Madrid

La Torre Metropolitan, la tercera derrota de los más radicales de Ahora Madrid

Los cooperativistas convencidos de que podrán iniciar las obras en el primer trimestre de 2019 después de que se rechacen las alegaciones de los críticos

Imagen de archivo del proyecto.
Imagen de archivo del proyecto. VP

Los cooperativistas del proyecto ‘Metropolitan’, de Cuatro Caminos en Madrid, esperan iniciar en el primer trimestre del próximo año las obras para construir las 400 viviendas que se levantarán en las actuales cocheras de Metro.

Antes, el Ayuntamiento deberá dar respuesta, o incluir, las alegaciones contra el Plan Parcial de la parcela de las cocheras de Cuatro Caminos que se han recibido hasta hace unos días en la concejalía responsable del urbanismo madrileño.

Los técnicos están estos días recogiendo la documentación que han recibido en la propia concejalía, así como la que se ha enviado de otras juntas e incluso la que se llega por correo ordinario. Hasta ayer, había contabilizados 700 escritos, pero continuaba el proceso en el que se calcula que se recibirán alrededor de 2.000.

Sólo las asociaciones críticas con el proyecto de la Torre Metropolitan, la Federación de Vecinos (FRAVM), Ecologistas en Acción, Parque Sí en Chamberi, Asociación vecinal, Corazón Verde de Chamberí, la Asociación Vecinal Solidaridad Cuatro Caminos-Tetuán, Plataforma Salvemos Cuatro Caminos y Madrid Ciudadanía y Patrimonio, presentaron 1.100.

Estas asociaciones criticaron al Ayuntamiento de Madrid por haber abierto el periodo de alegaciones en pleno verano y dar pocos días para estudiar el dossier que tiene más de 4.000 folios.

En el mes de junio la Junta de Gobierno del Ayuntamiento aprobó el proyecto. Esta operación estaba en marcha en 2014 y tenía previsto construir 443 viviendas en los terrenos que Metro tiene en Cuatro Caminos. La llegada de un nuevo equipo de Gobierno ha retrasado cerca de cuatro años el inicio de la construcción.

Finalmente se harán 400 viviendas frente a las 443 al no aceptar la monetización de la cesión del 10% del suelo que exige la Ley. También se aceptaron otras reformas importantes. 

Batalla legal y política

La batalla legal, y política, ha supuesto un enorme desgaste para los cooperativistas que han tenido enfrente a grupos bien relacionados con el sector crítico del Gobierno de Ahora Madrid.

En caso de que se apruebe finalmente la construcción, como parece que se producirá allí por el mes de diciembre, el sector más duro de Ahora Madrid cosechará su tercera derrota urbanística.

La más importante ha sido ‘Madrid Norte’, aprobada por las tres administraciones con correcciones. En el Pleno el Gobierno de Manuela Carmena necesitará, posiblemente, los votos de otros grupos para sacar adelante la antigua 'Operación Chamartín', ya que algunos de sus ediles se oponen.

La segunda derrota fue la construcción de pisos en el antiguo Cuartel de Artillería de Fernández Villaverde. Se opusieron asociaciones y algunos concejales de Ahora Madrid. La construcción de las viviendas sigue adelante, después de haber preservado una zona en la que se encuentra lo que se cree fue un refugio de la Guerra Civil española.

Tras el periodo de alegaciones, la Comunidad de Madrid dará el visto bueno al Metropolitan y se podrían incluir, si el Ayuntamiento lo considera oportuno, algunas alegaciones, una vez que se escuche a los cooperativistas.

Cuando se tengan ya los permisos, el Grupo Ibosa, gestor del proyecto, deberá soterrar las cocheras del Metro, urbanizar la zona, e iniciar la construcción de los tres edificios residenciales. 

Las asociaciones críticas podrían acudir a los tribunales para intentar frenar el proyecto, pero los jueces suelen entonces pedir para paralizar las obras unas fianzas cercanas a lo que cuesta la obra. La inversión total de la operación supera los 110 millones de euros.

Las críticas y los tribunales

Las asociaciones que se han mostrado contrarias al proyecto señalan que el Plan Parcial de Cocheras no cumple ciertos requisitos: excede la altura máxima, no soterra las instalaciones ferroviarias, la losa ajardinada no cumple los requisitos mínimos y la protección del patrimonio es arbitraria, reduciéndose a un par de elementos inconexos. Insisten en que las cocheras son obra del famoso arquitecto Antonio Palacios.

Acusan al Ayuntamiento de “falta de transparencia deliberada” y señalan que “el contenido de las alegaciones colectivas se ha formalizado en tres documentos, separando las alegaciones parciales de las realizadas a la totalidad contra la tramitación y los planes, que entendemos es nulo de pleno derecho”.

Estas asociaciones, según informa Madrid Ciudadanía y Patrimonio, consideran que la ‘Operación Cocheras’ no está bien definida, incurriendo en múltiples faltas o saliéndose del marco legal vigente”. “Consideramos que se debe frenar ahora, y no obligar a la ciudadanía a que se tenga que defender en los tribunales”, añaden.

Los cooperativistas quieren que termine de una vez esta 'pesadilla' y que puedan comenzar las obras en el primer trimestre del año 2019. Afirman que las alegaciones que se han presentado no son muchas, ya que la mayor parte son “corta y pega” de un documento elaborado por las asociaciones críticas.

Cuentan en las últimas semanas con un aliado de última hora como es un ingeniero de caminos independiente, José María Peláez, que desde Somos Chamberí y las redes sociales está combatiendo los argumentos de los críticos. "Soy vecino del barrio y sólo me guía la verdad", dijo a este periódico.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba