Política

El auge de Vox deja en el aire a qué partidos castiga el Congreso con el 'gallinero'

El partido liderado por Santiago Abascal no está dispuesto a que le releguen otra vez a las dos últimas filas del 'queso' central, bajo las tribunas de invitados. Y menos con 52 diputados

Imagen de archivo de Santiago Abascal conversanso con el socialista José Zaragoza en los escaños del Congreso.
Imagen de archivo de Santiago Abascal conversanso con el socialista José Zaragoza en los escaños del Congreso. Efe

Ningún partido político quiere terminar en las dos últimas filas del llamado 'queso' central del Hemiciclo, justo bajo las tribunas de invitados. Pero alguien se tiene que sentar en el denostado 'gallinero' del Congreso de los Diputados. Sí o sí.

En Vox lo tienen claro. Aunque en estos momentos no es la repartición de los escaños el tema que ocupa y preocupa a sus dirigentes, el partido liderado por Santiago Abascal no está dispuesto a que le releguen otra vez a esa zona. Y menos con 52 diputados.

Pusieron pegas en el pasado curso político, pero ahora están dispuestos a interponer recursos.Fuentes de Vox explican a Vozpópuli que el resultado alcanzado este 10-N debería servir para que el resto de formaciones reconduzca su postura y la Mesa les otorgue la ubicación que les corresponde como tercera fuerza del Congreso.

Tras los últimos comicios, Vox se ha garantizado la entrada al órgano rector de la Cámara. Al menos con un asiento

Conscientes de que la decisión dependerá de cómo quede configurada la Mesa y del acuerdo que se pacte al respecto, las mismas fuentes advierten que si se les trata de discriminar -como consideran que se ha hecho a lo largo de la decimotercera legislatura- no dudarán en presentar recursos ante el Tribunal Constitucional.

Además, tras los últimos comicios, Vox se ha garantizado la entrada al órgano rector de la Cámara. Al menos con un asiento. De hecho, la formación podría pugnar por dos puestos, pero esto depende de que no haya un acuerdo entre el resto de las fuerzas para reducir su peso. Así las cosas, y con un acuerdo entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias para formar Gobierno de coalición "progresista" sobre la mesa, ¿a quién le tocará el 'gallinero'? 

Cs, ¿candidato a ocupar el gallinero?

El nombre de Ciudadanos revolotea por el Hemiciclo. La estrepitosa caída del hasta ahora partido de Albert Rivera -que se ha dejado 47 de los 57 diputados alcanzados el pasado 28-A- le señalan como uno de los candidatos.

Sin embargo, el Gobierno aún no está formado -PSOE y Podemos buscan apoyos- y Ciudadanos apela "a la responsabilidad de los socialistas y PP para llegar a un acuerdo moderado y constitucionalista con Cs basado en Pactos Estado".

Una fórmula alternativa al tándem Sánchez-Iglesias también está en el aire. Y con ello, el castigo en el Hemiciclo. En caso de que los naranjas y socialistas acercasen posiciones, cabe pensar que no serían desbancados de las primeras posiciones del centro del Parlamento español, donde se vienen sentando habitualmente.

Fuentes de Vox recuerdan muchas de sus reivindicaciones en el día a día de la vida parlamentaria han sido frenadas alegando derechos consuetudinarios, de usos o costumbres, por lo que no se entendería que una fuerza con 52 escaños, la tercera de la Cámara Baja, terminase en los lugares menos privilegiados: la tradición demuestra que no se ha hecho así.

Constitución de las Cortes

Los diputados y senadores elegidos en las generales de este domingo tomarán posesión de su escaño el próximo 3 de diciembre, el día en que se constituyan el Congreso y el Senado en sendas sesiones plenarias con las que la decimocuarta legislatura quedará inaugurada. Otra cosa es que eche a andar y el recorrido supere al de la pasada. 

La primera tarea será elegir a los presidentes de ambas Cámaras y a los demás integrantes de las Mesas y, después, en una votación secreta con papeleta y urna a los miembros de la nueva Mesa del Congreso, unas votaciones para las que los partidos suelen llegar a acuerdos que pueden ser la antesala de futuros pactos de investidura.

Tras los resultados de este 10-N, todo apunta a que los puestos en el órgano de gobierno de la Mesa se los repartirán PSOE, PP, Vox y Unidas Podemos

Para el cargo de presidente resultará elegido el que obtenga el voto de la mayoría absoluta. Si en la primera vuelta ninguno de los aspirantes lograra dicha mayoría, se repetirá la votación entre los dos con más apoyos y resultará elegido quien obtenga más votos (mayoría simple). En la sesión constitutiva del pasado mayo, la socialista Meritxell Batet logró ser elegida presidenta en la segunda votación, derrotando a Ana Pastor, candidata del PP.

De la misma forma se designarán a cuatro vicepresidentes y a cuatro secretarios, saliendo elegidos los que obtengan mayor número de votos. Hace seis meses esos puestos se repartieron entre PSOE, PP, Ciudadanos y Unidas Podemos, con una vicepresidencia y una secretaría cada uno. Tras los resultados de este 10-N, todo apunta a que los puestos en el órgano de gobierno de la Mesa se los repartirán PSOE, PP, Vox y Unidas Podemos.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba