Elecciones andaluzas

La razón de Díaz para adelantar las andaluzas: no quiere que las municipales condicionen los pactos

El PSOE de Andalucía no quiere que ocurra como en 2015, cuando la presidenta tuvo que esperar 80 días desde su victoria en las urnas para ser investida

Pedro Sánchez y Susana Díaz en La Moncloa.
Pedro Sánchez y Susana Díaz en La Moncloa. EFE

Mucho se ha especulado sobre quién es el responsable del inminente adelanto de las elecciones en Andalucía a finales de este año. Ciudadanos ha puesto en cuarentena su pacto de investidura con el PSOE. Y todo indica que lo romperá este fin de semana. Pero Susana Díaz tiene sus propias razones poner las urnas antes de marzo del próximo año, que es cuando finaliza la legislatura. Una de ellas es anular la tentación del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de hacerlas coincidir con las generales. Pero hay otra de más peso: quiere tener las manos libres para negociar un nuevo pacto de Gobierno.

Díaz y el PSOE andaluz tienen muy presente lo que ocurrió en 2015. Las elecciones se celebraron el 22 de marzo. La presidenta no pudo ser investida hasta junio, más de 80 días después. ¿La razón? Ningún partido quiso negociar un acuerdo con las elecciones municipales y autonómicas a la vuelta de la esquina. Díaz tuvo que esperar a que pasase la cita del 24 de mayo y después alcanzar el pacto con Ciudadanos. Fue investida en junio.

¿Repetir elecciones?

El adelanto electoral -las fechas que se barajan son el 25 de noviembre y el 2 diciembre- da un margen suficiente a Díaz para negociar un pacto de gobierno sin estar pendiente de otras urnas. Si esperase a marzo, volvería a ocurrir lo mismo que en 2015. Todas las encuestas coinciden que el PSOE ganará las elecciones, y que necesitará un nuevo acuerdo de gobierno para renovar mandato.

La ley andaluza es idéntica a catalana. Obliga a celebrar una votación de investidura en un plazo máximo de 15 días hábiles tras la constitución del Parlamento. Si el/la candidato/a no logra la confianza de la cámara ni en primera ni en segunda vuelta, el Estatuto andaluz prevé un plazo máximo de dos meses para conseguir esa investidura y si no, se convocan elecciones de forma automática.

Fuentes consultas por Vozpópuli consideran que Díaz también está teniendo en cuenta el escenario de un no acuerdo de gobierno y la repetición electoral. Si adelanta a finales de este año, una hipotética segunda vuelta sería en torno a marzo o quizá abril. Es un calendario comprimido y muy pegado al 26 de mayo del 2019, fecha de las municipales, autonómicas y europeas. Pero ofrece cierto margen de maniobra para tener una campaña "con acento andaluz", en palabras de la propia presidenta.

Cs se reúne en Málaga

Díaz está ahora a la espera de Ciudadanos. El partido naranja decide entre el viernes y el sábado el futuro de su acuerdo de investidura con el PSOE andaluz en una reunión de su Ejecutiva nacional en Málaga. La suerte está prácticamente echada. La ruptura conviene ahora mismo a las dos partes.

Las encuestas no pintan mal para la formación de Albert Rivera. Algunos sondeos les sitúan en el entorno de los 20 diputados diputados. En 2015 obtuvieron nueve. Ciudadanos aspira a disputarle al PP la segunda plaza en las urnas. La victoria de Díaz es hoy por hoy indiscutible. El margen y el reparto de escaños condicionarán los futuros acuerdos



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba