Caso Tándem

Villarejo denuncia una trama para cambiar el voto de los españoles tras el 11-M

El excomisario insinúa que un Estado extranjero diseñó un plan "para condicionar las maleables actitudes y el volátil comportamiento del votante español" en las elecciones de 2004

El excomisario José Manuel Villarejo.
El excomisario José Manuel Villarejo. Europa Press.

El comisario jubilado José Manuel Villarejo, en prisión preventiva desde noviembre de 2017, ha emitido un comunicado en el que denuncia la existencia de una trama que tuvo como finalidad cambiar el sentido del voto de los ciudadanos españoles tras los atentados del 11 de marzo de 2004.

Así lo explica el polémico exagente en un comunicado al que ha tenido acceso Vozpópuli, en el que Villarejo sostiene que puede probar que los servicios de información dejaron de seguir pistas fundamentales para poder descubrir quiénes "planearon el mayor atentado de nuestra historia reciente y que cambió para siempre el curso de los acontecimientos políticos en España".

Villarejo, quién asegura que no hubo voluntad política de que se conociera la autoría intelectual del atentado, asegura que consiguió una documentación que no fue investigada: "Estará en el Ministerio de Interior y con toda seguridad, en los archivos secretos del CNI", completa en la nota.

Opinión pública

Asimismo, el exagente apunta a que unas personas, a las que no identifica, decidieron "lo que debe llegar y lo que no” al conocimiento del juez que instruyó la causa, Juan del Olmo, "y finalmente a la opinión pública".

Al mismo tiempo, indica que un "Estado", al que tampoco identifica, habría diseñado, explica el escrito, "el protocolo de actuación de los atentados del 11-M: Produciendo una ejecución a través de una muy bien estudiada operación de inteligencia cuyo fin último era condicionar -como así ocurrió- las maleables actitudes y el volátil comportamiento del votante español".

Para explicar estos documentos, el excomisario asegura que ha reclamado al juez García-Castellón y al Gobierno la desclasificación de los objetivos de la operación, así como las identidades de las personas que participaron en la misma. Pero también la de los "últimos responsables" del supuesto trabajo de inteligencia policial.

11-M y BBVA

Y sin explicar la relación del 11-M con la supuesta operación dirigida por un Estado extranjero, Villarejo asegura que ha reclamado al juez que solicite al Centro Nacional de Inteligencia (CNI) y a la Dirección General de Policía que remitan todos los informes, elaborados por él mismo y otros funcionarios policiales que guarden relación directa o indirecta con el intento de control del banco por parte de Sacyr.

"Así como las investigaciones realizadas sobre el tráfico de llamadas e interceptaciones telefónicas que se investigan en este caso y quien las obtuvo y quien luego me las facilitó, las actas de las reuniones que mantuve con miembros del CNI sobre el atentado del 11-M y sobre el intento de control del BBVA", completa Villarejo.

En el comunicado, el excomisario se apunta a la tesis conspiranoica del 11-M, y explica que sus informes "servirán para desvelar ante los ciudadanos la verdadera trama detrás del atentado y aún no señalada (ni siquiera mediante sentencia judicial) la autoría intelectual" de los atentados.

El excomisario aprovecha el escrito para insinuar, otra vez si dar nombres, la desaparición de "ingentes cantidades de dinero". En este sentido, Villarejo, que insiste en autocalificarse como "agente encubierto", pese a que ningún juez le había ordenado ese trabajo, ya denunció el supuesto robo de una parte de los fondos reservados destinados al rescate de unos periodistas que habían sido secuestrados.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba