Política

El PSOE cede una consejería a Podemos y afianza la investidura de Concha Andreu en La Rioja

El acuerdo que se sellará el próximo miércoles plantea la inclusión de los morados en el Ejecutivo regional

La candidata socialista a la Presidencia del Gobierno riojano, Concha Andreu
La candidata socialista a la Presidencia del Gobierno riojano, Concha Andreu Europa Press

El PSOE y Podemos han acercado posturas en La Rioja y están a punto de sellar un acuerdo para la investidura de la socialista Concha Andreu. La única diputada de Podemos, Raquel Romero, dinamitó en el pasado mes de julio el primer intento de Andreu. El preacuerdo que está sobre la mesa, y que se ratificará el próximo miércoles, plantea una consejería, posiblemente la de participación ciudadana y cooperación, para los morados.

La primera sesión de investidura en La Rioja del pasado mes de julio acabó en duros reproches entre socialistas y Podemos. Cuando faltaban pocas horas para la votación de la investidura de Pedro Sánchez en el Congreso de los Diputados, la única diputada de Podemos en La Rioja se enrocaba y negaba su apoyo a Andreu, que solo obtuvo el voto de Izquierda Unida y no alcanzó la mayoría necesaria para convertirse en presidenta.

Ahora, sin embargo, la situación parece haberse encuazado. Los dos partidos han acercado posturas y, según un comunicado conjunto difundido por Efe, afirman estar a punto de cerrar el asunto. Los morados lograrían una consejería, sendas direcciones generales (al menos dos, según la prensa local) y entrarían oficialmente en el ejecutivo, explican a este diario fuentes de Podemos. El PP, después de 24 años de poder regional, se instalaría en la oposición.

Las dos formaciones, con también IU, comparecerán mañana, miércoles, para firmar el documento y explicar y valorar el acuerdo alcanzado, que se ha producido 86 días después de la celebración de las elecciones autonómicas del pasado 26 de mayo.

Más peso regional

Podemos, que sufre un escaso arraigo territorial, quiere afianzarse en varios gobiernos regionales. El problema para Pablo Iglesias es que, dependiendo de cada región, su influencia no es homogénea. En Canarias y Baleares, por ejemplo, cuenta con miembros de Podemos afines a él. Pero en La Rioja, Andalucía, Cataluña, Valencia y La Rioja, la situación es diferente.

En La Rioja, por ejemplo, Romero, la única diputada de los morados en la asamblea regional, era considerada pablista, pero a lo largo de las últimas semanas se ha acercado a los sectores más críticos del partido. A la vez, en la negociación ha desempeñado un papel relevante Francis Gil, dirigente apreciado en Podemos pero considerado crítico con Iglesias. De tal manera que su entrada en ese ejecutivo puede convertirse en una noticia agridulce para Iglesias.

En el trasfondo de los acuerdos regionales, de hecho, se encuentra la petición de varios dirigentes de Podemos de plantear un congreso adelantado. En Andalucía, los anticapitalistas piden más autonomía, mientras que en Cataluña, los comunes han cuestionado en más de una ocasión las decisiones del secretario general. En Asturias, Aragón, La Rioja y País Vasco, las secciones regionales de Podemos no son consideradas pata negra para la cúpula madrileña. De las periferias, consideran algunos en el partido, podría llegar la alternativa a la pareja Iglesias-Montero para liderar la formación morada en los próximos meses.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba