Transparencia Internacional

Transparencia Internacional denuncia que la mitad de los ayuntamientos oculta contratos

Los contratos, el urbanismo y las obras públicas son el punto débil de los ayuntamientos españoles en materia de transparencia. El 49% de ellos no hace públicos sus contratos en la Plataforma de Contratación del Sector Público, advierte la organización Transparencia Internacional.

Fachada del Ayuntamiento de Madrid.
Fachada del Ayuntamiento de Madrid. EP

Los ayuntamientos de Alicante, Barcelona, Bilbao, Gijón, Gerona, Huelva, Las Palmas, León, Logroño, Madrid, Oviedo, Soria y Vitoria obtienen la máxima nota en el Índice de Transparencia de los Ayuntamientos elaborado por Transparencia Internacional. La organización no gubernamental somete a examen a 110 administraciones locales en base a una lista de ochenta indicadores. En la cola de la clasificación se encuentran los ayuntamientos de Almería, Jaén, Orense, Toledo, Tarragona y Badajoz. 

La asignatura pendiente en materia de transparencia de los ayuntamientos es la publicidad de sus contratos públicos. Sólo 56 hacen públicos todos ellos en los términos que dispone la ley. "Es preocupante y a veces vergonzoso que el 49% no publique los contratos en el lugar que le corresponde. Tenemos que conseguir que los consistorios pongan sus contratos en un lugar común para que todos los conozcamos", advierte el presidente de Transparencia Internacional, Jesús Lizcano. Se refiere a la obligación de las administraciones de publicitar sus contratos en la Plataforma de Contratación del Sector Público

En total, son 25 los ayuntamientos que sacan la máxima puntuación en la sexta edición de este índice. "Vamos viendo cómo se van poniendo las pilas y van llegando a estándares muy superiores a los que había hace años. La media ha subido de 85,2 en la anterior edición a 89,7", añade Lizcano. En cualquier caso, "no podemos estar contentos porque el 44% de los ayuntamientos no ha llegado a 90", considerado como el umbral mínimo que deberían alcanzar todas estas instituciones.

En lo que se refiere al área de la Transparencia en las Contrataciones, los ayuntamientos analizados obtienen una nota media de 85,8 sobre 100; y en lo que concierne a la Transparencia en materias de urbanismo y obras públicas logran una calificación media de 86. Obtienen mejores puntuaciones en Transparencia económico-financiera (93,1) y en Transparencia activa (92,7). 

Sin diferencias políticas

La organización TI no percibe, sin embargo, diferencias entre ayuntamientos dependiendo del partido que gobierna. "No se identifica un patrón o un sesgo político", explica el vicepresidente de la Fundación Ortega-Marañón y miembro del Comité de Dirección de TI, Jesús Sánchez Lambás. Tampoco se observan diferencias por el tamaño o la capacidad económico-financiera de los consistorios. "El que quiere ser transparente, lo es", añade.

"El sistema urbanístico español era un sistema incentivador de la corrupción. Daba el monopolio a los alcaldes, había malos controles y había mucha discrecionalidad. Las reformas y la reducción de los incentivos económicos ha hecho que los malos políticos y los malos funcionarios ya no tengan tantos incentivos para corromperse", puntualiza el catedrático de la Universidad Rey Juan Carlos, Manuel Villoria. "El siguiente paso es llegar a la transparencia de fondo, no solo de forma", remata. 

La organización tiene en cuenta para elaborar su ránking la transparencia activa e información sobre la corporación municipal; página web, relaciones con los ciudadanos y la sociedad y participación ciudadana; transparencia económico-financiera; transparencia en las contrataciones, convenios, subvenciones y costes de los servicios; transparencia en materias de urbanismo, obras públicas y medioambiente; derecho de acceso a la información. 

No se identifica un patrón político o económico. El ayuntamiento que quiere ser transparente, lo es"

Jesús Sánchez Lambás, miembro de la dirección de TI

"La transformación que ha experimentado el ayuntamiento de Alicante, no con dinero, sino con esfuerzo y voluntad política, es especialmente significativa", considera Sánchez Lambás. "El cambio más impresionante es el de Jerez. Ha acumulado situaciones llamativas, siendo una especie de segunda Marbella y ahora está como ejemplo de transparencia y buen gobierno", señala. 

La clasificación de TI revela también ligeras diferencias estadísticas dependiendo de si el alcalde es un hombre o una mujer y de si se trata de capitales de provincia o ayuntamientos de otras localidades. Los no capitalinos salen algo mejor parados en materia de transparencia, al igual que los gobernados por mujeres.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba