Política

Uno de los acusados de Alsasua alega que no recuerda nada: "Estaba muy borracho"

El acusado admite que se acercó a las víctimas por su condición de agentes, pero niega haberles agredido 

Uno de los acusados de Alsasua alega que no recuerda nada: "Estaba muy borracho"
Uno de los acusados de Alsasua alega que no recuerda nada: "Estaba muy borracho" EFE

El primero de los acusados por la agresión a dos guardias civiles en Alsasua en el año 2016, Jokin Unamuno, ha admitido que se acercó a las víctimas por su condición de guardias civiles a los que conocía porque le habían puesto varias multas. No obstante, niega haberles agredido y asegura no recordar bien qué es lo que les dijo porque llevaba bebiendo todo el día y estaba muy borracho.

Unamuno sólo ha contestado a las preguntas de su abogada, la habitual defensora de presos de ETA, Amaia Izko. En sus explicaciones, este acusado para el que la Fiscalía pide 50 años de cárcel, se ha excusado diciendo que esa noche estaba "muy borracho" ya que había pasado el día bebiendo vino y cerveza. Esa es la razón por la que, según alega, no recordaba qué es lo que les dijo a los guardias civiles cuando a las cinco de la mañana entró en el bar Koxka donde comenzaron los hechos.

Ha reconocido que conocía a los agentes, sobre todo al teniente, porque le habían puesto varias multas de tráfico, por un acto de la plataforma en favor de la expulsión de las fuerzas de seguridad del Estado del País Vasco y Navarra impulsada desde hace décadas por ETA. También le habían multado por una manifestación en favor de los presos que no estaba comunicada. "Como estaba enfadado por el tema de las multas, me acerqué a ellos para recriminárselo", ha explicado. 

"Como estaba enfadado por el tema de las multas, me acerqué a ellos para recriminárselo"

Jokin Unamuno

Tras reconocer que sabía que eran guardias civiles y que mantuvo con ellos una discusión, ha negado todo lo demás. Ha dicho no recordar que les hubiese amenazado o que les hubiese agredido. "Yo estaba discutiendo con el teniente, todo el alboroto pasó a mis espaldas. Yo no golpeé, cuando la gente empezó a salir del bar yo me quedé dentro y salí al rato", ha explicado. También ha negado haberse puesto en contacto con nadie para avisar de que había guardias civiles en el bar, haberse mofado de los agentes tras la agresión o resistirse a su detención.

Sobre este último punto, ha matizado que cuando salió del vehículo en el que le introdujeron tras su arresto fue porque alguien se dejó la puerta abierta: "Salí del coche porque vi que estaba la puerta abierta y salí, no lo sé por qué, estaba muy borracho, pero luego me volvieron a meter". "Siento que por una cosa que hice sin ser muy consciente porque estaba muy borracho sucediese lo que sucedió después". ha añadido.

"Siento que por una cosa que hice sin ser muy consciente porque estaba muy borracho sucediese lo que sucedió después".

Jokin Unamuno

Sobre su pertenencia al movimiento en favor de la expulsión de la Guardia Civil (Ospa Eguna), ha matizado que es una asamblea abierta a todo el mundo y que él acudía a las reuniones de la campaña de 2016. También ha admitido haber acudido el 12 de octubre, día de la Fiesta Nacional, a la Iglesia de los Capuchinos de Alsasua donde se celebraba una misa en honor de la Virgen con presencia de guardias civiles. La fachada del edificio apareció con una pintada que decía "Alde Hemendik" (Fuera de aquí).

"No estaba"

Otro de los acusados, Adur Ramírez dijo que ese día había estado con amigos y después en un partido de pelota, pero que se retiró a su casa antes de que sucediesen los hechos. Esa noche le despertó alguna llamada de sus amigos -obran varias en el sumario- pero negó haber planificado con sus amigos la agresión a los agentes. 

Ramírez, quien en el pasado había viajado a Ucrania para apoyar a los separatistas prorrusos, también acudió días antes de los hechos a la la Iglesia de los Capuchinos de Alsasua junto a Unamuno, pero explicó que fue sólo a "echar unos cigarros" y a "curiosear". Según dijo, "era la primera vez que se hacía en el pueblo".

Niega haber estado nunca envuelto en una pelea contra la Guardia Civil y recordó que cuando era pequeño jugaba a pelota con el hijo de un agente del Instituto Armado. Su único problema con la Policía, defendió, fue su arresto en una operación contra los seguidores radicales de Osasuna, una causa que terminó archivándose en lo que a él respecta.

Por su parte, Ohian Arnanz dijo que estaba en el bar cuando vio un conflicto con una persona que no conocía, ni sabía de su condición de guardia civil. En ese momento, otro joven del pueblo le alejó del lugar diciéndole que eso no tenía nada que ver con él. Negó haber agredido a nadie o haber participado en alguna actividad de Ospa Eguna.

Según el atestado policial posterior a la agresión, al empezar los golpes, los agentes y sus novias trataron de salir a la calle. El teniente relató que no podía avanzar al encontrarse rodeado "por unas siete u ocho personas que le agredían siendo reconocidas Adur Ramírez y Ohian Arnanz". Para este último, la Fiscalía pide 62 años de cárcel, mientras que para Adur Ramírez, 50 años. 

Llegó tarde

Jon Ander Cob, para el que la Fiscalía pide otros 50 años de cárcel, dijo que cuando llegó a las inmediaciones del bar Koxka, en torno a las cinco de la madrugada, vio una ambulancia y un coche patrulla. Un amigo suyo le relató que había habido "movida", pero no supo explicarle qué pasaba. Preguntó a otra persona que le contestó "alterado y nervioso" sin que pudiese entender lo que quería decir. Esa persona era el sargento de la Guardia Civil agredido.

"Nadie en ese momento se me acercó a recriminarme nada o a decirme que pudiese ser autor de los hechos", alegó al tiempo que explicó que no sabía que las víctimas fuesen guardias civiles. Según el atestado, este acusado se encontraba al lado de Arnanz en el momento de la trifulca y le llegó a decir a los agentes que no tenían "derecho" a estar ahí.

Cob negó esta acusación y narró que tenía sueño y, tras media hora en el bar Koxka, se fue a su casa dejando a sus amigos aún en el establecimiento. Achaca a un "fallo visual sin mala intención" su procesamiento tras una rueda de reconocimiento. Según explicó, una de las novias de los guardias civiles iba al mismo instituto que él. Sostiene que esta causa le ha obligado a dejar sus estudios por tener mermada su capacidad de concentración.

"Se puede decir que soy apolítico. No tengo ningún odio hacia nadie"

Jon Ander Cob

"Se puede decir que soy apolítico. No tengo ningún odio hacia nadie", aseguró el acusado, quien negó estar vinculado ni hacer "mucho caso" al movimiento para hostigar a las fuerzas de seguridad. Respondió a las preguntas sobre sus comunicaciones privadas como cuando en un chat de amigos se dijo "malas noticias" o cuando a su madre le pidió que midiese bien sus palabras. Sobre la primera expresión explicó que se debe a que varios de la cuadrilla habían sido implicados en los hechos y acerca de la segunda defendió que tenía por objeto tranquilizar a su madre.

Estaba, pero "lejos"

Julem Goicoechea, otro de los acusados para el que piden 50 años de prisión, relató que estuvo en el bar Koxka desde la 1.30 hasta el cierre. Explicó que había pasado toda la noche haciendo lo habitual: bailar, tomar algo e "intentar ligar". Describió un tumultó, pero matizó que a él le "pilló relativamente lejos". Lo enmarcó en una pelea más en ese establecimiento que es conocido por ser "conflictivo" y al que él acude con frecuencia. Fue su hermano quien a la mañana siguiente le contó lo que había sucedido realmente, según su versión. 

Explicó que los mensajes borrados de su móvil no tenían por objeto esconder pruebas, sino liberar espacio de la memoria. Aseguró que se descargó una aplicación para borrar documentos del teléfono porque tenía "un vídeo y fotos de tono erótico" de una relación sexual con una mujer. "Por respeto a ella", añadió. Negó cualquier vinculación con ningún tipo de movimiento abertzale "y con ETA muchísimo menos". En su interrogatorio denunció que en la primera rueda de reconocimiento a la que le llevaron, él era la única persona de raza blanca.

"Por casualidad"

Iñaki Abab trabajaba en otro bar al que solían acudir con frecuencia los guardias civiles y sus parejas. Aquella noche también acudió al bar Koxka, pero cuando llegó ya estaba desplegada la policía y se habían practicado las primeras detenciones. "Por curiosidad" se acercó para saber qué había pasado. Tras definirse como "políticamente  inactivo", dijo no percibir un ambiente de tensión pese  la presencia de fuerzas de seguridad, algunas con el casco puesto. Sacó el móvil para grabar los hechos hasta que el sargento atacado le dio un manotazo y se lo tiró al suelo. 

"Al día siguiente viendo que había dos detenidos consideré importante conservar la grabación y la guardé en el ordenador, cuando salí de prisión se la entregué a mi abogada", relató ante el tribunal de la Audiencia Nacional ante el que dijo haber perdido después su móvil al caérsele por el retrete de un bar.  

Reconoció que la misma noche de la agresión llamaron desde su móvil varias veces al alcalde de Alsasua, Javier Ollo, del partido Geroa Bai que encabeza la presidenta de Navarra, Uxue Barkos. Como no contestaba (eran las 6.45 horas) le pusieron un mensaje que consta en el sumario: “Aupa tío. Me parece que tenías que hacer acto presencia tío. Te hemos llamado desde este mobil. Se an sobrado los. Guardias y forales con la porra. Sin más. (sic)”.

"Os ha pasado por salir"

Ainara Urquijo, la última en declarar, aseguró que había bebido y estaba alterada. Admitió haber discutido con los agentes forales que se personaron en el lugar tras las agresiones. Según consta en la investigación, se acercó a las víctimas y les amenazó: "Esto os ha pasado por salir de ahí arriba. Cada vez que salgáis os va a pasar lo mismo. Así que lo que tienes que hacer es no salir de ahí". Ella en el interrogatorio negó estos hechos por los que le piden 12 años de prisión. Tras escucha a todos los acusados durante la primera sesión el juicio se reanudará mañana con las declaraciones de la víctimas y los testigos. 



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba