Política

El abuso de contratos a profesores visitantes en la universidad alarma a la comunidad educativa

Aunque lo habitual es que los expertos invitados que forman parte del personal docente investigador (PDI) de un centro no pasen de 10, solo entre la Universidad Rey Juan Carlos y la Universidad Carlos III de Madrid suman casi 700

La Universidad Carlos III de Madrid (UC3M)
La Universidad Carlos III de Madrid (UC3M) Achivo/UC3M

La figura del profesor visitante o invitado está cada vez más desvirtuada en la universidad pública española. Se creó para que expertos de reconocido prestigio que formaban parte de la plantilla de alguna institución, tanto del mismo país como de fuera, visitasen una universidad anfitriona con el fin de transmitir su experiencia durante un período de tiempo concreto, pero en algunas universidades de España esta modalidad de contratos anuales, que no requieren concurso público, ha sido aprovechada para hacer fichajes de docentes a dedo

Aunque lo habitual es que los profesores visitantes que forman parte del personal docente investigador (PDI) de un centro no pasen de 10, solo entre la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) y la Universidad Carlos III de Madrid (UC3M) suman casi 700. Según se refleja en el presupuesto de 2018 (página 125), para un total de 40.000 alumnos, la URJC tiene contratados 424 invitados, mientras que la Carlos III cuenta con 256 docentes visitantes en nómina para un total de 21.000 alumnos.

La normativa que regula esta figura es muy clara, pero la usan para enchufar a profesores, tengan prestigio o no, y lo que en principio era una visita termina durando ocho años"

"La normativa que regula esta figura es muy clara, pero la usan para enchufar a profesores, tengan prestigio o no, y lo que en principio era una visita termina durando ocho años. Además, algunos son investigadores recién doctorados de la misma universidad y no de otras", denuncian fuentes docentes de la UC3M. De esta forma, continúan, los supuestos visitantes van engordando sus currículos, sus méritos y acaparando cargos de gestión dentro del centro, lo que después de un tiempo les habilitaría para competir con profesores titulares que sí han sido contratados "legalmente" a través de un concurso.

"De otras universidades"

¿Qué dice la normativa? En su artículo 54, referente a profesores visitantes, la Ley Orgánica de Universidades (LOU) explica que la contratación de profesores y profesoras de este tipo se ajustará a tres reglas. La primera es que el contrato se podrá celebrar con profesores o investigadores de reconocido prestigio de otras universidades y centros de investigación, tanto españoles como extranjeros.

En segundo lugar, la finalidad del contrato será la de desarrollar tareas docentes o investigadoras a través de las que se aporten los conocimientos y la experiencia docente e investigadora de los indicados profesores a la universidad y, por último, el contrato ha de ser de carácter temporal con la duración que se acuerde entre las partes y dedicación a tiempo parcial o completo. Por ello, la incorporación de recién doctorados de la misma universidad como profesores visitantes y la concatenación eterna de contratos está fuera de la norma.

La incorporación de recién doctorados de la misma universidad como profesores visitantes y la concatenación eterna de contratos está fuera de la norma"

Hace tres años, la UC3M lanzó programas "de consolidación de profesorado no funcionario" llamados 4+2 (cuatro años más dos adicionales en caso de evaluación positiva) para estabilizar, según fuentes de la institución que rechazan la iniciativa, a quienes se supone que vienen de "invitados". "El colmo de los colmos", reprochan.

En uno de los documentos que la universidad madrileña ha elaborado para presentar la iniciativa a los profesores de un departamento -y al que ha tenido acceso este diario-, la institución alega que recurren a este piloto porque los efectos de la crisis y de la política del gobierno no han permitido consolidar de forma razonable el profesorado del mismo.

Programas de consolidación

"Desde el año 2012, no se ha convocado ningún concurso de profesor titular (ni de catedrático) lo que ha tenido dos consecuencias fundamentales", señala el texto. Por un lado, apunta, se ha creado una bolsa de profesores acreditados a profesor titular de universidad que, a día de hoy, no tienen una perspectiva clara de consolidación en un futuro cercano.

"El tipo de plazas que se ha usado para contratar a este tipo de personas (fundamentalmente la figura de profesor visitante) no es la más idónea, ya que al consistir en la concatenación de contratos anuales no permite una planificación de la carrera profesional correcta, limita la autonomía del profesorado, e implica otros efectos negativos como son el no poder optar a ser investigador principal en algunos de los Programas del Plan Nacional de I+D+I. Esta situación de visitantes con renovación anual no es deseable y se ha de tender a su desaparición", agregan.

Según defiende la UC3M, con el contrato de larga duración 4+2 los profesores están accediendo últimamente a privilegios hasta ahora sólo reservados a funcionarios como son el poder optar a estancias formativas y a Profesores del Programa de Cátedras de Excelencia. "Este programa se entiende como una vía alternativa de consolidación de plazas de profesorado", celebra.

Tasa de reposición cero

Aunque la Carlos III ha declinado hacer declaraciones sobre el abuso de este tipo de contratos, el presidente de la CRUE, Roberto Fernández, sí se ha pronunciado ante una problemática que además está denunciada desde la Asociación para la Transparencia Universitaria. "El RD 14/2012, de 20 abril, de medidas urgentes de racionalización del gasto público en el ámbito educativo decretó, entre otras medidas, una tasa de reposición cero que impedía reemplazar a los profesores titulares", recuerda.

La CRUE: "La decisión del Gobierno obligó a las universidades a buscar alternativas ante la posibilidad de no tener suficientes docentes para impartir todas las clases ofertadas y no perjudicar así a los estudiantes"

"Esta decisión del Gobierno obligó a las universidades a buscar alternativas ante la posibilidad de no tener suficientes docentes para impartir todas las clases ofertadas y no perjudicar así a los estudiantes. Fue en ese momento cuando la presencia de estas figuras (profesores visitantes), que realizaron una importante aportación al sistema universitario que no se puede obviar, aumentó en muchas universidades", explica.

Según Fernández, tener una sólida plantilla de profesores docentes e investigadores permanentes es lo que las universidades desean, pero la crisis económica, y las medidas decretadas por el Gobierno en su momento, hicieron imposible mantener esa dinámica.

"Las universidades españolas están entre las que menos autonomía real tienen en la UE, según los informes de la European University Association. Y, precisamente por este motivo, se ha reclamado al Parlamento una nueva Ley de Universidades que permita hacer frente a la próxima crisis de una manera más eficiente", declara.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba