Elecciones 10-N

La última ofensiva de Vox contra el PP en la recta final de las elecciones

El partido de Abascal ha hecho de su posicionamiento en torno a Cataluña y Franco una seña de identidad con la que distinguirse del resto de fuerzas, pero también de la reducción drástica de altos cargos y organismos

Rocío Monasterio.
Rocío Monasterio.

Vox ha centrado su campaña electoral en meter en el mismo saco a PP, Ciudadanos y PSOE.  "Hablaban de un trifachito, pero eso nunca existió. Lo que existe es un tricentrito deseando ponerse de acuerdo", ha señalado Santiago Abascal en varios de sus mitines.

Vox como única "alternativa patriótica" ante el "consenso progre". En esa línea, el partido ha intensificado su ofensiva contra los populares a cuenta del gasto político y a dos días de las elecciones generales. De hecho, han rebajado la confrontación con Unidas Podemos.

Junto a Franco y Cataluña, el 'tijeretazo' en cargos y organismos se ha convertido en otro buque insignia que les sirve para diferenciarse del resto

La "drástica" reducción del gasto político es una de las medidas que la formación incluye en su programa y la han sacado a relucir tanto en sus actos políticos como en las instituciones en forma de iniciativa parlamentaria.

Junto a su posicionamiento en torno a Cataluña yla exhumación de Franco, el 'tijeretazo' en cargos y organismos se ha convertido en otro buque insignia que les serviría para diferenciarse del resto.

"Que no haya viceconsejerías"

A mediados de octubre, el Grupo parlamentario Vox en la Asamblea de Madrid defendió una Proposición No de Ley (PNL) para eliminar altos cargos y consejerías en el Gobierno de la Comunidad de Madrid. Pero su iniciativa no logró ningún respaldo por parte del resto de grupos.

La portavoz del partido en la Cámara regional, Rocío Monasterio, aseguró que era el momento "de elegir entre el bienestar de los políticos y el bienestar de los españoles" y exigió que "que no haya viceconsejerías, que no haya directores generales".

Vox reclamó la limitación del número máximo de miembros del Gobierno de la Comunidad de Madrid a ocho consejeros -actualmente son 13-, eliminar la figura del viceconsejero y condicionar la existencia del director general a que, al menos, tenga dos subdirecciones generales a su cargo. Los de Abascal también proponían condicionar la existencia del subdirector general a que, al menos, tenga dos áreas a su cargo.

La 'vendetta' de Vox

Los populares calificaron la medida de "extravagante" y aseguraron que la "austeridad" que pedía Vox se traducía en un incremento de los directores, que llegarían a 72, y de los subdirectores, cuyo número en el Gobierno regional ascendería hasta 82.

La vendetta ha llegado este viernes. El grupo parlamentario Vox en la Asamblea de Madrid se ha abstenido en la votación de otra PNL presentada por el Grupo popular para bajar impuestos y reformar el sistema de financiación autonómica.

No será posible bajar impuestos sin recortar en servicios públicos", han señalado fuentes de Vox

"No nos parece serio que el grupo parlamentario del gobierno presente una PNL pidiendo al gobierno, es decir, a sí mismos, que bajen los impuestos sin definir un plan concreto para hacerlo. Antes de bajar los impuestos es necesario elaborar un plan de reducción del gasto político. De lo contrario, no será posible bajar impuestos sin recortar en servicios públicos", han señalado fuentes de Vox.

Según el partido, un ejemplo de plan de reducción del gasto político es la mencionada PNL que presentaron ellos mismos: "Esta iniciativa proponía eliminar cargos políticos que son innecesarios para ahorrar más de 10 millones de euros. El PP, junto al resto de los partidos, votó en contra".

Ataques al PP

Vox incide en que, "una vez más, el PP evidenció que prefiere mantener los sillones para sus miembros que reducir el gasto superfluo para poder hacer una bajada real de los impuestos".

"Si el gobierno quiere realmente bajar los impuestos debería, en vez de prorrogar los presupuestos, elaborar unos nuevos en los que detallen qué impuestos van a bajar, cuánto, y qué gasto político se eliminará para poder hacerlo. Entonces contarán con nuestros votos", advierten en plena campaña electoral.

Vox incluye en su programa "la eliminación de cargos y organismos duplicados, ideológicos o por cualquier otra razón prescindibles"

En su programa para el 10-N, y no es nuevo, Vox incluye "la eliminación de cargos y organismos duplicados, ideológicos o por cualquier otra razón prescindibles". Pide cerrar organismos destinados a crear estructuras paralelas al Estado, las televisiones autonómicas, Consejos Consultivos, Agencias Meteorológicas e, incluso, los Defensores del Pueblo.

Los 'recortes' se extienden al gasto político europeo. La formación también exige eliminar duplicidades y agencias que se inmiscuyan en la soberanía nacional. "Exclusividad del Estado, en lo que se refiere a relaciones internacionales y supresión de toda representación política exterior de regiones o municipios", reclaman.

Asimismo, la reducción del sector público y de sus cargos ha sido una de las condiciones de Vox para desbloquear las cuentas andaluzas del Gobierno de PP y Ciudadanos para 2019 y 2020.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba