Juicio del procés Trapero se escuda en "malentendidos" al explicar el caos en la Consejería de Economía el 20-S

Dice que se implicó "personalmente" tras recibir la llamada del juez, admite que habló con Jordi Sànchez a instancias de Forn y reconoce hechos violentos como el ataque a los coches de la Guardia Civil

El exjefe de los Mossos d'Esquadra José Luis Trapero ha declarado como testigo este jueves en el Tribunal Supremo en el marco del juicio contra los líderes del procés donde ha achacado a "malentendidos" el caos vivido en torno a la Consejería de Economía el 20 de septiembre de 2017 y en concreto en lo relacionado a la salida de la secretaria del Juzgado, que abandonó el lugar por un tejado por miedo. Decenas de miles de personas se concentraron ese día ante el edificio en protesta por el registro que estaba desarrollando la Guardia Civil.

Preguntado acerca de los hechos violentos de ese día, Trapero ha admitido el lanzamiento de una botella a dos agentes de mediación de los Mossos que fueron confundidos con guardias civiles, el intento de entorpecer la labor de los antidisturbios de la policía autonómica "y, evidentemente, lo de los coches" del Instituto Armado que fueron destrozados.

Se ha escudado en "malentendidos" al hablar del caos que se vivió a la hora de la salida de la secretaria judicial por la noche -después de casi 16 horas de diligencia- ya que ellos pensaban que el registro se iba a alargar por problemas técnicos. No cambiaron esa percepción hasta la llamada a las 23 horas del juez de Instrucción del Juzgado número 13 del que dependía la secretaria judicial, quien le pidió que la sacase del lugar.

Garantizaba la seguridad

El plan que habían establecido era un cordón formado por los propios manifestantes de la ANC y en paralelo otro por antidisturbios de los Mossos. Lo ha descrito como una "cápsula" de seguridad y ha dicho que lo consideraron una opción segura, pero finalmente se retiró al pensar que el registro se iba a retrasar. Ha admitido que la presencia de los agentes de orden público en ocasiones genera problemas entre la masa.

Cuando recibió la llamada del juez, en lugar de establecer de nuevo este cordón, recomendaron la salida por el tejado de la planta segunda del edificio "para ahorrar tiempo". Esa opción, según ha declarado, no la contempló hasta que se lo dijo uno de sus agentes ya por la noche. Ha comentado que a lo largo del día él había preguntado acerca de si existía alguna alternativa a la salida principal y le dijeron que no.

Trapero ha reconocido también que para coordinarse habló en numerosas ocasiones y desde las primeras horas de la concentración con el líder de la ANC, Jordi Sànchez, uno de los acusados, y lo hizo a instancias del entonces conseller y su máximo responsable político, Joaquim Forn, otro de los acusados en el Tribunal Supremo. También ha defendido que se implicó "personalmente" más que en otras concentraciones al haber recibido una llamada del juez y otra del presidente del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, quien le manifestó su preocupación por las imágenes que estaba viendo en la televisión.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba