Cataluña

Suiza rechazará la extradición de Gabriel: "A primera vista es un delito político"

Revés de la autoridad judicial helvética, que rechaza una extradición de la exdiputada de la CUP que el juez Llarena no ha pedido y siembra las dudas sobre: si las autoridades españolas la acusan de delitos políticos

Anna Gabriel (CUP)
Anna Gabriel (CUP)

La decisión del juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena de pedir una orden de detención para Anna Gabriel no ha sido correspondida desde Suiza. El Gobierno suizo ha dicho este miércoles que "a priori" el caso de la dirigente de la CUP parece estar ligado a delitos políticos que en Suiza no tienen base jurídica, por lo que una eventual solicitud de extradición o de asistencia jurídica por parte de España sería probablemente rechazada.

No obstante, una eventual solicitud por parte de España a Suiza "debería ser analizada con precisión", subrayó Folco Galli, portavoz del Departamento de Justicia, quien recalcó que hasta el momento no ha llegado ninguna petición a dicho Departamento (Ministerio).

"En virtud de la base jurídica que rige la colaboración de asistencia legal entre Suiza y España (...) Suiza no autoriza, como la mayoría de los demás Estados, ninguna extradición ni tampoco ninguna otra forma de ayuda jurídica por delitos políticos", señaló.

Galli precisó este miércoles que incluso si el delito por el que se le investiga a Gabriel en España fuera igualmente considerado un delito en el Código Penal suizo tampoco sería posible su extradición: "Aún cuando el examen de una eventual solicitud de detención o de extradición arrojara que los delitos de los que se le acusa a Anna Gabriel también los fueran en Suiza (...) una extradición a España no sería posible", dijo Galli.

Añadió que, "según las informaciones de medios de comunicación, a priori se trataría de delitos políticos de los que se acusa a la política catalana", y que "por tanto Suiza no tramitaría una eventual solicitud de extradición ni tampoco una petición de asistencia judicial".

Solo los crímenes contra la lesa humanidad, genocidio, crímenes de guerra y actos especialmente reprobables como un secuestro de un avión o la toma de rehenes no son considerados delitos políticos.

Lo único comparable con el delito de rebelión en el Código Penal suizo es el artículo 265 sobre crímenes o delitos contra el Estado y de alta traición, que establece "una pena privativa de al menos un año"

Lo único comparable con el delito de rebelión en el Código Penal suizo es el artículo 265 sobre crímenes o delitos contra el Estado y de alta traición, que establece "una pena privativa de al menos un año" para aquel que cometa actos tendentes "a modificar por la violencia la Constitución helvética o la Constitución de un cantón".

Lo mismo se aplica para quienes "derroquen por la violencia a las autoridades políticas instituidas por la Constitución o les impida mediante la violencia ejercer su poder" o "separen con violencia una parte del territorio suizo de la Confederación Helvética o una parte del territorio cantonal de un cantón".

El juezLlarena ha dictado la orden de detención para Gabriel este miércoles. Así, ha respondido, en parte, a las solicitudes presentadas por la Fiscalía, la Abogacía del Estado y la acusación de Vox, pero no sigue el criterio en el que solicitaban la orden de detención internacional. La reacción de la exdiputada de la CUP ha sido calificar la decisión de pedir su extradición para declarar como una evidencia de que al independentismo se le "persigue por una situación política".

Llarena, conforme a lo establecido en artículo 487 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, ha subrayado que la incomparecencia de Gabriel en el Supremo, "sin alegar causa legítima que se lo impida, puede convertirse en orden de detención".  Asimismo, informa a las partes personadas que se podrá interponer recurso de reforma y/o apelación en un plazo de tres días. 

Dispuesta a pedir asilo en Suiza

Gabriel debía comparecer este miércoles ante el Tribunal Supremo como investigada por rebelión en la causa abierta por el proceso independentista en Cataluña, pero anunció en un diario suizo que no lo hará.

En una entrevista en la radiotelevisión pública francófona, Anna Gabriel dijo que está dispuesta a pedir asilo en Suiza, aunque asume que el juez que instruye el caso pueda pedir mañana mismo a Berna su extradición.

Ella y su abogado en Suiza, Olivier Peter, consideran que una solicitud del juez sería "ilícita".

En una entrevista en la radiotelevisión pública francófona, Anna Gabriel dijo que está dispuesta a pedir asilo en Suiza

Argumentan que está siendo "perseguida por motivos políticos" en España y que "no recibiría un juicio justo" e imparcial en ese país.

Gabriel, que habla perfectamente francés y de momento solo ha hablado con medios suizos, afirmó que si se queda en Suiza intentará reanudar su carrera académica, ya que ha sido profesora de Derecho en Barcelona, y que si España solicitara su extradición "solicitaré asilo político" en el país alpino.

El caso de la etarra Txapartegi

Su abogado, especializado en derecho penal y en la defensa de los derechos fundamentales ante instancias internacionales como la ONU y el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, formó recientemente parte del equipo legal de la etarra Nekane Txapartegi.

La exconsejal de HB en Asteasu fue detenida en Zúrich en 2016, a donde había huido en 2009 de la Justicia española, que la había condenado en 2007 por un delito de integración en ETA.

Txapartegi pidió asilo en Suiza aduciendo que la confesión en la que se basó su condena le fue extraída "mediante tortura" y que era una perseguida política, pero Suiza rechazó sus argumentos y autorizó su extradición.

Sin embargo, finalmente no fue extraditada porque la Audiencia Nacional dejó sin efecto, por prescripción, la condena.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba