Política

Aguado esquiva el veto de Ayuso en el único cese por el contrato falso de Room Mate

Ciudadanos transforma la destitución del alto cargo de Políticas Sociales en una dimisión para que la presidenta no pueda pararlo en la reunión de hoy del Ejecutivo madrileño. La formación liberal da por zanjada la polémica con su propia investigación interna

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso conversa con el vicepresidente de la Comunidad, Ignacio Aguado.
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso conversa con el vicepresidente de la Comunidad, Ignacio Aguado. EFE

Ciudadanos quiere dar por zanjada la polémica del falso contrato de Room Mate en la Comunidad de Madrid y para ello ha transformado el cese del alto cargo de la Consejería de Políticas Sociales señalado por este controvertido suceso en una dimisión del propio afectado. Con ello, se sortea el veto a dicha destitución que insinuó la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, la semana pasada en sede parlamentaria mientras no concluyese la investigación interna.

Todo nombramiento o cese del Ejecutivo madrileño tiene que pasar por el Consejo de Gobierno para su aceptación y publicación en el BOE de esta región. Se da la circunstancia de que los siete consejeros del PP son mayoría frente a los seis de Ciudadanos, por lo que los primeros podrían parar una destitución si no están conforme con ella.

Este era el caso del secretario general técnico de Políticas Sociales, Miguel Ángel Jiménez, quien fue 'sacrificado' por el consejero Alberto Reyero por el "error humano de carácter administrativo" que provocó que apareciese y desapareciese en cuestión de minutos un supuesto contrato regional con Room Mate por más de 565.000 euros... justo el día que saltó la polémica por el alojamiento de Ayuso en uno de los hoteles que tiene el empresario Kike Sarasola en la capital.

Cuando fuentes próximas a Ayuso plantearon un posible veto al cese de Jiménez en la reunión de hoy del Consejo de Gobierno, en Ciudadanos se movieron rápido y el propio alto cargo firmó una carta con su dimisión irrevocable, así que ahora el PP no puede parar su salida del Ejecutivo madrileño ya que es un cese a petición propia.

La investigación interna

Pese a este traspié, Ayuso mantiene formalmente abierta la investigación interna aunque Reyero dará cuenta de ella en la reunión de hoy con la intención de darle carpetazo. El consejero entrevistó al secretario general técnico al que se le enseñó la puerta de salida y a todos los trabajadores que estaban bajo su mando para esclarecer los motivos que llevaron a una funcionaria a cometer tal error.

Esta última admitió desde el principio su culpa, aunque fue su superior quien asumió el precio de la destitución ya que sobre él recaía la supervisión de las fichas de los contratos que Políticas Sociales sube al portal de contratación de la Comunidad de Madrid. 

Sobre la formación naranja recayeron desde el inicio las sospechas de una posible 'mano negra' para perjudicar a Ayuso, tal y como reveló Vozpópuli tras hablar con fuentes de la Presidencia madrileña, ya que Reyero sintió hace unas semanas la soga de la destitución cuando la presidenta le advirtió de posibles irregularidades en la gestión de los geriátricos durante la pandemia del coronavirus.

Isabel Díaz Ayuso e Ignacio Aguado en una rueda de prensa.
Isabel Díaz Ayuso e Ignacio Aguado en una rueda de prensa. EP

El contrato de limpieza del 'Hotel Alicia' de Room Mate por un montante de 565.749,58 euros levantó suspicacias de inmediato por aparecer el mismo día de la polémica suite de Ayuso y lo inusual de su rápida retirada de la web.

La adjudicataria de los servicios era, en realidad, la entidad Coordinadora de Tercer Sector de la Comunidad de Madrid (C3SM), que se define en su web como una "plataforma social alternativa y solidaria, descentralizada y feminista que apuesta por la creación de servicios y valor añadido para las pequeñas y medianas ONGs que trabajan en la Comunidad de Madrid". Y la cifra de la adjudicación pasó a ser de 240.443,57 euros, menos de la mitad de lo que se anunció para Room Mate. 

Los contratos de la polémica: a la izquierda el de Room Mate y a la derecha el de C2SM.
Los contratos de la polémica: a la izquierda el de Room Mate y a la derecha el de C2SM.

Lo sorprendente es que dicho montante no aparecía en el contrato que suscribieron la Consejería de Políticas Sociales y C3SM, sino que era bastante inferior, según comprobó Vozpópuli al tener acceso a los documentos de la licitación. En concreto, eran 77.337,47 euros mensuales mientras durase el estado de alarma y un añadido de 8.431,16 euros en concepto de "costes derivados de la adaptación y puesta en marcha del hotel" que Room Mate cedió de forma altruista y sin coste alguno al Ejecutivo madrileño para que derivase enfermos de la covid-19. 

El contrato especificaba, por ejemplo, que la cuantía de abril será algo menor -de 71.624,84 euros- ya que se empezó el día 7 del pasado mes, por lo que C3SM no entendió de dónde se había sacado el departamento de Reyero el montante de más de 240.000 euros y así se lo trasladó en una carta a Ayuso en la que pidió ceses en el área que dirige este consejero de Ciudadanos. Pero al final, el cese se convirtió en una dimisión.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba