La Asociación de Centros Autónomos de Enseñanza Privada (ACADE) ha recibido con estupefacción las declaraciones efectuadas por el Consejero de Educación de la Comunidad de Madrid, Enrique Ossorio, este lunes en su comparecencia ante la Asamblea de Madrid, en las cuales ha afirmado que “la escuela infantil es un servicio que no se puede prestar online” y que decir lo contrario “es un insulto a la inteligencia”.

Para ACADE, estas declaraciones revelan "un profundo menosprecio en la forma y un absoluto desconocimiento en el fondo de la cuestión, y no tienen más objetivo que negar al sector de escuelas infantiles privadas las ayudas que otros gobiernos autónomos están arbitrando", como es el caso de Valencia o de Andalucía.

Según esta asociación, las escuelas infantiles privadas, en modelo de educación online, no solamente están realizando un "importante esfuerzo de presencia de los profesores con sus alumnos a través de las plataformas". Además, realizan un trabajo de orientación y asesoramiento psicopedagógico con los padres, en el desarrollo de actividades que favorecen el bienestar emocional de los niños y sus familias.

Esta labor incluye la orientación de rutinas y hábitos, actividades de estimulación y juegos, y otras muchas iniciativas que están siendo de gran ayuda para los niños y sus tutores en las difíciles circunstancias que atravesamos.

Para ACADE, las manifestaciones del consejero Ossorio son "doblemente preocupantes" por cuanto al "desconocimiento que reflejan" se une la "absoluta indiferencia por el futuro del sector que en la Comunidad de Madrid tiene encomendado", y que engloba a más de 900 escuelas infantiles privadas, que emplean a más de 7.000 profesionales, el 90% de los cuales son mujeres y acogen a 50.000 alumnos.