Política

PP, Cs y Vox llegan a un acuerdo para las Asambleas de Madrid y Murcia

El secretario general de los populares, Teodoro García Egea, ha asegurado que las Mesas de las dos asambleas regionales tendrán mayoría de centro derecha

Teodoro García Egea.
Teodoro García Egea. EFE

El secretario general del PP, Teodoro García Egea, ha confirmado este martes que existe un acuerdo para la constitución de las Asambleas tanto de Madrid como de Murcia, con Ciudadanos y Vox, con unas Mesas en ambas cámaras que "reflejen el resultado de las elecciones".

En una entrevista en EsRadio, García Egea ha asegurado que las Mesas de las dos asambleas regionales tendrán mayoría de centro derecha, lo que ha sido una "cuestión de todos" los implicados, más allá de que ahora haya que trabajar en un acuerdo para la investidura de los Gobiernos madrileño y murciano.

Por otro lado, la candidata de Vox a la Comunidad de Madrid, Rocío Monasterio, ha confirmado este martes también que hay un "preacuerdo" para la Mesa de la Asamblea de Madrid y ha advertido de que Ciudadanos tendrá que olvidarse del "asquito" que, al parecer, le produce la formación de Santiago Abascal porque este martes mismo se van a sentar a "firmar acuerdos".

En una entrevista en Cope, Monasterio ha indicado que a lo largo de esta mañana se van a sentar y entonces será cuando Ciudadanos pida "formalmente" a Vox sus votos para que el presidente de la Mesa sea el diputado Juan Trinidad, de la formación naranja.

"Hay un preacuerdo que se plasmará hoy por la mañana y es un primer paso que reflejará lo que va a pasar en otras mesas en paralelo", ha indicado Monasterio al ser preguntada por si éste es extensible al Ayuntamiento de Madrid, que se constituye el próximo sábado, 15 de junio. A esta cuestión en concreto ha respondido que no, porque se está negociando en otra mesa.

En este sentido, ha indicado que están "en la misma disposición que el primer día y es una pena que se hayan perdido 15 días". "Esto lo podíamos haber hecho el primer día y nos hubiéramos ahorrado a los madrileños 15 días de tortura de pactos para empezar a hablar de qué se puede hacer", ha entendido. Y es que ha indicado que ella no es "partidaria" de hacer las cosas en el "último momento" pero Vox no lideraba la negociación, ha recordado. "Es algo absurdo, en empresa privada nunca habríamos hecho una cosa así", ha reiterado.

"Asquito" de Ciudadanos

Así, ha indicado que cree Ciudadanos tendrá que cambiar. "Creo que el asquito se van a tener que ir olvidando de él esta mañana (porque) vamos a tener que sentarnos a firmar acuerdos y van a tener que olvidarlo todo y retroceder en sus posiciones", ha aseverado Monasterio, quien ha añadido que "parece ser" que hoy en "algún momento" se sentarán.

Será entonces cuando, ha dicho Monasterio, Ciudadanos "pedirá formalmente los votos de Vox" y ahí esta formación pedirán sus "posiciones en proporción" a sus escaños. "Este es el paso previo pero en este paso previo se acordarán puntos que son preacuerdos para ir a una investidura que incluyan a las tres partes socias: Cs, PP y Vox", ha añadido.

Monasterio también se ha referido al café que tomó el pasado domingo con el candidato de Ciudadanos, Ignacio Aguado. Ha indicado que "simplemente" se lo tomaron para conocerse porque a "pocos días" del cierre del acuerdo de la Mesa no le conocía salvo del debate de Telemadrid y, a su juicio, "es condición necesaria primero conocerse y luego ya sentarse en una mesa a negociar".

Acuerdo en Castilla y León

En general, Pablo Casado ha dado instrucciones para allanar el camino con Ciudadanos hacia los pactos regionales y municipales que ahora están en juego. Las conversaciones se suceden, con discreción. Hay avances y frenazos, pero en muchas zonas el horizonte se despeja.

En Castilla y León, Fernández Mañueco, aspirante a mantener las presidencia en manos del PP, ha decidido ceder a todas las exigencias que le llegan por parte de Francisco Igea, líder naranja en la región. Las condiciones son amplias y de calado: desde el límite de los mandatos en ocho años hasta todo tipo de requisitos de transparencia. El PP puede renunciar a las alcaldías de Burgos y Palencia para conservar el gobierno de la Comunidad. Un cambalache en toda regla, forzado por la posición de firme intransigencia de los naranjas. Todo con tal de no perder esta comunidad histórica, símbolo territorial de los populares.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba