Juicio del 'procés'

Los acusados del partido de Puigdemont restan valor a la DUI para negar la rebelión

El abogado de Forn admite que "no se arrió la bandera" de España y el de Sànchez, Rull y Turull dice que el 28 de octubre fueron "a trabajar tranquilamente"

Los acusados Rull, Turull y Sànchez
Los acusados Rull, Turull y Sànchez EFE

Los dos abogados que defienden a los cuatro presos del partido que encabeza Carles Puigdemont han intervenido este martes en el penúltimo día del juicio del procés en el Tribunal Supremo. En sus informes de conclusiones finales, ambos han coincidido en restar valor a la declaración de independencia en su deseo de negar la presunta rebelión por la que les acusa la Fiscalía.

En el banquillo de los acusados se sientan desde hace cuatro meses el exconseller de Interior y ahora concejal electo en el Ayuntamiento de Barcelona, Joaquim Forn. También el exlíder de la ANC Jordi Sànchez y los exconsejeros Josep Rull y Jordi Turull. Estos tres últimos fueron elegidos diputados y luego suspendidos por su situación de procesados por rebelión en prisión provisional. Todos ellos forman parte del PDeCAT, heredera la de la antigua CiU.  

El más contundente fue el abogado de Forn, Javier Melero, quien por la mañana negó la tesis de la Fiscalía de que el soberanismo culminó su plan de derogar la Constitución en una parte del territorio nacional y romper amarras con el resto del Estado. “El Gobierno de la Generalitat incumplió el 1-O. Sé que a alguien le puede molestar esta versión de los hechos, pero es lo que ocurrió”, dijo.

“El 155 funcionó perfectamente. Cuando el 27 de octubre Forn se despidió de sus funcionarios les dijo que había dos opciones: o elecciones o 155. El Gobierno de la Generalitat incumple el 1-O, no se arría la bandera, no se comunica al cuerpo diplomático…”, añadió.

Jordi Pina: "Fuimos a trabajar"

Melero ha seguido una estrategia muy propia que le ha llevado incluso a negar que acudir a votar el 1-O fuese la expresión de un derecho. Pero en este caso coincidió con el abogado Jordi Pina, quien por la tarde se encargó de exponer sus conclusiones finales sobre la defensa de Sànchez, Rull y Turull. A su modo, este letrado también restó valor tanto a lo que sucedió el 1-O como el 27-O.

Para reflejar la normalidad que a su juicio hubo en la jornada del referéndum, se puso a sí mismo como ejemplo y dijo que él fue a votar, se fue a "dormir a casa" y al día siguiente se fue "a trabajar" y no llamó a su compañera de despacho en Madrid, Ana Bernaola, para decirle que los catalanes ya eran "extranjeros". En su equipo jurídico también está Francesc Homs, quien fue portavoz de la Generalitat de Artur Mas y luego diputado en el Congreso.

En el mismo sentido se expresó con respecto al 27 de octubre cuando el Parlament declaró de forma unilateral la independencia. “El 27 de octubre debería haber algarabía, asaltos... pues no, el 28 fuimos todos tranquilamente a trabajar”.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba