Susana Díaz

Susana Díaz rechaza un tándem con Patxi López con ella de candidata

Patxi López de secretario general y Susana Díaz de candidata. Es la combinación que manejan algunos barones socialistas para recuperar la unidad en el PSOE, vista con desagrado por la presidenta andaluza.

Susana Díaz, en un acto del PSOE en Jaén
Susana Díaz, en un acto del PSOE en Jaén EFE

La gestora que preside Javier Fernándezva a necesitar bastantes meses para conseguir un congreso pacífico que acabe con la interinidad abierta en el partido el pasado octubre. Pero, sobre todo, va a tener que echar mano de grandes dosis de imaginación para evitar el choque de trenes al que puede abocar una competición en primarias entre Susana Díaz y Pedro Sánchez. De este bombeo de ideas ha nacido la propuesta de que el exlendakari Patxi López y la presidenta andaluza formen una especie de tándem, el primero como secretario general y la segunda como futura candidata a las próximas elecciones. Díaz recela de esta apuesta porque la ve contraria a sus intereses.

A Susana Díaz le gustaría ser candidata siempre que primero pudiera controlar el partido desde la secretaría general

El primero en disparar en esta dirección ha sido el expresidente de Castilla-La Mancha José María Barreda. No ha puesto nombres, pero defiende que una salida idónea para superar el bloqueo sería construir una bicefalia en la que el secretario general del PSOE fuera diferente al candidato. Algunos en el partido creen que Barreda ha hablado por boca de Patxi López para conseguir el cese de hostilidades entre quienes apuestan sin ambages porque Susana Díaz acapare todo el poder interno en la organización y quienes consideran que sería prudente ponerle contrapesos. En ello parecen estar buena parte de los barones que estuvieron más enfrentados a Pedro Sánchez.

Tanto López como Díaz se enfrentan a la dificultad de desconocer lo que pasa por la cabeza de Pedro Sánchez. Hace mes y medio, ambos creían que estaba a punto de arrojar la toalla. Sin embargo, sus recientes apariciones en la Comunidad Valenciana y en Andalucía, ambas contraprogramadas por la gestora, parece que le han dado alas, sobre todo cuando la presidenta andaluza ha dejado patente su debilidad teniéndose que vincular a la rehabilitación de alguien tan desprestigiado dentro y fuera del partido como José Luis Rodríguez Zapatero.

La incógnita de Sánchez

“A nivel interno de la organización lo que se ha evidenciado es que hay barones que forzaron la caída de Sánchez y que ahora recelan de Susana. Es posible que ella no dé un paso adelante hasta que Sánchez no aclare sus intenciones”, afirma un diputado socialista que fue afín a este último y ahora colabora en el grupo parlamentario aceptando las órdenes que llegan de la gestora.

A Susana Díaz, según fuentes de la federación andaluza, no le hace ninguna gracia un reparto de responsabilidades como el que propone Barreda porque la candidatura electoral no le garantizaría por sí sola el control interno del partido, algo que sí podría llegar a conseguir López desde la secretaría general. Está claro que la lideresa del sur lo que querría es hacerse con ambos puestos, pero sin tener que luchar por ellos en elecciones internas siendo, por tanto, la única aspirante a estos encargos.

"No hay mirlos blancos y tenemos que jugar con las ambiciones ya conocidas", aseguran fuentes de la gestora socialista

“Tenemos que rendirnos a la evidencia de que no hay mirlos blancos en el partido y que, por lo tanto, habrá que jugar con las ambiciones  ya conocidas. Eso nos obligará a retrasar el congreso el tiempo que haga falta para evitar que agrave las heridas y a explorar todas las posibilidades de pacto que hay entre las distintas facciones”, asegura una fuente cercana a la gestora.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba