Política

Artur Mas, condenado a devolver 4,9 millones gastados en la consulta del 9-N

El Tribunal de Cuentas ha condenado al expresidente y a sus entonces consejeros a devolver a la Generalitat de Cataluña los fondos utilizados para la organización de la consulta independentista ilegal del 9 de noviembre de 2014

Artur Mas, en un acto en la Universidad Autónoma de Madrid
Artur Mas, en un acto en la Universidad Autónoma de Madrid EFE

El Tribunal de Cuentas ha condenado al expresidente de la Generalitat Artur Mas a devolver 4,9 millones gastados en la organización y celebración de la consulta independentista ilegal del 9 de noviembre de 2014. La sentencia responde a las demandas interpuestas por las asociaciones 'Abogados Catalanes por la Constitución' y 'Societat Civil Catañana' y por la Fiscalía

El departamento 2 de la Sección de Enjuiciamiento también obliga al resto de acusados a pagar a la Generalitat. En concreto, la exvicepresidenta Joana Ortega deberá abonar 865.674 euros; mientras que las responsabilidades de los exconsellers Irene Rigau y Francesc Homs ascienden a 2,8 millones y 1,9 millones; respectivamente. 

"Lo decisivo para apreciar si la actuación de los demandados cumplieron o no los rigurosos estándares de diligencia exigibles a los gestores de fondos públicos es si conocían o habrían debido conocer que su actuación tenía como finalidad que se llevara a cabo el proceso participativo del 9 de noviembre (...) y que dicha finalidad no era conforme a Derecho", señala el fallo. 

Otros ex altos cargos

Además, la sentencia también alude a otros altos cargos del gobierno de Mas en función de sus papeles en el 9-N, como el entonces secretario general del Departamento de Gobernación y Relaciones Institucionales, Luis Bertran, quien deberá hacer frente a un pago de 698.685 euros; la directora de Servicios del mismo departamento, Josefina Valls (81.174 euros); y el director de la Entidad Autónoma del Diario Oficial y de Publicaciones, Jaume Domingo (307.962 euros).

Finalmente, al director de General de Atención Ciudadana y Difusión, Ignasi Genovès, y al secretario general del Departamento de la Presidencia, Jordi Vilajoana, el tribunal les condena al pago de 806.403 euros a cada uno; mientras que el importe a devolver de la directora de Servicios del Departamento de la Presidencia, Teresa Prohias, se reduce a 21.767 euros. 

Para el Tribunal de Cuentas, no cabe duda de que tanto Mas como los demás miembros de su Gobierno demandados no sólo no eran ajenos a las decisiones de gasto público de la Generalitat, sino que eran los "máximos responsables" de estas decisiones. 

"A la vista de su intervención directa en expedientes administrativos con repercusión directa en la gestión de los fondos de la Generalidad, no cabe cuestionar su condición de cuentadantes (...) Tampoco resulta dudosa la vinculación causal entre las actuaciones de estos demandados y la realización de los gastos que han ocasionado el daño a los fondos públicos de la Generalidad", señala la sentencia. 

Inmuebles como garantía

Como medida preventiva, el pasado año el Tribunal de Cuentas ordenó de forma provisional y a la espera del análisis contable el embargo de la vivienda que el expresidente de la Generalitat Artur Mas puso para cubrir la fianza de 5,2 millones de euros que le impuso por el gasto de dinero público en la consulta del 9-N.

Tras consignar 2,9 millones de euros en efectivo, Mas y los exconsellers Francesc Homs, Joana Ortega e Irene Rigau y el ex secretario general de Presidencia Jordi Vilajoana depositaron el pasado 23 de noviembre varios inmuebles como garantía para cubrir dicha fianza.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba