"Nos encontramos con la existencia de una nueva fundación en la familia Pujol. En este caso nos referimos a la denominada Fundación Paty, en la que figura como primer beneficiario el propio Josep Pujol Ferrusola". Los investigadores de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) han desvelado una nueva arista en el entramado de sociedades, cuentas, acciones y propiedades de la familia del expresidente de la Generalitat de Cataluña. Y lo han plasmado en un informe, al que ha tenido acceso Vozpópuli, con fecha del 11 de septiembre y dirigido al titular del Juzgado Central de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional, a cargo del caso Pujol

Los agentes han determinado, tras acceder a varios documentos, que en la dirección de esta nueva fundación figura la sociedad panameña Gesfund Inc, constituida el 11 de junio de 1999, con domicilio el sito en la calle 52, número 17 de Bella Vista, Panamá.  El "primer beneficiario" es Josep Pujol Ferrusola, según una declaración que data de junio de 2002. Los apoderados son personas vinculadas con las entidades andorranas Neith SL y Advocats i Consultors Associats.

Según las pesquisas, la fundación llegó a recibir una transferencia de 600.000 euros de una cuenta de Andbank a nombre del propio Josep. "Por tanto, queda acreditado que ha inyectado 600.000 euros de una cuenta suya a la fundación de origen panameño", han subrayado los investigadores en el informe enviado al juez José de la Mata. 

El hallazgo parte de una comisión rogatoria internacional emitida por el magistrado "respecto a la cuenta de la entidad financiera Banc Internacional D'Andorra (Morabanc) en la que figura como titular la fundación panameña denominada Fundación Paty".

Ya en verano de 2016, Joan Pau Miquel Prats, ex consejero delegado de la Banca Privada de Andorra (BPA) aseguró ante el juez De la Mata que los hermanos Pujol ocultaron dinero de Andorra usando fundaciones panameñas. Según las declaraciones entonces recogidas por la agencia EFE, la familia se valió de fundaciones para esconder la verdadera titularidad de los fondos, que según los Pujol formaban parte de la herencia de su abuelo, pero que de acuerdo a la Fiscalía tendrían un origen corrupto. 

La Fiscalía pide prórroga

El mismo día que la UDEF presentó al juez De la Mata el informe -en el que detalla el origen y el destino del dinero que los Pujol tienen en Andorra-, la Fiscalía anticorrupción solicitó la prórroga de la investigación del caso Pujol, cuyo plazo de instrucción estaba por vencer.

El ministerio público alegó que todavía había diligencias de prueba solicitadas que no han llegado. Se refería concretamente a dos comisiones rogatorias a Andorra y Luxemburgo. De su resultado, apuntó la Fiscalía, "pudieran derivarse la necesidad de practicar nuevas diligencias".

"Patrimonio desmedido"

Tras siete años de instrucción, desde la Audiencia Nacional se considera probado que los Pujol aprovecharon su "posición privilegiada de ascendencia en la vida política/social/económica catalana para acumular a lo largo de los años un patrimonio desmedido por sus miembros, directamente relacionado con percepciones económicas fruto de conductas corruptas".

Las pesquisas han permitido al magistrado concluir que las facturaciones millonarias realizadas a través de sociedades instrumentales del primogénito de los Pujol "no tienen justificación material alguna" y que el modus operandi "pone de relieve el principio de unidad de caja con el que funciona la familia".