PSOE

Susana Díaz y Ximo Puig plantan al Comité Federal de Sánchez para no legitimar su "nuevo PSOE"

Ni la presidenta andaluza ni el valenciano estarán el sábado en el Comité federal que blinda su poder, y Page le avisa: "El objetivo es ganar al adversario político y no buscar adversarios dentro"

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez.
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez. Efe
Habitualmente Susana Díaz no quiere hacerse la foto con Pedro Sánchez y, en esta ocasión, en la que se trata de que el Comité Federal se haga el "harakiri", en palabras de un veterano del PSOE, menos. Así que la presidenta de la Junta de Andalucía ha anunciado que este sábado no asistirá en Aranjuez (Madrid) a la reunión del máximo órgano entre congresos que va a ratificar el nuevo reglamento de primarias. Como tampoco estará el presidente de la Comunidad Valenciana, Ximo Puig, otro de los críticos, según ha confirmado Vozpópuli en fuentes de su entorno.
Díaz ha excusado su presencia porque ese día tiene "agenda institucional". Según han informado fuentes socialistas, en diciembre cerró su participación en una cena con la asociación de discapacitados 'Abriendo caminos', en la localidad jiennense de Mengíbar. Hasta allí viajará la mandataria andaluza en la mañana del sábado desde Barcelona, vía Granada y sin pasar por Aranjuez, después de haber recibido en la noche del viernes en la Ciudad Condal el premio del Día de Andalucía en Cataluña que le ha otorgado la Federación de Entidades Culturales Andaluzas en Cataluña (Fecac).
Fecac reconocen en ella "su capacidad de liderazgo y de proximidad a las inquietudes de los ciudadanos, así como el apoyo que dispensa a la cultura de la comunidad andaluza fuera de su territorio", según una nota de la citada asociación.
En el caso de Ximo Puig, su ausencia en Aranjuez se debe a que la agenda institucional del mandatario valenciano "está cerrada con bastante antelación" y le es imposible acudir a Aranjuez, se asegura a este periódico desde la Presidencia de la Generalitat Valenciana.

Los barones críticos con Sánchez se mantienen desde hace meses en modo 'silencio' para no darle el "enemigo interno" que, creen, le reforzaría ante la militancia socialista

No es ningún secreto el distanciamiento de ambos barones con Sánchez desde hace años, agravado con ocasión de las primarias que el hoy secretario general socialista ganó a su histórica rival. Luego de aquel 39 Congreso, en los congresos regionales, Sánchez intentó ganarles poder territorial. Y perdió.
Y aunque tanto Susana Díaz como Ximo Puig llevan más de medio año en modo de silencio orgánico, para evitar darle a Sánchez el "enemigo interno" que, creen, necesita para sobrevivir, eso no significa que compartan su estrategia de oposición. No quieren participar este sábado en la entronización de un modelo de partido que, básicamente, anula el poder al Comité Federal y los Comités Provinciales, para dejarlo en manos de Sánchez y su Ejecutiva Federal con la "excusa" del "nuevo PSOE de los militantes".
Para los críticos, el nuevo reglamento que desarrolla los Estatutos del PSOE es un "monumento al cesarismo" ganador de las primarias hace nueve meses. Introduce la obligación de consultar a las bases, con carácter vinculante, los acuerdos de gobierno que se sellen a todos los niveles (municipal, autonómico y estatal), así como los pactos de investidura que supongan dar el gobierno a otro partido distinto al PSOE.
También se otorga a la militancia la potestad para revocar a un secretario general. Aunque el Comité Federal pueda iniciar el procedimiento para destituir a un líder, sólo la militancia en una consulta podrá hacer efectivo su cese o, por el contrario, impedirlo. Este cambio supone blindar el liderazgo de Sánchez, quien hoy por hoy tiene a la militancia a su favor.

"En principio", el presidente de Castilla-la Mancha tiene previsto asistir al Comité Federal; la balear Armengol no; los únicos que han confirmado sus asistencia son el extremeño Vara y el aragonés Lambán

Está previsto, que el Comité Federal también debata sobre el calendario de primarias para elegir a los candidatos a las elecciones municipales y autonómicas de 2019. La Ejecutiva Federal tiene previsto solicitar la autorización del Comité para poder negociar con cada territorio un calendario singularizado, que se ajuste a sus intereses.
El presidente castellano-manchego, Emiliano García-Page, otro de los habitualmente críticos con el secretario general, tiene previsto "en principio" asistir al cónclave de este sábado en Aranjuez, se asegura a Vozpópuli desde su entorno, pero este martes lanzó un mensaje a Sánchez: "El objetivo de la dirección del partido es ganar al adversario político y no buscar adversarios dentro".
De momento, el único presidente autonómico que ha confirmado su asistencia al cien por cien es el extremeño, Guillermo Fernández Vara, el único que forma parte de la Ejecutiva que formó Pedro Sánchez en el 39 Congreso. Es coordinador del Consejo Territorial. Y quien no estará tampoco el la balear, Francina Armengol, quien el sábado acudirá, a las 12.00, al pleno de investidura de Gori Estarellas como nuevo alcalde de Llucmajor, quien sustituirá en el cargo a Bernardí Vives por el pacto de gobierno entre PSIB, PI y MÉS.
Quien sí va a estar en el Comité Federal este sábado es el presidente aragonés, Javier Lambán, otros de los historicos críticos con pedro Sánchez, según confirma él mismo a Vozpópuli

Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba