iniciar un nuevo rumbo" y ha anticipado su deseo de que se convoque un Congreso Extraordinario para que los militantes decidan quién es a partir de ahora la persona que dirigirá la formación.

Rivera compareció ante los trabajadores y apoderados de Cs con su equipo de campaña y las principales figuras que le han acompañado en los últimos meses. Felicitó al PSOE por su victoria y constató que los españoles quieren "más Sánchez para esta legislatura, pero también más Vox y menos centro político".

Ante esta realidad "que nadie puede negar", según dijo con voz entrecortada, y que es "un mal resultado sin paliativos y sin excusas", Rivera hizo hincapié en que no quería compararse con otros líderes como Pedro Sánchez, quien dijo tras los peores resultados del PSOE en 2016 que era "una noche histórica", o Pablo Casado cuando el PP pasó el abril de 137 a 66 diputados y dijo "que no pasaba nada".

"Asumamos lo que los españoles han votado"

Rivera señaló que como líder político tiene que asumir "tanto los éxitos como los malos resultados", por lo que sentía en la obligación de convocar más a la Ejecutiva Nacional a las 10:00 horas, con el fin de "asumir todas las decisiones que haya que adoptar".

En concreto, mencionó un Congreso Extraordinario "para que los militantes de Cs decidan y tomen las riendas de este partido", lo que implica que en los próximos meses habrá primarias para elegir a un nuevo presidente o presidenta del partido. "Asumamos lo que los españoles han votado", sentenció.

Pese al derrumbe electoral, el líder de la formación naranja advirtió de que el proyecto político de Cs "es de verdad", incluso si ahora ha perdido más de la mitad de los votos. "Sé distinguir un buen resultado y un mal resultado", insistió antes de reconocer que Cs empieza "un nuevo rumbo ante un nuevo mapa político español".

Caída de votos

El partido naranja ha obtenido apenas diez escaños, muy lejos de los 57 diputados que logró en los comicios del 28 de abril. En porcentaje de voto, la formación se ha dejado tras las últimas generales más de nueve puntos porcentuales, lo que supone haber perdido el respaldo de más de dos millones y medio de electores en sólo seis meses.

Rivera se mantuvo firme en su veto al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, tras la celebración de los comicios de abril, a pesar de la crisis que esto desató en el seno de su partido, con la salida de varios dirigentes de primer nivel, como Toni Roldán o Javier Nart.

En el último momento, el presidente de Ciudadanos ofreció a Sánchez abstenerse en su investidura a cambio de que aceptara tres compromisos "de Estado", con el fin de evitar otra convocatoria electoral, pero la oferta no fructiferó.

El éxito de Vox

El desplome de Ciudadanos contrasta con el éxito electoral de Vox. El partido de Santiago Abascal ha repuntado hasta los 52 diputados, convirtiéndose en la tercera fuerza política por número de escaños, frente a los 24 escaños que cosechó el 28-A. La formación verde ha logrado reunir el 15% de respaldo, tras sumar casi un millón de votos respecto al último encuentro con las urnas.

¿Crees que debe dimitir Albert Rivera?

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba