'Procés'

La Audiencia Nacional rechaza definitivamente enviar la causa de Trapero a Cataluña

Las defensas de César Puig y Pere Soler habían solicitado que se trasladara la causa los tribunales catalanes; finalmente, la sala de apelaciones ha ratificado la competencia de la Audiencia Nacional para enjuiciarle por rebelión

Josep Lluís Trapero a su llegada al Tribunal Supremo.
Josep Lluís Trapero a su llegada al Tribunal Supremo. EFE

Josep Lluís Trapero se queda en la Audiencia Nacional. La Sala de Apelación ha confirmado la decisión de la sección primera de la sala de lo penal; es decir, se ha ratificado competente para celebrar la vista oral contra el mayor de los Mossos d'Esquadra, quien se encuentra acusado de rebelión por los sucesos del 20 y 21 de septiembre frente a la Conselleria de Economía y el referéndum ilegal del 1 de octubre de 2017.

La decisión de este miércoles tiene lugar después de que las defensas de otros dos de los involucrados en el procedimiento -los jefes políticos de los Mossos César Puig y Pere Soler- solicitaran trasladar la causa a Cataluña. El equipo de abogados de ambos procesados alegó que los delitos de rebelión y sedición no fueron incluidos por el legislador entre las materias atribuidas a la Audiencia Nacional. 

La defensa de Trapero acordó no discutir la competencia del tribunal madrileño para juzgarle por el delito de rebelión. Su estrategia se alejó así del resto de causas abiertas tras el proceso independentista catalán, ya que tanto los procesados por el Tribunal Supremo como Puig y Soler cuestionaron la competencia de estos dos tribunales.

El pasado febrero el tribunal ya había insistido, tras la ofensiva de los acusados, en que sus atribuciones no están limitadas a los delitos cometidos por bandas armas o terroristas. Y este miércoles, en un auto recogido por Vozpópuli, se ha ratificado en su competencia para juzgar al mayor.

En aquel auto, el magistrado ponente Ramón Sáez Valcárcel explicaba que tras el golpe de Estado del 23F una Ley Orgánica de 1981 reformó los delitos de rebelión y atribuyó su competencia a la Audiencia Nacional. De ahí que considere que desde ese momento "la Audiencia Nacional fue apoderada por el legislador para conocer los delitos de rebelión".

11 años de prisión

La Fiscalía considera que el mayor de los Mossos diseñó de forma "deliberada" un dispositivo policial que impidió cumplir las órdenes de prohibir las votaciones del referéndum catalán. Por ello, se acusa Trapero, Puig y Soler de un delito de rebelión y se piden penas de 11 años de prisión.

En el caso de Laplana, los fiscales rebajan la pena y solicitan cuatro años de prisión. Según señalan en su escrito de acusación, la intendente no prestó ayuda a los guardias civiles que registraban las dependencias del Govern, por lo que le acusan de sedición.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba