Política

El TSJC ordena a tres colegios catalanes preservar la identidad de las familias que piden educación bilingüe

Los magistrados piden al Departamento de Enseñanza que cambie el modelo lingüístico en tres escuelas para que los hijos de seis familias que defienden la educación bilingüe reciban el 25% de las clases en castellano

Pintada frente a uno de los colegios en Cataluña.
Pintada frente a uno de los colegios en Cataluña. Efe

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha ordenado por primera vez a tres colegios catalanes preservar la identidad y la intimidad de las familias y los alumnos que han interpuesto recursos en defensa de la educación bilingüe, según informa la Asamblea por una Escuela Bilingüe (AEB) y consta en un auto al que ha tenido acceso este diario.

Las resoluciones de los magistrados responden a las denuncias de seis familias que pedían más castellano para sus hijos en el colegio. Como ya ha ocurrido en anteriores ocasiones, la Justicia obligaal Departamento d Enseñanza a cambiar el modelo lingüístico de los centros que, en este caso, se ubican en Barcelona y Tarragona. Como novedad, los dictámenes judiciales incorporan la mencionada orden de salvaguardar la identidad de los alumnos.

El TSJC reitera en sus seis autos -que afectan a tres escuelas- la doctrina por la que se reconoce el derecho de los recurrentes "a que el castellano se utilice también como lengua vehicular en el sistema educativo de la Comunidad Autónoma de Cataluña".

La Generalitat deberá adoptar cuantas medidas sean precisas para adaptar su sistema de enseñanza a la nueva situación creada por la declaración de la Sentencia 31/2010 del Tribunal Constitucional que considera también al castellano como lengua vehicular de la enseñanza en Cataluña junto con el catalán.

La orden de preservación de la identidad recoge la petición expresa de protección que han formulado las familias que defienden la educación bilingüe desde 2015

Los alumnos recibirán como mínimo el 25% de las clases en castellano. La resolución del TSJC obligará de esta forma a impartir un mínimo de 6,25 horas -de las 25 semanales- en castellano, lo que supone usar el castellano "además de en el área, materia o asignatura correspondiente a su aprendizaje, en otra área, materia o asignatura no lingüística curricular de carácter troncal".

La orden de preservación de la identidad y la intimidad de los padres y alumnos que defienden la educación bilingüe recoge la petición expresa de protección que han formulado las familias desde los incidentes acontecidos en la ciudad de Balaguer en septiembre de 2015.

Ese año, una familia se vio obligada a abandonar el colegio de la localidad después de sufrir el aislamiento del profesorado, autoridades y vecinos de la localidad por haber pedido más castellano en la escuela.

En resolución de 22 de noviembre de 2016, el Síndic de Greuges se vio obligado a requerir al Departamento de Enseñanza que aprobara un protocolo destinado a proteger la intimidad de los niños cuyas familias solicitasen la educación bilingüe. Hasta la fecha este protocolo no ha sido elaborado y tampoco consta a la AEB que el Síndic de Greuges haya reiterado su petición.

En marzo de 2018, el TSJC dictó sentencia y reconoció el derecho de la madre denunciante "a que sus hijos reciban, junto con sus condiscípulos, una enseñanza que incluya el castellano como lengua vehicular, fijando la presencia mínima del castellano en un 25%".

.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba