Política

Las urnas castigan la estrategia de Teresa Rodríguez y minan su posición frente a Iglesias

La apuesta de concurrir junto a IU y hacer una campaña netamente andalucista de confrontación con el 'susanismo' empeora los resultados de 2015 y les coloca como cuarta fuerza en la Cámara andaluza

La candidata a la presidencia de la Junta de Andalucía por Adelante Andalucía, Teresa Rodríguez
La candidata a la presidencia de la Junta de Andalucía por Adelante Andalucía, Teresa Rodríguez EFE

La coalición de Podemos e Izquierda Unida no cumplió las expectativas marcadas y el resultado de las urnas dejó dañada la posición de la candidata da la Junta, Teresa Rodríguez. Los electores colocaron este domingo a Adelante Andalucía como cuarta fuerza parlamentaria, con 300.000 votos menos que en 2015 y con sólo cinco diputados más que el partido de ultraderecha Vox

La plataforma de izquierdas se dejó tres escaños con respecto a los anteriores comicios donde, por separado, Podemos consiguió 15 puestos e IU logró 5 (su peor resultado histórico). Ahora, el tándem de Rodríguez con Antonio Maíllo se ha visto derrotado por la irrupción del partido de Santiago Abascal y no podrá siquiera marcar el paso a un Ejecutivo de Susana Díaz frente al que querían erigirse como "alternativa". 

De puertas para afuera, en los últimos lances de la campaña se llegó a hablar de "dar la sorpresa". Pero este domingo, los líderes de Podemos e IU se toparon con una subida de la abstención y con el batacazo de los socialistas. Los de Susana Díaz perdieron 15 escaños con respecto a las anteriores elecciones. 

Aunque Podemos e IU hubieran mantenido su anterior resultado, tampoco hubieran podido dar apoyo a un gobierno del PSOE. Serán PP -con 26 diputados- y Ciudadanos -con 21- quienes se disputen la Presidencia de la Junta tras casi cuarenta años de socialismo.

Rodríguez dijo no estar tan preocupada por su pérdida de escaños sino por lo que pueda pasar en Andalucía "a partir de mañana", en referencia a la posibilidad de que los partidos de derechas sumen sus apoyos y formen gobierno. Así que la estrategia de los morados no puede más que virar de le alternativa al 'susanismo' al muro frente a la ultraderecha. 

Posición interna

A nivel orgánico, el escenario deja tocado el liderazgo de Rodríguez, una de las cabezas visibles de la tercera corriente de Podemos -Anticapitalistas-. Un buen resultado hubiera reforzado su figura como contrapeso al 'hiperliderazgo' de Iglesias, la desaparición progresiva de los críticos y la deriva centralista del partido morado. 

La dirigente gaditana ganó la batalla de presentarse con un sujeto político nuevo, en cuyo nombre no aparece la marca del partido morado. Una estrategia que le generó fuertes tensiones con la dirección estatal. Rodríguez quería seguir peleando por ganar cuotas de autonomía para la organización que dirige. Pero con el resultado de este domingo, no tendrá la misma fuerza para poner sus exigencias sobre la mesa. 

Este mismo lunes concluye el plazo para presentar las candidaturas a las primarias convocadas de manera urgente por Iglesias para blindar su candidatura a la Presidencia del Gobierno y elegir las listas para el Congreso y el Senado ante un eventual adelanto electoral. El sector anticapitalista -crítico con las prisas con la que se ha convocado el proceso interno- estudiaba presentar una lista alternativa a la de la corriente 'oficialista'.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba