CIS El efecto Tezanos o cómo convertir el CIS en 'Masterchef'

El crecimiento del PSOE y la ventaja de 10 puntos sobre sus rivales siembran dudas sobre el barómetro electoral de julio, el primero que se publica bajo el mandato del sociólogo socialista José Félix Tezanos

Gráfico

Los periodistas que cubren la información del PSOE recuerdan las encuestas que José Félix Tezanos les mostraba antes de las elecciones generales del 2015. No es que fueran opuestas a las que publicaban los grandes medios de comunicación o la prelectoral del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), es que directamente daba la victoria al PSOE. La diferencia entre la expectativa de Tezanos y la realidad de las urnas estaba entre ocho y 10 puntos por debajo. Todo un palo.

El polémico nombramiento de Tezanos como director de CIS -en un primer momento se negó a dimitir como secretario de Estudios y Programas de la Ejecutiva del PSOE- ha contaminado en cierta manera el primer barómetro electoral que se publica bajo su mandato. La encuesta anuncia un vuelco electoral. Pedro Sánchez ganaría las elecciones con el 30% de los votos y casi 10 puntos de ventaja sobre Ciudadanos y PP, que empatan en el 20,4% de intención de voto respectivamente en la segunda posición. Unidos Podemos se desploma al 15,6%.

¿Efecto Moncloa o sesgo en la muestra?

El sondeo, realizado sobre casi 2.500 entrevistas entre el 1 y el 10 de julio, tenía demasiados factores coyunturales como para obviarlos. Sánchez llevaba apenas un mes en la Moncloa tras ganar la moción de censura, mientras que el PP estaba inmerso en la batalla por la sucesión de Mariano Rajoy. Las primarias que dejaron a Pablo Casado y Soraya Sáenz de Santamaría como únicos aspirantes a la presidencia del PP se celebraron el 5 de julio. Casado ganó el congreso extraordinario del PP a la ex vicepresidenta el 21 de julio.

Algunos expertos han visto en este sondeo la mano de Tezanos en la cocina. Un 'Masterchef' en toda regla, en palabras de un veterano socialista. El dato que citan para justificar el sesgo tan favorable al PSOE es el llamado recuerdo de voto. Es una pregunta en la que el encuestado debe responder a qué partido votó en las últimas elecciones. En el barómetro, hay ocho puntos de diferencia a favor del PSOE. Es decir, que en función de las respuestas obtenidas en el sondeo el PSOE debería haber logrado un 30% de los sufragios el 26-J, cuando en realidad obtuvo el 22,6%.

¿Esto qué significa? Narciso Michavila, presidente de la empresa de encuestas GAD3, ha denunciado en Twitter que "el campo de este barómetro está muy sesgado. Demasiado". Michavila entiende que las personas entrevistadas son más favorables al PSOE y que el resultado está, por lo tanto, distorsionado. El responsable de GAD3 ha asegurado en las redes sociales -horas antes incluso de la publicación del CIS- que estos ocho puntos son un error recurrente en los sondeos realizados por Tezanos en el pasado.

PP y Ciudadanos han expresado dudas sobre la encuesta. Los populares, por ejemplo, han subrayado que está desfasada porque no tiene en cuenta la elección de Casado. El PSOE ha querido desligar los buenos datos del fichaje de Tezanos como director del CIS. "El equipo técnico, que es quien elabora el barómetro, no ha cambiado, solo el director”, ha dicho Adriana Lastra. La portavoz socialista en el Congreso ha puesto el foco en que los socialistas son primeros en los datos sin “cocina”: voto directo y simpatía, apoyo en todos los tramos de edad y en las mujeres.

Lastra tiene efectivamente razón. El PSOE lidera claramente la intención directa -dato sin cocina- con casi un 24% de intención de voto. Pero en este caso, los sociólogos críticos vuelven apelar a que la simpatía por el PSOE expresada por los encuestados es del 23,5%. En su opinión, el campo está sesgado.

El PSOE, en el 38% sin cocina

No todo el mundo comparte la opinión de Michavila. El politólogo e investigador Pepe Fernández Albertos ha asegurado que sin la "cocina", el PSOE podría estar en un 38% de intención de voto. En su opinión, el problema del sesgo de la muestra "se da siempre en diferentes grados".

"Es una encuesta hecha en un período coyunturalmente bueno para el PSOE y sus afines tienen más ganas de contestar que en otros momentos y salen sobrerrepresentados en la muestra", ha explicado en Twitter. "Todo apunta que la cocina no es la responsable de la buena estimación que da el CIS al PSOE (los datos duros de intención directa de voto en la encuesta son muy altos)".



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba