Política

Zapatero lamenta la fractura en Podemos: "Con un partido dividido se pasa muy mal"

El expresidente socialista ha criticado la "naturalidad" con la que el Partido Popular ha asumido pactar con Vox, una formación a la que acusa de ser el 'revival' de la derecha predemocrática

José Luis Rodríguez Zapatero y Pablo Iglesias.
José Luis Rodríguez Zapatero y Pablo Iglesias. Efe

El expresidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha lamentado la fractura de Podemos después de que Íñigo Errejón haya decidido concurrir a las elecciones autonómicas de mayo bajo la plataforma de Manuela Carmena (Más Madrid) y no con las siglas de su propia formación.

"No me gusta que haya división en Podemos, ni en ningún partido. Me gustaría que un proyecto con éxito como el que fue, madurara porque con un partido dividido se pasa muy mal", ha reconocido el ex dirigente socialista este miércoles durante un coloquio organizado por la agencia de noticias Servimedia, que cumple 30 años.

Entre los invitados, estaban presentes la ministra de Política Territorial,  Meritxell Batet, y la antigua responsable de vivienda, Beatriz Corredor, en quienes el expresidente ha buscado complicidad al preguntarles con tono de broma: "¿Verdad?"

Elecciones de mayo

Preguntado sobre si la crisis de la formación morada va a suponer un riesgo para el PSOE, Zapatero se ha limitado a decir que la conformación de las opiniones y del voto en la actualidad son "de última hora", por lo que, se aferra a que "de aquí a mayo [fecha de las elecciones municipales y autonómicas] pueden pasar muchas cosas".

Zapatero ha calificado al hasta ayer diputado de Podemos de "inteligente", aunque ha defendido la importancia de "las lealtades"

Si responder a si le gustaría que Errejón se pasase a las filas del PSOE porque "eso lo tendrá qué decir Errejón", Zapatero ha calificado al hasta ayer diputado de Podemos de "inteligente", aunque ha defendido la importancia de "las lealtades". "Siempre me han gustado las personas que transitan su vida política con coherencia", ha asegurado.

Rechazo a Vox

Además, el ex mandatario ha recordado que en una reunión con Iglesias y Errejón les dijo que "la socialdemocracia era la única alternativa progresista", una idea que continúa manteniendo hoy. "Dije que a Podemos lo iba a cambiar más la democracia, de lo que ellos iban a cambiar a la democracia", ha añadido para después asegurar que les tiene "afecto y respeto".

Para el ex presidente del Gobierno el "bautizo" de Ciudadanos en el Gobierno Andalucía con el apoyo de Vox es "preocupante"

Zapatero ha aprovechado para hacer un llamamiento "al electorado demócrata progresista" para que "tome nota" de los resultados de los pasados comicios en Andalucía. El ex presidente ha mostrado su rechazo a la "naturalidad" con la que "el Partido Popular de Pablo Casado" ha asumido pactar con Vox.

"Ciudadanos parecía más incómodo, pero el PP estaba en su salsa", ha criticado. Sobre la formación liderada por Santiago Abascal ha apuntado que son el 'revival' de la derecha predemocrática. El "bautizo" de Ciudadanos en Andalucía es "preocupante", algo que, según Zapatero, le puede dificultar a la hora de pactar con el PSOE.

'Añoranza' a Bush

No obstante, el ex mandatario ha enmarcado la política española dentro de un fenómeno global fruto de la crisis económica de 2008. "La crisis ha provocado un seísmo político", ha justificado. "No pensaba que habría un presidente de EEUU que me haría añorar a Bush, al que ahora recuerdo con afecto", ha ironizado en referencia al ex presidente americano con el que tuvo una tensa relación a cuenta de la Guerra del Golfo.

"Casado no es el nuevo Aznar, eso es irrepetible, químicamente imposible", dice Zapatero

Pero también tuvo palabras de recuerdo para el ex presidente José María Aznar y para el ex presidente de BBVA, Francisco González. Preguntado por si Pablo Casado era el "nuevo" Aznar, Zapatero ha asegurado: "No es el nuevo Aznar, eso es irrepetible, químicamente imposible".

En cuanto a la trama de las escuchas que el BBVA -y en concreto Francisco González- habría ordenado al excomisario José Manuel Villarejo para impedir que Sacyr se hiciese con el control del banco, Zapatero ha dicho que se trata de una práctica "lamentable" y que le pilla de "sorpresa" y le hace sentirse "indignado". "Tiene que tener consecuencias", ha exigido.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba