Política

Valenciano renunciará a liderar el Grupo Socialista Europeo si Sánchez no la apoya

Un importante grupo de eurodiputados de varios países la prefiere al alemán Udo Bullmann y ella se ha dado hasta la próxima semana para responder al ofrecimiento, pero Ferraz no la quiere

Elena Valenciano en rueda de prensa
Elena Valenciano en rueda de prensa EFE

Elena Valenciano renunciará a presentar su candidatura a la Presidencia del Grupo Socialista Europeo, en sustitución del italiano Gianni Pitella, si la Dirección Federal del PSOE no la respalda públicamente en los próximos días, según ha sabido Vozpópuli en fuentes próximas a la que fuera vicesecretaria general del PSOE durante el mandato de Alfredo Pérez Rubalcaba.

Tras la 'frialdad' con la que se ha acogido en Ferraz su posible elección -Pedro Sánchez ni ha hablado con ella y Carmen Calvo dijo este viernes: lo primero, unidad y después vendrá "el debate de los nombres"-, Valenciano, quien ahora ocupa la vicepresidencia del grupo europarlamentario, tiene claro que no puede aceptar el ofrecimiento.

Y eso que goza del apoyo de muchos de los 190 eurodiputados del PSE, los cuales ven con alarma la posibilidad de que el alemán Udo Bullmann (SPD), a quien Sánchez parece dispuesto a apoyar, se haga con el puesto. Socialistas de Italia, Portugal y otros países del sur, laboristas británicos -contra Bullmann por viejos contenciosos- y el poderoso lobby de la mujer en Bruselas se juramentaron hace semanas para que un alemán no sea presidente del grupo de los socialdemócratas porque ya hay otro al frente del grupo de los eurodiputados del PP, el bávaro de la CSU Manfred Weber.

Los socialistas europeos apuestan por una mujer y del sur para alejar de sí la imagen de que están entregados a la 'gran coalición' que acaban de firmar en Alemania Ángela Merkel y Martin Schulz

"Como socialdemócratas no podemos ir a las elecciones de 2019 con una imagen absolutamente eclipsada por la gran coalición recientemente reeditada por Ángela Mérkel y MartinSchulz. No nos van a votar. Van a confundirnos a PPE y PSE", es la reflexión que se impuso.   

En ese momento empezó a circular por los pasillos del Parlamento de Estrasburgo el nombre de Valenciano como sustituta de un Pitella que el 4 de marzo aspira a lograr un escaño en el Senado italiano en las elecciones generales de su país. La ex número dos del PSOE es una histórica del Europarlamento -diputada en dos etapas, de 1999 a 2008, y desde 2014 hasta hoy-, con más bagaje que la portuguesa Maria João Rodrigues o la belga flamencaKathleen Van Brempt

El problema es que, aunque sólo vaya a estar un año como presidenta del grupo, en España formó parte del núcleo duro que se enfrentó a Pedro Sánchez tanto en el Comité Federal del PSOE que le destituyó traumáticamente el uno de octubre, como en las primarias que posteriormente éste disputó a la presidenta andaluza, Susana Díaz. Y él ahora no quiere auparla a un cargo de tanta relevancia porque le obligaría luego a incluirla en la candidatura europea para 2019, en la que pretende hacer una profunda renovación sacándola a ella y a otros nombres como Ramón Jauregui, Enrique Guerrero y José Blanco

Tras su rechazo a la investidura de Jean Claude Juncker (2014), al Tratado de Libre Comercio con Canadá (2017) y a Luis de Guindos, el "no" a Elena Valenciano es el cuarto más 'sonado' del líder del PSOE

Dentro del partido, y al margen de que la ex número dos haya sido susanista, son muchos los cuadros que ponen de relieve la contradicción que supone decir no a una española para darle la Presidencia del Grupo Socialista Europeo "a un alemán de la gran coalición, después de haber dicho no a Luis de Guindos con el argumento de que el PSOE tenía que apostar por una mujer" en la Vicepresidencia del Banco Central Europeo (BCE).     

Lo cierto es que la política europea parece 'atragantársele' a Pedro Sánchez. Su primer y polémico "no" fue para Jean Claude Juncker (2014) como presidente de la Comisión Europea, rompiendo así el pacto continental entre PSE y PPE por el que Juncker accedía a ese cargo y Martin Schulz a la Presidencia del Parlamento Europeo aquel año; en junio del año pasado, el PSOE cambió de postura y pasó de apoyar con reservas el Tratado de Libre Comercio con Canadá (CETA) a oponerse, para no quedar en evidencia frente a Podemos. Y ahora el episodio de Elena Valenciano.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba