NACIONAL

Toni Cantó: "Si el PP no cumple en la lucha contra la corrupción, caerá el Gobierno"

El presidente de la comisión estrella de la legislatura, la de lucha contra la corrupción, advierte de que Ciudadanos estará "vigilando" a Rajoy continuamente y le retirará el apoyo si no desarrolla las medidas pactadas con ellos. Tacha de "irrelevante" la oposición de tierra quemada que plantea Podemos y considera que Espinar ha incurrido en los mismos comportamientos ilícitos que denuncia.

Toni Cantó, diputado de C's por Valencia.
Toni Cantó, diputado de C's por Valencia. Ciudadanos

Ciudadanos aspira a ser el partido protagonista de la política española los próximos años. Considera que el guion del nuevo Gobierno debe ser el acuerdo de investidura que el PP firmó con ellos, pretende hacer valer su posición de bisagra en la Mesa del Congreso y se muestra dispuesto a participar de la geometría variable en el hemiciclo para desarrollar su ideario. También sacará el máximo partido a las tres presidencias de comisiones parlamentarias que ha conseguido, dos legislativas -Presupuestos y Cultura- y una no legislativa, de nueva creación, que puede ser el órgano estrella de la Cámara esta legislatura. La comisión para la auditoría de la calidad democrática, la lucha contra la corrupción y las reformas institucionales y legales será la encargada de dar respuesta a las demandas ciudadanas de regeneración y transparencia, ámbito que todos los partidos aseguran priorizar.

Al frente de la comisión está Toni Cantó (Valencia, 1965), que se propone evitar que el PP y el PSOE la conviertan en un campo de batalla sobre la corrupción que ha afectado a ambos -“ya sabemos lo que ocurrió”- y centrar el trabajo en el campo legislativo. “Los ciudadanos quieren soluciones, que se mejoren los mecanismos de control para que no se repitan las tropelías”, señala en conversación con Vózpopuli en una semana marcada por el anuncio del nuevo Gobierno Rajoy. Cantó no espera de él más que el cumplimiento de las “exigencias” de C’s y asegura que la comisión de investigación sobre la financiación del PP se pondrá en marcha en breve sí o sí. La formación naranja no acepta la postura de los populares, que entienden que el asunto puede estudiarse en la comisión permanente que él preside, y advierte de que alejarse de la hoja de ruta pactada implicaría el fin de la legislatura.

-Ciudadanos luchó mucho por tener la presidencia de la comisión contra la corrupción, que ha recaído en usted. ¿Cuán importante es para su partido dirigirla y guiarla?

-Impulsar es el verbo que yo utilizaría. Por mi corta experiencia en la presidencia, esa es la labor que me va a corresponder porque ninguno de los grandes partidos va a llevar a cabo este trabajo de manera entusiasta. En la política de este país hay más preocupación por seguir echándose culpas unos a otros que por legislar para que nada de lo que ha sucedido pueda volver a suceder. Para mí la preocupación fundamental es que consigamos llevar a cabo un trabajo legislativo y no tanto enredarnos en qué pasó en Andalucía, qué pasó en la Comunidad Valenciana... Es importante que reunamos a la sociedad civil, a expertos para que aporten ideas sobre cómo mejorar el funcionamiento de la administración. Hay grupos que hacen un trabajo irreprochable y hay que escucharlos.

-Para hacer el diagnóstico sobre lo sucedido estos años con la corrupción, ¿no es necesario detenerse en los casos más graves y citar en la comisión a los posibles responsables políticos?

-Nosotros creemos que eso debe hacerse en las comisiones de investigación y ya hemos forzado al PP a aceptar una sobre el casoGürtel. Como presidente de esta comisión, estaré encantado de nutrirme de su trabajo o de sus conclusiones para que desarrollemos una mejor labor, pero insisto: estamos hablando de casos que tienen ya un recorrido histórico y de los que sabemos prácticamente todo. Yo, que soy valenciano, no necesito muchas lecciones para saber qué es lo que hizo el PP en la Comunidad Valenciana, no necesito que vengan más personas a aportar más datos, me los sé de memoria. Creo que lo que nos piden los ciudadanos es que de una vez por todas legislemos porque no tenemos aún los mecanismos que impidan que todo eso vuelva a ocurrir.

-¿Cuáles son esas lagunas que detecta en el ordenamiento jurídico?

-Es necesario legislar para proteger a los denunciantes de corrupción, hacer inelegibles a los encausados, penalizar el enriquecimiento ilícito, que los partidos políticos sean responsables de lo que hacen sus cargos… Estoy seguro de que esto último crearía un nuevo filtro, haría más efectivo el control interno de los partidos. Porque mejorarán la vigilancia en la medida en que se jueguen su patrimonio y su dinero por lo que hagan sus cargos. También quiero que se eviten los indultos a corruptos, que se acabe con los aforamientos… Todo eso no se ha hecho y es fundamental para que las tropelías no se repitan. Para mí lo urgente no es escuchar las versiones de ciertos políticos corruptos porque ya sé lo que hicieron. Lo es legislar para que no se repita lo ocurrido, pero el PP no tiene ninguna voluntad de hacerlo y el Partido Socialista tampoco, por lo que vemos que hacen donde gobiernan.

"Hay que proteger a los denunciantes de corrupción, hacer inelegibles a los encausados y penalizar el enriquecimiento ilícito"

-¿Por la comisión desfilarán entonces solo expertos y asociaciones cívicas?

-Depende de la mesa. Mi intención es esa, pero luego veremos si algunos deciden convertirlo en otra cosa para la que están mejor capacitadas las comisiones de investigación.

-El PP ya ha deslizado que esta comisión puede asumir el tema de su presunta financiación ilegal, que sería redundante crear una comisión de investigación solo para ese tema…

-En este sentido yo estoy muy cómodo: tenemos un acuerdo y unas exigencias aceptadas y firmadas por el PP. Ahí se dice bien claro que se debe crear una comisión de investigación sobre su financiación irregular. Lo va a tener que cumplir sí o sí.

-O sea que veremos en breve la constitución de esa comisión de investigación.

-Es una de nuestras exigencias. Y no tiene nada que ver con la comisión permanente que presido. Podrán decir lo que quieran, pero el PP en ese tema no es libre para hacer lo que le dé la gana. Si fuera por libre, no tendría nuestro apoyo para seguir gobernando, caería el Gobierno. Es así de claro. Estamos en un momento importante, vienen unos meses donde estaremos muy vigilantes y obligando al Gobierno a cumplir.

-Esa comisión podría aprobarse en cualquier caso, aun sin el apoyo del PP.

-Claro. Si lo bonito de esta época que viene es que hay varias posibles mayorías en el Congreso, y se le puede obligar al Gobierno a hacer cosas que no desee.

Financiación de los partidos

-¿Cuál va a ser el modus operandi de la comisión, cómo se va a organizar el trabajo?

-Yo he propuesto abrir una subcomisión para llevar a cabo un dictamen en el que se trabajará durante seis meses para llevarlo luego al pleno y aprobarlo. La idea es que esa subcomisión trate dos temas importantes por periodo de sesiones y ahora en lo que estamos es en cerrar por dónde empezar.

-La protección al denunciante y dotar de más transparencia a la contratación pública parecen ser prioridades de otros grupos. ¿También para Ciudadanos?

-Nosotros querríamos que se priorizara también una regulación más ambiciosa sobre la financiación de los partidos, pero hay que llegar a acuerdos, amoldarse. Como presidente puedo proponer e impulsar, pero luego decide la mayoría.

-¿Qué cree que hay que cambiar en el tema de la financiación de los partidos?

-Yo quiero que todo sea transparente. Los partidos políticos deben tener financiación pública y que la privada que reciban sea completamente transparente. También hay que imponer la responsabilidad patrimonial por los agujeros que creen miembros de sus filas. Y luego hay muchos más asuntos urgentes, como los que citabas de la protección del denunciante de corrupción o la independencia de los reguladores. La comisión tiene que tratar el papel del Banco de España, de la CNMV, la falta de medios de la Justicia, a la que hay que darle independencia pero también más recursos… Para mí la lucha contra la corrupción tiene que ver con lo que nos han robado, pero también con los efectos que ha provocado en la ciudadanía. La desafección, el alejarse de la política, el asqueo e indignación que ha levantado.

"Quien debe recibir una vivienda protegida no es alguien del perfil de Ramón Espinar, eso está clarísimo"

-¿Y también el consiguiente ascenso del populismo?

-Claro, pero aquí la bandera de la regeneración y la transparencia también explica la consolidación de nuestro partido. Lo que pasa es que nosotros no creemos en las soluciones populistas, esas que provienen de los que se dicen más puros que nadie y luego se ve que ni mucho menos es así. Estos días ha vuelto a demostrarse. Así que seamos útiles a los ciudadanos articulando cambios legislativos, que es la lucha efectiva. Lo del señor Espinar demuestra que él es como aquellos a los que denuncia, pero a mí lo que me importa del tema es que sale a la luz otra brecha de corrupción: las viviendas protegidas. Como ciudadano, lo que me preocupa es que quien debe recibir una vivienda protegida no es alguien del perfil de Ramón Espinar, eso está clarísimo. No puede ser que una familia como la de Espinar reciba una vivienda protegida por un dedazo, no necesitan ayuda pública para el acceso a la vivienda. Ese sistema está creado para gente de recursos mucho menores a los de Espinar. Con eso ha habido corrupción, porque el dedazo es corrupción.

-Una propuesta que ya está sobre la mesa es la creación de un organismo ad hoc para vigilar y luchar contra la corrupción. ¿No puede hacerse sin generar más burocracia?

-Hablamos de una autoridad independiente que esté vigilando todo esto, tenemos que mejorar la independencia de la Justicia y los órganos reguladores y constitucionales porque se ha demostrado que estaban secuestrados por los partidos. Ni el gobernador del Banco de España, ni la CNMV, ni el Fiscal General han desarrollado la labor de control que debían. Y es porque los partidos los han secuestrado al politizarlos por completo.

-Decía antes que no ve “entusiasmo” en el PP y el PSOE por cambiar eso…

-Sí, pero a mí me da igual que no haya entusiasmo, me importa que cumplan nuestras exigencias. Si lo hacen a regañadientes o con alegría, me es indiferente. No soy tan ingenuo como para creer que les va a generar simpatía hacer determinadas cosas. Les va a costar, pero tienen que darse cuenta de que los tiempos, como decía Dylan, están cambiando. Por eso precisamente deseo que hagamos un trabajo legislativo, que no conviertan esta comisión en un escenario de combate del ‘y tú más’.

Cantó, en los pasillos del Congreso.
Cantó, en los pasillos del Congreso.

Reforma constitucional

-Parte de las conclusiones a las que lleguen pueden requerir una reforma de la Constitución. Parece que Podemos no está muy dispuesto a participar de acuerdos que integren a PP, PSOE y Ciudadanos, ¿podría reformarse la Carta Magna sin contar con un partido al que votaron cinco millones de personas?

-Ellos sabrán qué es lo que quieren, las mayorías necesarias para hacerlo están ahí. Ya se lo dijo Albert a Pablo el otro día: “Tenemos una mala noticia, toca ponerse a trabajar”. Nosotros les estamos esperando.

-¿Se cree el cambio de talante que quiso demostrar Rajoy en la investidura al apelar al diálogo y prometer impulsar grandes reformas de Estado?

-No. Yo creo que lo hará si se lo exigimos. Porque si esa intención fuera sincera, y no obligada por las circunstancias, se hubiera puesto de manifiesto antes. Este trabajo que vamos a hacer ahora se podía haber hecho antes y si no se hizo es porque el PP no quiso, no lo ve necesario. Ahora lo va a tener que hacer porque de ello depende el apoyo a su Gobierno. Y así es como en Ciudadanos demostramos nuestra utilidad, no gritando desde la tribuna o promoviendo manifestaciones.

-Podemos asegura que es una falacia que se pueda gobernar desde el Parlamento.

-Les vamos a demostrar en un plazo muy breve que no es así. El PP va a tener que ir cumpliendo el acuerdo, se va a hacer una comisión de investigación sobre su financiación, se va a impulsar un pacto educativo y se van a ir desarrollando todas las exigencias. O si no, no habrá Gobierno. El tema es que hay quien vive mejor contra Rajoy que implicándose en la labor legislativa. El otro día escuchamos todo lo que dijo el señor Rufián. ¿Va a acudir a la negociación sobre la financiación autonómica o va a seguir diciendo que “Espanya ens roba”? No quieren hacer un trabajo serio, prefieren seguir jugando a lo otro. Pero, ¿qué es más útil para los catalanes: que le mejoren su financiación o seguir con el “Madrid nos roba”?

-En ese discurso, Rufián le aludió también a usted, criticándole su paso de UPyD a Ciudadanos.

-Sí, pero me da igual. Es que Rufián y Podemos son irrelevantes. Ofende quien puede, no quien quiere. Y el señor Rufián a mí es que me da igual, es irrelevante. Yo no le he escuchado todavía hacer una sola propuesta sobre empleo, sanidad, dependencia, pensiones. No le he oído decir ni mu sobre eso. Esa es su forma de concebir la política y para mí eso es la irrelevancia.

-Su intervención tuvo el efecto de unir al PSOE, PP, Ciudadanos y PNV en un aplauso a Antonio Hernando, que defendió la dignidad de su partido frente a los ataques de Rufián.

-En ese momento se señalaron dos bloques, algo para mí preocupante. El bloque constitucionalista y el que le ríe las gracias a Bildu. Me pareció tan alucinante… Retrata clarísimamente a la gente como Rufián o Podemos que aplaudan a Matute y le feliciten por decir lo que dijo. Ojalá algún día empiecen a aplaudir con la misma intensidad a las víctimas del terrorismo.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba